HBO nos trae una serie interesante que le dedica el tiempo adecuado y perfecto para presentarnos un universo extraño imperfecto y distópico, creo que la serie funciona como una de las últimas películas adaptadas de los cómics, me refiero a películas como Logan y Joker que si bien están basadas en cómics de superhéroes, no vemos los clásicos trajes de spandex entallados o al supervillano que quiere destruir el mundo en el cual también habita, si no que funcionan como una historia apartada de su naturaleza pero respetando su esencia y material original, así Watchmen de HBO, funciona como una adaptación de los personajes creados por Alan Moore y Dave Gibbons, funciona no como una calca de su contraparte en los cómics, sino como algo totalmente nuevo y atrevido, y digo atrevido para esta época en que los productores buscan material fácil y que parta meramente de la nostalgia e historias que ya hemos visto en los 80.

Watchmen de Damon Lindelof  (LOST) es una serie que nos muestra la historia de una familia y un pueblo, el guión nos ubica en Tusla, Oklahoma es el año 2019 y vivimos la historia de Angela Abar (Regina King) una ama de casa, dueña de una pastelería y con una familia moderna promedio, con la única variante de que ella por las tardes es una justiciera enmascarada conocida como Sister Night; en este universo algunos héroes enmascarados trabajan junto con la policía pues este grupo ahora esconde sus identidades bajo un tapabocas de un peculiar color amarillo pues después de un atentado conocido como la Noche Blanca todos los policías no deben revelar que se dedican a dicho trabajo, para protegerse y proteger a su familia, pronto sabemos que la contraparte de estos es un grupo conocido como la Séptima Caballería, un grupo extremista, racista y xenofóbico identificado por el uso de una máscara parecida a la del antihéroe Rorschach; Angela debe proteger a su familia, a sus amigos y a este pequeño poblado mientras descubre que parte de su árbol genealógico está profundamente ligado con el grupo de la Caballería y un héroe enmascarado que alguna vez protegió Tusla.

Poco a poco y al avanzar de los capítulos nos muestran la naturaleza y el día a día de este nuevo universo como disputas entre los dos grupos mencionados anteriormente, automóviles eléctricos, máquinas voladoras, zepelines super tecnológicos, una serie de televisión basada en el antiguo héroe, reglas y normas extremistas entre el grupo de policías y hasta una casual lluvia de calamares ─sí, calamares─.

La serie tiene un ritmo que, he de aceptar, es algo lento y confuso pero que te va adentrando y envolviendote en este universo, llevándote a la conclusión de que estamos viviendo una especie de after Watchmen. La serie tiene guiños, referencias y apariciones de personajes que ya conocemos; en cuanto a los nuevos personajes que acompañan a la protagonista, tienen una personalidad definida y una historia bien trabajada, no están ahí solo porque sí, en especial Wade Tillman (Tim Blake Nelson) alias Looking Glass también policía y compañero de Angela, personaje que nos hace recordar un poco al Rorschach de Zack Snyder.

La serie tiene un guión bien estructurado en el que todos los cabos sueltos al final del día son cerrados, los personajes evolucionan y son llevados al límite, la ficción es verosímil a pesar de lo raro del universo, el Soundtrack es armónico con la acción y los flashbacks que se presentan; en cuanto al montaje y ritmo te encontrarás con eso: muchos, muchos flashbacks que si no estás acostumbrado, pueden generar confusión en cuanto al seguimiento de la trama, aunque no están metidos con calzador, están ahí por algo además de estar acompañados de una serie de movimientos de cámara creativos y fuera de lo común, lo que nos lleva a la fotografía llena de cálidos y fríos algo pálidos y un resalte de los colores como amarillo, azul y rojo. En cuanto a la producción con la que cuenta la serie, estamos hablando de efectos visuales bien trabajados, escenarios muy grandes con una dirección de arte que pone todo en los detalles, se ve que estamos hablando de una productora que llevó dragones y una catástrofe nuclear a nuestros televisores.

En conclusión Watchmen de HBO es un propuesta arriesgada para los estándares de un producción actual, puede funcionar como algo apartado de los cómics y que no está pensada solo para el fanservice de los que leyeron la novela gráfica, pero si no tienes ni el más pequeño referente de estos antihéroes, ni siquiera la película de 2009 de Zack Snyder, puede resultar una serie cansada y sin chiste, ahora que si buscas trajes entallados, capas, explosiones, visión de rayos láser y superhéroes renegados o que aparentan ser políticamente correctos, entonces esta serie no es tanto para ti y puedes ir a ver THE BOYS en Amazon Prime, pues Watchmen es una serie que se centra en la historia y el desarrollo (inclusive filosófico) de los personajes.

Comentarios

comments