Por Martín Moisés.

Hace una semana escribí un artículo acerca de la nueva película Wolverine Inmortal, en donde expuse algunos puntos, los cuales podrían darle a esta nueva historia una nueva oportunidad de redimirse. Veamos si cumplió con lo propuesto:

La historia nos presenta aspectos que no habían sido explorados a fondo: un Logan solitario, trastornado por el pasado y sin ninguna motivación para seguir con vida. Sin embargo, se presenta una nueva oportunidad de seguir adelante, de descubrir nuevas puertas para él y su longevo destino, esto último cobra más que nunca un gran sentido y hace la diferencia a lo largo de su vida.

Logan se aventura a Japón, un país lleno de sorpresas (no, no daré ningún spoiler, descuiden), en donde acude al llamado de un viejo conocido Yashida, el cual, antes de su partida de este mundo, quiere otorgarle una oportunidad a Wolverine y lo que conlleva con ello al enfrentar nuevas consecuencias plagadas de peligro para él.

1

Hasta aquí podemos observar algo… una historia que puede funcionar y hacer interesante la trama, pero nos topamos con algo importante: no hay historia 100% fiel a la trama original. Esto puede ser decepcionante para muchos fans pero a pesar de ello funciona, sirve para llamarnos la atención y esperar algo fresco para la franquicia.

A pesar de que hubo cambio de director, James Mangold le dio ese toque único a la historia, en donde nos hace recordar al personaje principal tratando de olvidar el pasado a pesar de que muchas veces se aferra a ello, y para mi humilde opinión, su dirección hacia el personaje es acertado, puesto que Hugh Jackman se siente cómodo de nueva cuenta en el entrañable Wolverine, haciéndonos olvidar por completo a su primera película que hizo en el 2009. El salvajismo de este personaje regresó y esperemos que nunca lo borren en alguna otra cinta; es algo que se agradece.

Y si hablamos de los personajes, la mayoría cumplen su función al interpretarlos, de nueva cuenta se nota el trabajo el director (que es muy importante para orientar a los actores en el momento de entrar a escena), cobran un papel muy interesante Rila Fukushima (Yukio) y Tao Okamoto (Mariko) quienes funcionan muy bien en sus papeles y en cómo hacen sentir a Wolverine.

2

Desafortunadamente quien no se lleva las palmas es Svetlana Khodchenkova (Viper), su trabajo no convence del todo, se ve forzada y nunca embonó para hacer creíble a su personaje, lástima, su participación pudo ser memorable pero sólo pasó a ser olvidable.

No podemos hablar de Wolverine sin acción y este es uno de los puntos que más aplaudo, las escenas fueron bien planeadas y tienen una acertada oportunidad a lo largo del filme; presten atención a la secuencia en el tren bala, de verdad que es plausible este momento. Un Wolverine apurado, tomando en cuenta su entorno para poder salvar su vida, un gran momento sin lugar a dudas. Por cierto, los efectos especiales estuvieron a la altura (y sí, también vienen incluidas las mejoras en las garras de adamantium, que daban pena en el primer spin-off).

wolverine-set-jackman

Por cierto, los escenarios que utilizan para desarrollar la trama fueron muy bien seleccionados, utilizando locaciones a lo largo y ancho de todo Japón, una ciudad llena de modernidad, ideal para ser protagonista de una aventura más de Logan.

En resumidas cuentas, si desean ver esta película, definitivamente cumple con creces y por favor, no se pueden perder la escena pos-créditos, hace que nos llene de expectativas  ante X Men: Days of Future Past y no se pierden de nada si la quieren ver en 3D, no aporta nada nuevo para disfrutar el filme.

16733

Nota Adicional: Si desean ver alguna película del director, les recomiendo definitivamente Walk the Line y la ya conocida Girl, Interrupted, trabajos que vale la pena echarles un vistazo.

Hasta pronto.

Comentarios

comments