El amor apesta…

Director: Jörg Buttgereit

Año: 1987

Duración: 75 minutos

La tierna historia de estos dos amantes inicia seguramente con la idea puerca de alguno de ellos, pues lo que más los complementa y nos hace pensar que son la pareja perfecta, es su gusto por los cadáveres y las partes putrefactas de estos. Rob tiene un trabajo recogiendo los cadáveres de aquellos que fallecieron en circunstancia violenta, ya sea  por accidente, homicidio u homicidio accidental. Betty es la fiel compañera de Rob y lo recibe todos los días a su vuelta del trabajo con una sonrisa y un frasco de formol para meter el nuevo cacho de persona que trajo para disfrute de ambos.

El momento cumbre y de mayor felicidad para esta pareja de enamorados llega cuando un afortunado accidente termina con la vida de un tipo, dejándolo medio destruido en medio de un campo y la agencia para la que trabaja Rob es llamada para hacerse cargo del relajo de piel, huesos y fluidos que hay en el lugar; Rob aprovecha para, en un descuido de gente a la que no le importa, llevarse el recién descubierto cadáver que ya huele feo pero está aceptable; con este maravilloso regalo llega a casa y Betty junto a Rob comienza a disfrutar de la agradable compañía, el trío que se ha formado se acopla perfecto, la viscosidad del cadáver y la de los otros dos, es diferente pero excitante.

Una vez consumado el acto de amor con el cadáver, la pareja decide darle el lugar que se merece en la relación, colgado de una pared pa’ que le termine de escurrir todo lo que trae adentro y pueda ser admirado cuando no lo estén usando. Pero el idilio generalmente no es para siempre, sin importar si se trata de un muerto o un vivo, y el problema llega para el trío de ultratumba.

Rob es despedido de su trabajo debido a quejas de su compañero de labores, quien lo acusa de impuntual y de apestar (si alguien que trabaja con cadáveres te acusa de apestar, estas en problemas y puedes perderlo todo). Cuando Rob llega a casa y le informa a Betty que ya no hay trabajo y pues tampoco dinero, pero mucho menos habrá muertos en su relación, la chica enfurece y al otro día, sin que Rob se de cuenta, se va de casa con lo único que le importa, el muerto que colgaba de la pared.

En el momento en que Rob encuentra que su chica y el muerto han escapado juntos siente frustración, no sabe que hará, y la única opción que todos sabemos es viable en ese momento, es tomar a un gato, meterlo en un saco y golpearlo hasta matarlo, extraer su sangre, meterse a bañar en ella para calmarse y así pensar con tranquilidad y lógica lo que está pasando, y eso hace.

La soledad es ahora la única compañera de Rob, el placer y la alegría parecen estarle negados, solo le queda jalarse la polla y esperar que un milagro suceda y vuelva a sentir la felicidad de antaño; esta llega cuando se le ocurre apuñalarse un montón de veces en la panza mientras se hace la paja, por fin es un hombre pleno y con la mano llena de semen con sangre….

En la historia que nos presenta la película Nekromantic, encontramos la expresión más grande del amor, aquel que esta más allá de la muerte y del asco. ***

 Escenas que no te puedes perder:

  • El accidente del inicio de la peli
  • Cadáver colgando y goteando en la pared
  • Rob se apuñala…

Nada más para una idea este video, que se ve medio gacho pero es lo mejor.

Nota: Hay una secuencia de un hombre desollando a un conejito vivo bien lindo, pobre… y todo parece indicar que la misma es la meritita verdad y ni el hombre malvado ni el conejito están actuando…. Guacala, que feo.

Comentarios

comments