Que onda gente, los saluda su amigo el escritor esporádico  @papa_checo

Resulta que el día lunes me entró una llamada de unos compas diciéndome que ya tenían el esperado juego de PS3 “Playstation All-stars: Battle Royale” y que si me lanzaba a probarlo un rato.

Después de sincronizar los controles y todo el ritual que se hace en el Play para poder importar controles, empezamos a darle al juego. Cabe mencionar que aunque tiene el modo Historia, no lo jugamos por que eramos varios y jugar de a uno por uno no aplicaba y además todos los personajes disponibles en este momento ya están desbloqueados así que decidimos irnos al modo Versus de lleno.

La pantalla de elección de personajes me recordaba algo a la de SSBB, y al ser jugadores ocasionales de Play, no conocíamos a todos los personajes y esto derivó en ponerles apodos como el “Spinal de Killer Instinct”, pero en fin, como era de esperarse escogimos a los personajes que mejor ubicábamos como a Big Daddy, Kratos, Nathan Drake y Raiden.

Los personajes obviamente tienen diferentes habilidades y diferente movilidad tratando de mantenerlos bien balanceados, es decir algunos son pesados pero tienen golpes que tienen un mayor impacto y otros son mucho mas ágiles pero sus golpes son mas débiles, en fin, es cuestión de cada quien. El modo de juego inevitablemente me recordaba demasiado a Super Smash Brothers y surgieron las comparaciones entre los dos juegos: una de las principales diferencias entre los dos es el modo de vencer a los oponentes, en este título tienes que causar daño y aumentar tu medidor de poderes, que tiene 3 niveles osea tres ataques especiales diferentes y obviamente cada uno más efectivo que el anterior, y al tener mínimo uno de los tres niveles se puede hacer un ataque para ahora si derrotar a alguno de los contrincantes (o a varios). Las peleas se ganan venciendo a la mayor cantidad de rivales posibles y como segundo criterio de desempate ( en la modalidad de tiempo) es el numero de veces que perdieron alguna vida.

Los poderes son lo más interesante de este juego, obviamente son diferentes para cada personaje, y al llegar al tercer nivel del poder se ve un pequeño cinematic del personaje haciendo su ataque especial “supremo”. Los poderes se utilizan tan solo apretando uno de los botones, así que no se tienen que hacer complicados movimientos de los sticks y combinaciones con los botones (como la clásica “U” hacia atrás de Street Fighter y tantos otros títulos de peleas).

En cuanto a los escenarios en general tienen un diseño atractivo y tienden a combinar aspectos de varios de los juegos que protagonizan los personajes elegibles del juego, algunos escenarios van cambiando conforme la pelea va avanzando y en algunos incluso el mismo escenario puede causar algún daño a los jugadores (Por ejemplo Hades de GOW , utiliza sus claws para atacar a los peleadores)

En resumen el modo de peleas multiplayer yo lo describo como bueno pese a que la movilidad de algunos de los personajes no es tan buena como hubiéramos querido. Lejos se queda este título de ser innovador pero cumple el objetivo de divertir y entretener.

Mi recomendación de este titulo es que le den una oportunidad, rentenlo y si se quedan enganchados pues de plano ya comprenlo, será una inversión para aquellas tardes de “no hay nada que hacer. vengan a jugar un rato”, con los compás. Les dejo una probadita de este juego:

Comentarios

comments