¿Zombies? ¿en 2019? Oh sí, amiguitos, parece que los zombies quieren volver a tener relevancia y toda la popularidad que tuvieron de 2006 a 2012. Digo, en aquellos años tuvimos a los hermosos y grotescos Marvel Zombies, la tan esperada y fantástica serie de The Walking Dead ─las primeras temporadas porque ya se fue todo al ca#$%&─, los increíbles Left 4 Dead y Left 4 Dead 2 y la inolvidable saga de juegos que nos hizo chillar a todos los gamers Telltale’s The Walking Dead

Y justamente en 2009 se estrenó Zombieland, en donde conocimos al asustadizo creador de reglas Columbus (Jesse Eisenberg), al badass Tallahassee (Woody Harrelson), a la astuta y manipuladora Wichita (Emma Stone) y a la adorable pero peligrosa Little Rock  (Abigail Breslin) quienes se convirtieron en la familia más disfuncional del mundo, pero es la ideal para un mundo lleno de gente muerta… bueno, infectada que solo busca devorar tu carne.

Tuvieron que pasar 10 años y una serie cancelada ─dicen las malas lenguas que fue culpa de los “fans”─ para que volvieramos a ver a estos 4 personajes una vez más en la pantalla grande pero… ¿cumplió las expectativas? Antes de decirles si sí o nel, veamos de qué se trata y los puntos buenos y malos que vió su servidor.

Sinopsis cortesía de Sensacine

Regresa el ecléctico grupo formado por Wichita (Emma Stone), Columbus (Jesse Eisenberg), Tallahassee (Woody Harrelson) y Little Rock (Abigail Breslin). En el mundo post-apocalíptico dominado por el caos que les ha tocado vivir, deberán enfrentarse a una nueva amenaza zombi. Esta vez, los cazadores de zombis deberán plantar cara a nuevos tipos de zombis, además de a algunos nuevos supervivientes humanos. Claro que, lo más complicado será cómo gestionar a esta singular e improvisada familia.

Lo Bueno

El elenco original está de regreso y a pesar de que en la película han pasado 10 años siguen siendo los mismos personajes de siempre… o bueno casi todos. Obviamente no puedo continuar al siguiente punto sin mencionar las actuaciones pues son simplemente fantásticas en especial las de nuestros protagonistas. 

La comedia es el punto más fuerte de la película ─obviously─ y vaya que es hilarante, de cierta forma mantiene la misma vibra que la primera pues contiene un humor negro delicioso, e incluso hay un chiste de cierta aplicación de taxis que queda ad hoc con la temática. 

Introducen a unos cuantos nuevos personajes que de alguna forma u otra tienen química con los protagonistas, pues le dan un interés amoroso a Tallahassee, con quien por cierto es uña y mugre, además de agregar a otra chica quien acompañará a nuestros amigos en sus aventuras y le pondrá tensión a la relación de Columbus y Wichita.

Algo nuevo en esta cinta es que metieron nuevos zombies los cuales gracias a los nombres podemos intuir las características del infectado y estos son: los “Homers” haciendo referencia a cierto torpe personaje amarillo, los “Hawkings” homenajeando a cierto físico teórico, los “ninjas” y los peligrosos e implacables “T-800”.

Contiene la mejor escena post créditos de todo el 2019 incluyendo al mismísimo Bill Murray, es la cereza sobre el pastel de toda esta hilarante aventura.

La Malo

Al igual que en la primera cinta tiene un intro con una rola de Metallica con transiciones de los protagonistas matando zombies… tristemente no es tan épica como la original.

Little Rock (Abigail Breslin) tuvo un downgrade gachisimo pues no solo cayó en el estereotipo del adolescente amargado que quiere estar con gente de su edad sino que perdió toda esa rudeza y carisma que tenía en la primer película.

El personaje nuevo que pusieron como interés amoroso para Little Rock es simplemente aburrido, un pseudo comic relief de cuarta hecho con hueva.

Los “ninjas” solamente aparecen cuando Columbus los introduce… entonces ¿para qué chintrompas mencionarlos si ni siquiera van a salir?

La trama de la secuela es una mala copia de la primera y lo peor de todo es que ni siquiera es sólida, pues hay dos micro tramas poco interesantes, una que incluye el “fantástico” viaje que emprende Little Rock porque se separa del grupo y la otra es el viaje que emprende el resto del grupo buscándola, y a eso le agregan un viaje a Graceland (fun fact: casa de Elvis Presley) porque Tallahassee quería ir allá y al final del día terminan llegando y Graceland resulta que valió queso implicando que esos valiosos minutos  valieron para pura verdolaga.

El final, al igual que la trama, falla miserablemente porque trata de acabar de forma épica como lo hizo la primer cinta cuando los protas se enfrentan a una horda de zombies en Coney Island. En esta es más de lo mismo pero mal hecho.

Veredicto Final  8.2 Muy buena/ Súper entretenida

Esta peli no es recomendada para menores de edad por la violencia extrema, temas sugestivos y lenguaje vulgar, cuiden lo que ven sus bendiciones, amiguitos ─ Pero porfa tampoco sean sobreprotectores─.

Si les soy honesto a mi me gustó mucho Zombieland Double Tap y creo que es una secuela decente, sin embargo no supera ni un poquito a Zombieland pero cumplió con ser una secuela igual de hilarante y tiene su buena dosis de originalidad.  

 

Comentarios

comments