Hace unas semanas dio inicio la temporada de anime: otoño 2018, y muchos comenzaron a hacer sus elecciones para seguir estos meses de la extensa lista que esta disponible; de la gran cantidad de series se desprendió uno el cual ha llegado de la mano con una gran polémica, así es, hablamos de Goblin Slayer.

Goblin Slayer es un anime basado en las novelas ligeras de Kumo Kagyu, la cual cuenta con dos adaptaciones al manga, y una última novela ligera spin-off de nombre Goblin Slayer Side Story: Year One.

La historia comienza con una sacerdotisa que inicia en el mundo de los aventureros para poder probarse así misma; cuando llega al lugar donde entregan las misiones y recompensas se encuentra con un grupo dispuesto a enfrentar su primer aventura y quienes le piden que vaya con ellos; ellos son totalmente inexpertos, y al llegar al lugar asignado se encontrarán con un destino cruel y desafortunado, ya que los goblins han desarrollado un sistema de supervivencia despiadado hacia sus víctimas. Aquí es donde comienza la parte cruda de este anime, ya que si no estaban familiarizados con la historia original se llevaran una gran sorpresa con la secuencia que se muestra dentro de la cueva.

Como podemos observar no es un anime cualquiera y este ha estado creando disgustos en los espectadores desde su aparatoso primer episodio, el cual estuvo lleno de escenas fuertes que van desde desmembramientos hasta violaciones… aunque no realmente, ya  que en sí todo lo dejan a la imaginación ya que contiene censura; por lo que hasta cierto punto no comprendemos la molestia de bastantes usuarios que vieron este primer capítulo.

Muchos se excusan de que la plataforma Crunchyroll no puso alguna advertencia y así no lo habrían terminado viendo, pero ¿realmente es responsabilidad de las plataformas avisar sobre sus contenidos? En parte sí, pero también debemos entender que cuando las cosas se quieren seguir por moda o morbo no siempre es apto para todo público, y sobretodo en estos tiempos que hay gente demasiado sensible a muchas situaciones pero ahí es donde comienza nuestra responsabilidad de investigar de qué van las cosas antes de mirar y terminar quejándonos.

Un claro ejemplo fue la primera entrega de Deadpool donde los niños engañaban a sus padres diciéndoles que era como Spiderman y ¡sorpresa! Cuando vieron las escenas para mayores de 18 años, los padres ya no sabían cómo taparle los ojos a sus hijos y otros hasta optaron por salir del cine.

No dudamos que debió existir alguien que probablemente pidió que sacaran este anime de las transmisiones de diversas plataformas solo porque para ellos y ellas tiene contenido extremadamente violento y misógino. Debido a esto, Crunchyroll no lo quitó de su programación pero sí comenzó a poner una advertencia al inicio del episodio donde dice que ciertas escenas podrían ofender a gente sensible.

Realmente estamos en un momento de crisis en cuanto a la sensibilidad, ya que antes era raro que alguien se quejara del anime y si lo hacían eran minorías, pero realmente nos hemos sorprendido con lo poco tolerantes que fueron al ver solo el primer episodio, cuando existen animes de mayor índole de violencia y sin censura, que han sido aclamados por años, podemos decir por ejemplo Bersek o Higurashi no naku koro ni que son llamados de culto, si hacemos la comparativa con estos el nivel de violencia, Goblin Slayer apenas es la mitad de los ya mencionados.

Todo el contenido que esté al alcance del mundo siempre dará polémica, ya que en gustos se rompen géneros, y nunca se tendrá contentos a todos, siempre existirá alguien que tenga gustos diferentes, pero debemos ser más tolerantes con lo que a los demás les atrae, porque el día que estemos del otro lado no estaremos de acuerdo y probablemente pasemos una mala experiencia.

Así que si no gustan de series violentas, no les recomendamos seguir con Goblin Slayer ya que, a pesar de la censura, las escenas fuertes seguirán ahí y esto apenas es el inicio de la serie, que esperamos que dure mucho tiempo, ya que siempre nos quejamos que no hay buenas historias y cuando las hay, son demasiado para nuestra mente cerrada.

Y sí, el anime no siempre es para niños, pero por eso existen una gran cantidad de géneros para todos y todas, no es como Disney u otras cadenas animadas que se enfocan más en la fantasía y un mercado más infantil, sino busca temas más maduros y a pesar de que se muestran historias de seres irreales siempre tienen un trasfondo que busca enseñarnos diversas situaciones del mundo real, porque no estamos tan alejados de la violencia y de una deshumanización que ha ido aumentando con el tiempo.

 

Así que si no son niños, podrán disfrutar por años de millones de historias ya que el anime si algo tiene es un sin fin de series para escoger, solo es cuestión de abrir más nuestras mentes a cosas que podríamos disfrutar de la manera menos imaginada.

Comentarios

comments