Después de más de un año de espera (y unos cuantos meses extra de no poder ir al cine), así como una década de inmerecido adeudo hacia el personaje, por fin pudimos ver la primer película –y aparentemente única–de Black Widow, con Scarlett Johanson como protagonista.

Independiente de la emoción que conlleva regresar a una butaca, así como una sincera sorpresa de no ver a las masas volcarse a las salas como con los pasados estrenos Marvel, para muchos fans resultaba intrigante conocer la historia detrás de Natasha Romanoff.

Todos queriamos saber más de su origen, conocer a sus propios enemigos (que no estén relacionados con otros Avengers), sus conflictos personales y por fin estar presentes en su momento de brillar bajo el reflector y fuera de la sombra de una armadura, un escudo, o un conflicto intergaláctico.

Sin embargo, aunque la experiencia fue grata… Ciertamente pudo ser mejor. Pero como siempre, vamos por partes.

¿DE QUÉ TRATA BLACK WIDOW?

Ubicada en un punto entre ‘Civil War‘ e ‘Infinity War‘, Nat se encuentra escapando de la ley tras ayudar al Capitán en aquel aeropuerto de Alemania y hacer caer en cuenta de su error a Tony.

Luego de ello, es atacada por un misterioso enmascarado tras recibir un paquete de Budapest, lo que la lleva a reencontrarse con su “hermana” Yelena, otra Viuda Negra con la que compartió 3 años de su infancia previo a ser ambas enlistadas en la Habitación Roja.

Es en ese momento, que deciden destruir esa operación y liberar a todas las demás niñas que están siendo convertidas en asesinas; pero entonces también requieren liberar a quien alguna vez fungió como su padre, Alexei el Guardián Rojo, así como a su “madre” Melina, una de las primeras Viudas, pues suponen que ellos tienen información para derrocar a la organización.

Durante esta odisea tendrán que enfrentar un par de veces a Taskmaster, quien trabaja para la Habitación Roja y que, aparentemente ha logrado imitar los movimientos de pelea de otros miembros de los Avengers.

Black Widow

L O B U E N O

Como dije con anterioridad, era por demás justo tener una cinta con Black Widow como protagonista.

La participación también de Scarlett Johansson como productora de este proyecto, habla del compromiso de Marvel Studios por honrar al personaje desde una perspectiva femenina de mano de la directora Cate Shortland.

Black Widow

En ese mismo sentido, es muy positivo que en ningún momento Natasha fuera auxiliada por otro de los muchos personajes de este Universo, demostrando así que ella no sólo merece su lugar junto a los héroes más poderosos del mundo, sino que también es capaz de lidiar con conflictos de talla internacional aún con todo en su contra.

Existe también en la trama un elemento a destacar: pues se muestra un empoderamiento positivo que comprueba –como debe ser– que una mujer con o sin superpoderes puede cambiar al mundo si se empeña en ello.

Black Widow

L O M A L O

Varias facetas de la cinta son decepcionantes, empezando por las secuencias de acción, que en su mayoría están sobre editadas, con cortes rápidos que impiden en gran medida apreciar las coreografías de algunas peleas, por ejemplo, la primera entre Natasha y Yelena.

Otra decepción sin duda son los villanos que cumplen, al parecer, un lamentable afán de mala calidad por parte de los escritores del MCU. Nunca se exploran sus motivaciones mas allá de un simple deseo de poder o el ser títeres de otra persona.

¡Maldita sea Marvel! Sólo faltaba se apellidara Bonher o fuera un actor inglés.

Taskmaster es el gran desperdicio de Black Widow. Interpretado –supuestamente– por Olga Kurylenko, una fantástica y bella actriz con medio centenar de papeles en su carrera; sólo muestra su rostro durante dos minutos y cuenta con una única línea en los 134 minutos de película.

Lo decepcionante es que jamás se ahonda en el origen de sus supuestos poderes, mismos que tampoco muestra extensamente; pues le vemos una única ocasión disparando con el arco, otra única vez sacando garras cual Black Panther (pero que tampoco vemos cómo las usa), y otras tantas veces luchando con una espada… aunque hasta ahora ningún Avenger o villano haya usado alguna en el MCU.

Black Widow

Es así como Marvel tira por la borda otro villano con potencial que, pese a tener una amplia presencia en comics y videojuegos, es problable nunca volvamos a verlo nuevamente en pantalla.

Pasando a otro punto. Aunque el eje central de la cinta es precisamente cimentar la relación entre Natasha y Yelena, tanto Red Guardian como Melina quedan de lado sin mucho contexto sobre sus orígenes, pues aunque se enganchan en pocas horas de manera afectiva a los “padres” con sus “hijas”, se desaprovechan otros matices que ciertamente Rachel Weisz y David Harbour podrían haber dado para enriquecer a sus personajes.

L O … ¿ A H, Q U É C A R A Y ?

Hay una frase en Black Widow profundamente perturbadora y que podría haber sido un eje narrativo tal vez crudo, desgarrador, pero ciertamente interesante y dolorosamente real:

EL más grande recurso [del que se puede abusar] en este mundo, son las niñas.

Black Widow

La cinta toca por encima el tema de “la trata de blancas“, pues está intrínsecamente relacionado con el programa de las Viudas Negras, que no son más que carne de cañón de un hombre despiadado que abusa de ellas –e incluso de su propia hija– y las ve más como una propiedad que como seres humanos.

Es obvio que al ser una cinta de Disney dirigida a un público adolescente, se dificultaba profundizar en ello, pero personalmente es la reflexión que más me llevo de este metraje.

Por último, cabe aclarar que considero un tanto sencilla la única escena post créditos que existe; y que esperaba que se implementara a partir de ésta una nueva especie de cameo o referencia similar a la antes obligada aparición de Stan Lee… pero no fue así.

BLACK WIDOW
C O N C L U S I Ó N

Rating: 4 out of 5.

Black Widow no es una mala película, pero difícilmente la veo colándose en el Top 10 de las 24 cintas que al día de hoy conforman el Universo Cinematográfico de Marvel.

Sin embargo, la culminación del entrañable personaje que Scarlett Johansson ha interpretado por una década es bastante digna, así como la introducción de su posible relevo encarnado por Florence Pugh, de quienes todos esperamos en un futuro ver en fantásticas aventuras y mejores guiones.

Black Widow ya está en cartelera y disponible en el servicio “Premium Access” de Disney+.

Comentarios

comments