Aunque no son los Avengers ni la Liga de la Justicia, The Defenders es otro de esos Crossovers que se nos viene prometiendo desde hace años y que a lo largo de las series de Netflix hemos esperado con ansias el día que por fin se unieran El diablo de Hell’s kitchen Daredevil, La arrogante Jessica Jones, El hombre a prueba de balas Luke Cage y el inmortal Iron Fist para combatir a la organización que de uno u otra manera ha estado ahí desde el inicio: La mano.

¿Valió la pena la espera de casi dos años y medio? La respuesta corta es SI, pero antes de lanzarnos y declararla como la mejor serie de héroes allá afuera, vamos a ver qué es lo que hizo bien y en que fallo el más reciente estreno de Netflix, ¿qué les depara en el futuro a estos héroes de la gran manzana? Averigüémoslo.

11. Punto Malo: 4 estilos diferentes

Empecemos con lo más evidente de todo, el estilo visual indeciso. Para los que estén familiarizados con la series de Netflix sabran que cada una tiene un diseño muy peculiar, bastaría con mirar entre Iron Fist y Jessica jones para darse cuenta que una es más orientada a la acción, mientras que la otra se parece más a un corte policial detectivesco. Y esto no es malo, pues les da su identidad, pero el problema viene que al juntar los cuatro diferentes en uno, The Defenders debía tener su propia personalidad que, si bien tomara prestados algo de todos, se pudiera apreciar como medio independiente, lo cual no pasa.

En varios capítulos la dirección se divide entre ser más detectivesco, si ir por la acción, el drama de Murdock o la música de Cage. Al inicio pensé que era una forma de ilustrar que no funcionaban como equipo, pero esto no es asi, el momento donde se hace más evidente es cuando en la batalla final comienza a sonar una canción totalmente fuera de lugar y que mata el drama que se había construido.

10. Punto Bueno: La acción

Sin embargo cuando es la hora de pelear, es cuando la serie más puede brillar y aprovechar a su elenco.

Aunque la mayoría de secuencias ocurre en espacios cerrados –sello de la casa, supongo– estos no se ven mal, permiten que las habilidades de todos sean apreciadas y que los villanos también tengan su momento para destacar en pelea. Las coreografías están bien realizadas y pueden ser apreciadas con buen detalle a pesar de la decisión de tener muchas escenas con una iluminación un tanto escasa.

9. Punto Malo: Un largo trayecto

Este punto es complicado, pues puede jugar a favor como en contra de este “mini Universo” y es que, al tener estilos diferentes, puede que no conectaras con todas las series y las dejaras en algún punto. Hay quienes –como yo– prefieren tener el contexto completo, pero del otro lado de la moneda tenemos a los que solo ven lo que les gusta y lo demás lo pueden dejar.

¿Es necesario ver todas las otras temporadas? Se podría decir que las únicas temporadas obligadas para entender esta secuela son Daredevil 2 e Iron Fist, pues muchos elementos son referencias directas. Mientras que de las otras series son tomados personajes y algunas referencias, pero nada que sea vital para entender esta entrega.

8. Punto Bueno: La duración

Algo que se agradece enormemente es que se decidiera reducir la cantidad de capítulos que se tendría en la temporada, pasando de 13 –por lo menos en las otras– a solo tener 8, que aunque suene poco, son 8 horas de contenido muy bien condensado.

Podrá parecer que esta decisión es un punto malo, pero al contrario, permite que no se den tantos rodeos en cuanto a los villanos y se vaya a la formación de equipo. Si bien Jessica Jones e Iron Fist son lentas y puede parecer que la trama no va a ninguna parte, en The Defenders se arregla.

7. Punto Malo: Los ayudantes

¿Cuál es el punto de traer a los ayudantes si estos no van a interactuar entre ellos? Y es que, llegado cierto momento, todos los ayudantes o secundarios de cada serie son puestos en el mismo lugar, lo cual uno esperaría llevaría a que hablaran o interactuaran de alguna manera, pero no. Simplemente están ahí, aislados, sin siquiera comunicarse aunque tengan a un enemigo en común. Mal Netflix, mal.

6. Punto Bueno: Los ayudantes

No, no has leído mal, también los secundarios pueden ser un punto bueno, por ejemplo: Colleen y Stick hacen un gran papel e interactúan con los héroes como se supone deberían hacer. A estos dos podríamos sumar a la detective Misty pero en lugar de mostrarla como un soporte al equipo, parece que se entromete todo el tiempo sin ser realmente de utilidad.

5. Punto Malo: Iron Fist

En su momento Iron Fist recibió muchas críticas porque su personaje principal, no era para nada como todos esperaban y aunque en mi opinión no era tan malo como todos lo describían, aquí viene arrastrando todos los problemas y hasta los incrementa.

Danny se muestra más como alguien egoísta y poco razonable con los 3 heroes. Sus acciones parecen ser totalemente unilaterales y precipitadas, nunca termina de encontrar su lugar en el equipo y por más que la actuación de Finn Jones es buena, su carente desarrollo hace que se sienta como un peso muerto que tienen que llevar arrastrando todo el tiempo.

4. Punto Bueno: Daredevil

Por otro lado, Daredevil interpretado por Charlie Cox, es el personaje mejor desarrollado y que lleva el valor positivo al equipo. Probablemente esté mejor desarrollo se deba a que The Defenders bien podría ser la tercera temporada del diablo de Hell’s Kitchen, pues viejos personajes regresan y casi se puede considerar una continuación al final de la segunda temporada.

Pero suposiciones aparte, Cox realiza un gran trabajo tanto como abogado, así como portando el traje –puntos extra por esto– además de tener casi el foco total en cuanto al drama que se tiene, o por lo menos, el drama que funciona y no se siente como una rabieta de Danny.

3. Punto Malo: Alexandra

¿Qué Marvel no sabe aprovechar a sus villanos? Quizá tienen un poco de razón, pues la mano a pesar de tener elementos que verdaderamente son amenazadores como Madame Gao, quien desde un inicio se mostró misteriosa, todo es desperdiciado con la nueva jefa: Alexandra.

Al principio ella se nos presenta como un villano poderoso, con control y atemorizante, pero poco de esto realmente se mantiene y su final no puede ser más anticlimático que incluso resulta más relevante lo que pasa después que su misma participación. El resto de la Mano funciona, aunque se tiene poco tiempo en cámara.

2. Punto Bueno: Una batalla más realista

Ciertamente algo que distingue a estas producciones de las grandes películas de la casa de las ideas es su tono más realistas y mucho más oscuro –pero no llegando a niveles DC– lo cual es mantenido y mejorado esta vez. Aquí no vemos a los héroes actuar como si de Batman o el Capitan America se tratara, sin disponer de grandes recurso, ni tampoco estar por fuera de la ley, al menos no del todo.

Esa secuencia en el metro, aunque es más graciosa que realmente útil, permite recordarnos que son héroes a nivel de “calle” por ponerlo en términos sencillos.

1. Punto Bueno: ¿The Defenders No More?

Netflix no ha confirmado por el momento ni las intenciones ni un anuncio de que se vaya a producir una segunda temporada de The Defenders. Actualmente se tiene conocimiento de The Punisher –el cual tiene un avance en el último capítulo– la producción de Jessica Jones 2, Luke Cage 2, Iron Fist 2 y Daredevil 3.

¿Hay que preocuparse? No lo pienso así, es más, creo que esto es para bien, considerando que aún quedan muchos proyectos por ver, y esperemos que si se da un recuentro de estos 4, sea en un momento donde estén todos mejor desarrollados, que tengan más elementos por los que luchar pero en especial, motivos por defender.

 

 

Comentarios

comments