Recientemente, gracias a la editorial BOOM! Studios y a una bastante fructífera campaña en Kickstarter, el cómic de Keanu Reeves llegó a las tiendas especializadas con la primera entrega de BRZRKR, el comic co-escrito por Reeves junto a Matt Kindt, e ilustrado por Ron Garney.

Tal como su título lo dice (puede leerse como “berserker“, un término nórdico con el que se define a un guerrero que posee una furia salvaje en combate), el cómic narra una misión de infiltración por un grupo paramilitar comandado por Berzerker, quien es tal cual Keanu Reeves, interpretando a una versión de John Wick que no teme a nada, pues como es un poderoso inmortal, es capaz de sobrevivir a una lluvia de metralla, explosiones y es capaz de romper el cráneo de sus enemigos de un sólo puñetazo.

Keanu Reeves

¿De qué trata el cómic de Keanu Reeves?

Pronto descubrimos que este ultra violento soldado, flagrantemente puede asesinar al presidente de una nación [que simula abiertamente ser Venezuela], para posteriormente retirarse junto al resto de sus compañeros paramilitares a una base secreta donde comienza un elaborado proceso de sanación y de investigación de su psique.

Gracias a un diálogo de exposición con la doctora que encabeza éstas labores científicas, descubrimos que Berzerker en realidad tiene casi 80 mil años de haber nacido, y es ahí, cuando éste recuerda su propio nacimiento, que el primer número de este comic termina.

Analizando BRZRKR

Lo mejor de este producto se encuentra sin duda en los firmes trazos de Garney, quien de manera magistral no sólo da vida a una perfecta calca en cada ángulo del perfil de Reeves, sino que captura justo la violencia gráfica que identifica la intensión de esta historia.

Sin embargo ese es el problema, la historia. El concepto de “soldado indetenible” es bastante común, y BRZRKR presenta todos los clichés del género: no sólo por su capacidad de sobrevivir a todo daño físico como Wolverine o Deadpool, sino que además es un violento genio táctico como Punisher o Deathstroke, así como absolutamente infalible y con una longevidad similar a la de Vandal Savage.

Es así como nos topamos con una narrativa predecible cuya finalidad al parecer solo es poner en contexto cuan inhumano es el personaje, no solo por sus “poderes”, sino también por la indiferencia que siente al matar; exponiendo en la mayoría de sus 42 páginas sus habilidades, pero también dejando varias dudas.

No se termina de comprender si es capaz de sanar sus heridas y regenerar su cuerpo por si mismo, o si en verdad requiere la intervención de todo un equipo de especialistas para reconstruir su rostro tras cada misión.

De esta manera BRZRKR cumple su promesa de presentarnos tal cual a Keanu Reeves como un despiadado, poderoso e implacable asesino, pero nos queda a deber un motivo más atrapante que su mera presencia para hacerlo memorable.

Tal vez lo haga en el siguiente número, o tal vez en realidad ni siquiera importe, pues teniéndolo a él en la portada y con más de un millón de dólares gracias a Kickstarter, no requiere convencer a nadie. Tal vez todo esto sea sólo un pretexto para eventualmente ver una película protagonizada por su creador calcando cada página. Sólo el tiempo lo dirá.

 

 

Comentarios

comments