Desde que existen las consolas de videojuegos ha habido un sin número de pros y contras entre ellas: que si los gráficos, el tamaño, los juegos exclusivos, que si es retro compatible, que si gasta mucha luz, que si requiere internet o el color no convence y un largo etcétera.

Estas y muchas más preguntas son las que nos llevan a pensar que cada vez que sale una consola nueva ¿es necesario guardar en el closet ese viejo Xbox, o tu PlayStation 2 o la carcacha que tienes por Nintendo 64, para así correr a la tienda departamental más cercana y gastar miles de pesos en un Xbox One, un Switch o un PS4?

Su poniendo que decides hacerlo, una vez en la tienda ya frente al vendedor dudas mucho sobre que comprar, pues te vienen mil y un preguntas a la mente que solo hacen que enloquezcas queriendo llevártelo todo a sabiendas de que no tienes el dinero suficiente y no estás tan convencido para realizar tu compra.

Yo en lo personal ya he pasado por esta situación unas tres veces, y sé lo que siente: desde tener tu primera consola y poco a poco cambiar, cada vez tenido un mejor criterio para así tomar una decisión consiente sobre lo que buscas.

La primera… siempre es especial

Mi primera consola fue un Nintendo Gamecube, mismo al cual le tome un gran cariño por los muy buenos momentos que me dio; de ahí di el salto al Xbox 360 donde consolide mi afición a los videojuegos y me volví un fan empedernido de Halo y finalmente en esta época decidí tomar el camino de PlayStation.

Y ustedes se preguntaran ¿Cómo es que tomaste la decisión de dar saltos tan radicales entre consolas? Las respuestas son simples: en el caso del cubo, lo escogí por precio, ademas que era lo más parecido a un N64, puesto que yo siempre quise uno pero nunca me lo compraron.

El cambio de Nintendo a Xbox también fue con base en los juegos que yo ansiaba jugar como Halo, Smackdown vs Raw, Assasins Creed y Call Of Duty; además me fije en la consola que era más popular entre mis amigos o la gente con la que convivía frecuentemente.

Ya en el caso del PS4, la decisión la hice tomando en cuenta las opiniones de mis  amigos, reseñas de las consolas en YouTube, el tipo de juegos que quería jugar, la conectividad a internet y quizás el aspecto más importante: el precio.

En este caso lo compré el Bundle de PS4 con FIFA 18 (juego que realmente no quería), pero que tampoco me estorbaba; la consola fue la versión Slim de un terabyte de memoria interna. Incluso cabe señalar que no busque adquirir la versión Pro pues era más cara y no me convenía debido a que yo no cuento con una televisión en 4k.

Aparte, poco a poco me di cuenta que era la mejor decisión pues la mayoría de mis conocidos tienen un PlayStation y es el que creo tiene un mejor catálogo de juegos. Sin embargo, sentí un poco feo dejar de lado Halo 5: Guardianes ya que es un título que me gustaría probar, pero no es algo que me quite el sueño.

Para concluir me gustaría dejarles algunos tips por si tiene pensado cambiar de consola en fechas próximas y no saben que escoger. Esto es con base en mi experiencia y espero que les sirvan:

No compres por comprar: Si no estás convencido al 100% de que buscas en tu nueva consola, no compres algo que al rato ya no vas a querer usar y va a acabar empolvado en un closet.

Infórmate y pide opiniones: Busca reseñas de las consolas en YouTube, revistas, en El Vortex, pregúntales a tus cuates y compara las ventajas y las desventajas de una u otra consola.

Reflexiona y analiza: Piensa como, cuando y con quien convives más seguido y que consola tienen. Por ejemplo, será más provechoso que compres un Xbox One si 10 de tus amigos lo tienen a que te compres un PS4 solo porque tu primo lejano de Tijuana (al que vez tres veces en la vida) lo tiene.

Compara y busca precios: Olvídate de ir solo a un Sanborns, Liverpool, Game Planet o Gamers; busca precios en otras tiendas y paginas como: Mercado Libre, Amazon, Linio, Costco, Sam´s Club o ya de plano metete a la página de Walmart.

¿Que quieres jugar?: Por ultimo considera que marca trae los títulos que quieres realmente experimentar y olvídate de los multiplataforma, fíjate en las exclusivas. Ejemplo si quieres jugar God of War con todo tu ser, cómprate un PS4; pero no te lo compres solo por el FIFA más nuevo si lo que buscas realmente es otra cosa.

Espero que esto les ayude amigos a cambiar sus consolas y a que tomen una decisión ustedes mismos y que no se dejen manipular por otros, ya que a fin de cuentas ese nuevo aparato es de ustedes y de nadie más.

Comentarios

comments