El pasado fin de semana se llevó a cabo la primera Mole Comic-Con del año en el WTC. ¿El cambio de lugar mejoró o empeoró la experiencia? He aquí lo que los columnistas de “El Vortex” opinan al respecto.

lamole-wtc

Organización/La sede:

Mighty Mena

Esta vez La Mole se movió al WTC Ciudad de México; en mi opinión, el mejor lugar para realizar cualquier tipo de convención. Las instalaciones son las mejores, es muy fácil llegar desde cualquier parte del D.F. y hay mucha seguridad. El lugar tiene muchas ventajas, claro que existen también puntos negativos como es el costo de entrada y consumibles ya una vez dentro del lugar, cosa que no nos importaría pagar si se tratara de un evento que llene todas las expectativas, una verdadera Comic-Con internacional, precisamente a lo que La Mole está aspirando. Esto se notó con los invitados que estuvieron este fin de semana y su intención de hacer de su concurso de cosplay el más importante del país; sin embargo, había muy poco que ver fuera de los invitados y sus conferencias, las mismas actividades de siempre y muy pocos stands.

Algo negativo que pasamos muchos de los asistentes fue el “no hay reingreso” a causa de que “se acabaron los sellos”. Sí, suena ridículo ¿no creen? No sé si fue decisión del WTC o de la conve, pero era un gran inconveniente, ya que después de unas horas de estar formado en las largas filas o de estar caminando con pesados trajes, pues a todos nos da hambre y sed. En otras convenciones, si la comida dentro es muy cara, siempre está la opción de correr al Oxxo o McDonald’s más cercano… ¡No esta vez! Una vez que salías no podías volver a entrar. ¡The horror! ¿Entonces qué nos queda? Simple, morir de hambre hasta que acabe la conve o consumir la ridículamente cara comida del WTC, hasta en un concierto es más barato comer.

Todo lo demás estaba muy bien, no hace calor como en Reforma, el lugar es muy espacioso y bien ubicado, creo que el único contra eran los precios y el no reingreso que sí me dejaron un poco molesta.

batmobile

El Batimóvil clásico era una de las exhibiciones.

Tamashi

El WTC se caracteriza por ser EL lugar para las convenciones, expos y ferias más importantes. Además, es fácil llegar, queda el metrobús súper cerca y está ubicado en una zona tranquila y segura. Sin embargo, esta Mole no me pareció mejor que las demás. Primero porque solamente era un piso, cuando en Reforma son tres y encuentras de todo. Igualmente, el costo del boleto ($120) me pareció excesivo; supuse que fue caro porque llevaron luminarias como Greg Capullo, Logan, Dan Slott , entre muchos otros, pero el “auditorio” (un espacio grande con sillas) no fue del todo apropiado para escuchar las conferencias. Yo, que estuve hasta atrás, no alcancé a oír nítidamente lo que decían y eso me frustó mucho, además de que los asientos no fueron suficientes (al menos durante la conferencia de los actores de doblaje de Dragon Ball). Mucha gente optó por pararse en medio de la fila de las sillas, lo que ocasionó que a los que estábamos sentados no nos dejaran ver ni la pantalla ni a los ponentes.

Un aspecto más que me desagradó fue que no vendieran Pockys (lol) y que no se permitiera el reingreso. O sea… con la comida tan equis que ofrecían, uno quería salir a comprarse algo (y vamos, en Insurgentes hay miles de opciones) para que el guardia de la entrada dijera: “Perdón, pero se acabaron los sellos a las 2 pm” ¿Por qué rayos no avisan? Eso me enojó mucho. Espero que la próxima vez se regresen a Expo Reforma.

auditorio

Vista del auditorio desde la mesa de conferencias.

Metal Warrior

Para no hacer esto tan largo y sin la intención de repetir… En esta ocasión se decidió realizar la Mole en el WTC blablabla… las instalaciones son excelentes y de fácil acceso. (La próxima Mole será en Expo Reforma).

Como ya se mencionó, los asistentes no podían abandonar momentáneamente la sede para ir a comer, y dentro de la conve no se vendía comida más que la del Pepsi Center. La opción era gastar mucho dinero (no disponible) para comer a medias o morirse de hambre.

También le faltó al staff de la Mole ser un poco más organizado, ya que en las firmas de autógrafos de Slott y Capullo, de repente te decían que no iba a haber más autógrafos y a los 5 minutos te decían que sí, o no te informaban cuantos cómics estaba autografiando el artista en el momento, por lo que muchos fans se regresaban para que les firmaran algo más y retrasaban la fila, que era enoooooooooorme.

Las filas para autógrafos.

Súper Joako

El WTC no siempre es la mejor opción, todos teníamos en mente por pasadas convenciones como TNT o Expo Coleccionistas, que la Mole sería en los salones de arriba, pero ahora tocó abajo y como es el WTC, obvio esto generaría que todo saliera muy caro.

Lo bueno es que el lugar es muy fresco y nadie sufrió por algún tipo de calor más que el de tantas personas en el recinto, lo cual es normal.

La organización fue regular, el acceso era sencillo (aunque en el 3° día no podías reingresar) y sin problemas, tampoco te bolseaban como si fueras un criminal, las filas de autógrafos eran horribles tediosas e irregulares y claro muy desorganizadas, lo bueno fue que en el 3° día arreglaron tal cosa.

Los chicos de staff de color gris y del WTC eran muy buenos, lástima por la gente seguridad de la Mole que se comportó muy grosera especialmente en la entrada y las filas de autógrafos.

vampirella

Dra. Link

Desde mi punto de vista, el que haya sido en el WTC fue un nuevo paso, estamos conscientes de que estamos aburridos de que cada emisión sea lo mismo y creo que la organización de “La Mole” eligió un buen lugar para lo que busca: -Crecer al nivel de las convenciones de cómics extranjeras-. Ya lo dijeron todos y el no permitir el reingreso (o el casi elitismo que se dio de que antes de tal hora si había sello, y los demás que se frieguen, fue horrible), sobre todo porque en “la cafetería” del lugar a la hora que yo fui a comer casi no les quedaba nada. Yo sí estaba dispuesta a gastar en comida, pero hubiera preferido salir a comer algo rico y regresar, a comer algo de lo que tenían ahí que NO ERA NADA; además de que ir con cosplay fue horrible “PORQUE NO HABIA PAQUETERIA”, sólo quedaba cargar y fue de lo peor.

Otra onda fue el piso, o sea ¿WTF? A ratos alfombrado y todo irregular casi como si estuviera en construcción (yo sé que no, pero así lucía). Yo no sé, pero hasta “las otras” convenciones que han sido en el WTC han estado más lindas y arregladitas.

Algo sí aplaudible es que estaban bien distribuidos, aunque había muy poco que ver, la verdad, pero si te animabas a aguantarte en la fila que daba 3 vueltas en zigzag y se salía hasta el estacionamiento, una vez adentro sí sentías el “Feels like a Comic-con”. Recalcaré que personalmente me gustan más en Expo Reforma, el lugar es más grande, hay más que ver y, además, como que están más aisladas las conferencias y todo tiene su propio espacio.

Invitados/Conferencias:

Mighty Mena

En esta edición, sin duda, las estrellas de la convención fueron Greg Capullo y Dan Slott, que se notaban felices de convivir con los fans que pasaban horas formados para conseguir que les firmaran algo.

gregcapullo

Capullo firmando sin parar.

Los dos siempre de muy buen humor, muy amables y hasta contando divertidas anécdotas de su vida dentro del mundo del cómic, como Dan contándonos sobre la sorpresa que se llevó Stan Lee cuando de “regalo de cumpleaños” por parte de Slott recibió un Peter Parker muerto, refiriéndose a los eventos que llevaron a Superior Spider-Man. Inclusive, Capullo comentó que nunca antes había necesitado de guardaespaldas para salir de un auditorio, fans como los mexicanos no hay otros y eso se lo dejamos muy claro.

Siempre dispuestos a responder preguntas y tomarse fotos con los fanáticos, estas personalidades de MARVEL y DC nos dejaron muy buen sabor de boca.

Otro invitado que ya tenía tiempo sin visitarnos fue Daniel Logan, actor de la mejor saga de todos los tiempos, obvio me refiero a Star Wars, en donde el señor Logan interpreta a un joven Boba Fett. El actor convivió con los integrantes de los clubes de fans mexicanos, quienes quedaron fascinados con él y no perdieron oportunidad de tomarse fotos y sacarle uno que otro autógrafo.

Conclusión: ¡un diez a los invitados!

Metal Warrior

Greg Capullo y Dan Slott dedicaron casi el 100% de su tiempo en atender a sus locos tremendamente efusivos fans, siempre dispuestos a pasarla bien y siempre de buen humor. De hecho Capullo fue obligado por su esposa a tomar un descanso el domingo, porque se la había pasado autografiando casi tres días seguidos sin parar.

Aparte de sus experiencias en la Mole, Capullo estuvo twitteando lo mucho que le estaba gustando México y su comida. Capullo rifa.

Capullo

Súper Joako

Los invitados fueron de talla internacional: grandes dibujantes, ilustradores, entintadores y coloristas de la industria del cómic. Se notó a leguas el desplazamiento de la comunidad otaku, pero no hay problema, cada quien su mercado.

Las conferencias, excelentes. La comunidad comiquera de México estuvo atenta a éstas, lástima por el área que solo era un enorme lugar atascado de sillas sin bocinas en la parte del fondo y la verdad no se llenó ninguna conferencia, pero a la hora del único momento otaku con los actores de doblaje de Dragon Ball y el concurso de cosplay, se llenó el lugar a reventar (¿y así quieren hacer a un lado a los otakus?).

slott-iron

Dan Slott con un par de talentosos cosplayers mexicanos.

Stands y Área de dibujantes:

Mighty Mena

No sé si es el tamaño de las salas del WTC comparado con Reforma o que varios puestos que vemos allá no venden artículos originales y ahora sólo tuvimos cosas originales o qué, pero sentí que había muy poco que ver; eso sí, lo que había estaba de lujo, buenos artículos de colección, y por ende muy caro todo, así que sólo para coleccionistas; claro que había curiosidades y chácharas para todos, nada que no hayamos visto antes y por supuesto buenas opciones para buscar cómics.

Como siempre, el ambiente lo pusieron los clubes invitados y cosplayers de La Mole que causan sensación entre los fans y comparten con los asistentes su pasión y talento.

LaMoleWTC Cosplayers

Metal Warrior

Los stands eran casi los mismos de siempre (si llevan tiempo asistiendo a la Mole, ya saben cuáles son), y había menos que en conves pasadas. Incluso había algunos mal aprovechados:

oxy la mole

¿Quién me explica que tiene que ver Oxy con la Mole?

El área de dibujantes estaba bien, el único problema que hubo fue que Capullo y Slott tenían MUCHOS fans formados, invadiendo espacios de otros stands, y la Mole no pensó en ese detalle.

Súper Joako

Los stands eran muy pocos pero con buenas variantes, vimos un 70% de lo mismo que encontramos en la convenciones de siempre, pero buscando un poco encontramos cosas nuevas lo cual fue muy agradable y raro (los excelentes, como los cuadros de cubos Rubik y el área de figuras; los controversiales como la Universidad de Londres, las motos y el anti-acné Oxy), pero al ver la reducida área de stands, no daban ganas de adentrarse a buscar lo que cualquiera pensaría que es la misma gata pero revolcada.

El área de dibujantes siempre en la Mole es de lo mejor, esta ocasión daban ganas de ver quiénes eran esas personas nuevas en las mesas negras.

Dra.Link

Siempre amo pasearme por entre los stands y ver qué ofrecen. Sinceramente, aunque en esta ocasión eran pocos, me agradó que de verdad tenían cosas novedosas y muchos ofrecían algo llamativo; eso sí, algunos expositores fueron muy groseros, tal vez fue de que sólo pude ir el domingo y ya estaban agotados o no sé, pero inclusive tuve un pequeño altercado con una expositora que, literalmente, se acercó a agredirnos sólo por estar parados en un lugar en el que no debíamos porque no nos fijamos y la señora hasta nos ofendió y eso que nosotros nos movimos en seguida.

Me encantó que había lugares de exposición y venta de figurillas y todo, super nice la verdad. El área de dibujantes tenía mucho talento, también me di mis paseos por ahí para ver a todos los dibujantes haciendo bocetos y vendiendo lo que tanto les gusta hacer.

SONY DSC

 

Concurso de Cosplay:

Súper Joako

El evento más controversial de La Mole, después de más de un mes de reglas que nadie de la comunidad Cosplay aceptó y el constante cambio de las mismas iba a resultar en un concurso épicamente fallido.

Pero una última decisión a 10 días del concurso cambió las cosas. Poner a cargo a la persona que ya había salvado el concurso en la pasada emisión en Expo-Reforma, ella puso todo en forma y en regla lo cual es de admirarse. Después de una preselección de 20 concursantes por categoría, se escogieron los que a mi parecer harían un concurso muy reñido.

Ya en el concurso, que inició en punto de las 6 (hora acordada en el programa de actividades) ocurrió el primer problema: no había animador, dejando a la coordinadora sola en el escenario sin ninguna experiencia en animación de concursos, pero aun así con mucha bulla y quejas del público avanzó el concurso.

Primero cosplays basados en cómics. Impresionantes trajes dejando como ganadora a la profesora Minerva McGonagall (Harry Potter), con un hermoso y elaborado performance. Siguió el de anime y videojuegos con la ganadora Midna (Legend of Zelda) quien realizó un performance igual de bueno.

Esto generó muchos problemas porque habían varios cosplays muy elaborados, pero el cambio constante de reglas generó confusión entre ellos y no se enteraron por error que tenían que llevar escenografía y performance. Aun así, a pesar de tanto contratiempo el concurso salió a flote con un buen sabor de boca, grandes competidores y una gran gran convivencia tras el escenario.

Espero ver mejorar esos concursos de la Mole a manos de esta gran coordinadora de cosplay.

MoleConcursoCosplay

Dra. Link

Diré primero que el concurso me encantó, si bien “La Mole” tuvo sus tropezones con las reglas que había propuesto y casi nadie aceptó, el concurso que presentó tuvo el nivel que con esas reglas buscaba. Ahora bien, a mi parecer la premiación fue un tanto injusta, lo cual probablemente se deba a que el jurado (según entendí) es mas fan del cómic que del anime.

El concurso de Comic creo que eligió bien a su ganadora, pues fue casi la única que montó algo alusivo a su cosplay, aunque me dicen los rumores que la “rutina ganadora” ya ha sido presentada en concursos anteriores, pero esto es algo de lo que “La Mole” no tiene la responsabilidad; en todo caso, como me dijo una persona a la que aprecio mucho “es falta de ética de la participante”.

El concurso de “Anime y Videojuegos” fue para mí una de las injusticias más grandes, los cosplay más elaborados (con props, telas, body paint, accesorios, etcétera) y aquellos con mejores rutinas se vieron opacados y superados por ¿LOS QUE LLEVABAN ESCENOGRAFÍA MAS BONITA? ¡Qué chafez! ¿De qué sirve haberme puesto a dieta para conservar la línea, haberme matado en la noche cosiendo, haberme pachequiado pintando la madera y todo, si al final como no llevaba un mono de escenografía al que le prendieran los ojos, perdí? Lo mejor fue cuando la presentadora del concurso se puso a dar explicaciones con tal de justificar a la ganadora por anticipado. Ahora sé que la próxima vez mejor me esfuerzo haciendo mi escenografía, al fin y al cabo es lo que califican.

Maiden-Lust

Jagr

Tras mil debates sobre las reglas y lo que se consideraba “profesional” para ser partícipe del concurso más reñido a nivel nacional, finalmente llegó la fecha y aunque el concurso fue bastante bueno y tanto participantes como organización tras bambalinas hicieron un excelente trabajo, hay que ser honesto y admitir el resultado distó mucho de la promesa inicial, incomparable con el Summit, por ejemplo.

Triste también fue ver que pese al proceso de pre-selección varios de estos “seleccionados” no se dignaron en presentarse (descartando así a otros posibles interesados). Aunque, en balance, el interés, tanto de conocedores como curiosos, hizo que el auditorio se llenara de principio a fin del concurso, lo que permitió a los concursantes poder lucir su excelente labor en cuanto a hechura y performance.

Al final, dos grandes cosplayers, reconocidas dentro del medio no por nada, se alzaron dentro de sus categorías. La Señora Rosy con un sencillo, pero innegablemente idéntico traje de la profesora Minerva McGonagall, que se coronó tras un muy bien planeado performance. Y Freya, quien con su Midna logró conquistar a los jueces en un final muy cerrado con el 2do lugar.

Así concluye otra convención La Mole, en su primera vez con sede en WTC. Por el momento se ha confirmado que la siguiente regresará a su viejo hogar en Expo Reforma, por lo que no queda más que esperar para saber si este experimento fue “debut y despedida” o si el plan es organizar al menos un evento ahí cada año. Sólo el tiempo y los organizadores lo dirán. Por lo pronto, les dejo esta pequeña galería que demuestra, entre otras cosas, que no por nada de kameko me muero de hambre, así que considérenla un aperitivo a las verdaderas galerías que mostraremos en estos días del evento, así como de una video-reseña que también esta en proceso de edición. ¡Excelsior!

 

Comentarios

comments