Por Marian Casablancas

immersion_vrtx

Todo el mundo que haya jugado en algún momento un videojuego sea un gamer o no, ha estado al borde de tirar la consola o por lo menos el control en un arranque de furia  al perder una partida.

Pero ¿cómo poder controlar a un jugador enojado?

El diseñador Samuel Matson ha creado un aparato de nombre Immersion, con el cual los jugadores serán monitoreados mediante sus pulsaciones; cuando el sensor detecte que la persona tiene muy acelerado el corazón, este bajará la dificultad del juego para mantener en un estado controlado y relajado al jugador.

Aunque el Immersion aún es un prototipo y solo ha sido probado en las consolas de Xbox 360, es seguro que con él la vida tanto de nuestra consola, como la nuestra, sería mucho más larga.

Fuente Kotaku

Comentarios

comments