angel-faith-comic-cover

Por DR. JABBERWOCKY |

Para poder hablar de Angel & Faith, título de Dark Horse recién finalizado, es necesario poner en relieve cómo es que el concepto cuajó y las circunstancias de su impecable creación. Cuando nos enteramos en 2007 que la serie Buffy the Vampire Slayer sería continuada en cómic, los whedonites nos estremecimos, no sólo porque significó el regreso de “La Elegida” desde que la serie terminó en 2003, también por la gran cantidad de cabos sueltos que su spin-off, Angel, dejó durante su última temporada un año después.

Cuando BTVS Season 8 comenzó, las expectativas resultaron muy altas. La continuación de Angel no se hizo esperar gracias a que IDW poseía los derechos sobre la publicación desde 2006 cuando Brian Lynch lanzó Spike: Asylum tras un acuerdo al que llegó con Joss Whedon en un restaurante de Los Ángeles donde se encontraron por casualidad. Angel: After the Fall surgió y se ubicó como una serie de por sí brillante, que fue llevada por los bienaventurados caminos de la narrativa gráfica.

angelfaith
Angel y Faith en el episodio “Sanctuary” de la primera temporada en L.A.

Pese a haber sido el título más exitoso de IDW a la fecha y sin contar algunos tropezones (First Night, Angel: Aftermath; Angel: The Trouble with Felicia/Intermission), éste nunca contó con la misma ovación que Season 8, especialmente por las alteraciones en la continuidad del “buffyverso” a la vez entorpecidas por Dark Horse. Esto originó un altercado muy sonado entre Bill Willingham y Joss Whedon al tiempo que destaparon al villano Twilight en S8 como Ángel. Después de tal faramalla, Whedon decidió transferir los derechos de publicación a Dark Horse en orden de tener control de sus creaciones bajo un único sello editorial. El final de Ángel en IDW dejó por fortuna un sabor empero satisfactorio, digno de una continuación televisiva.

wolfram
Portada de “The Wolf, the Ram, and the Heart”, último arco de Angel en IDW.

La preocupación por el futuro de Ángel fue notoria tras el desenlace de S8, donde el personaje sufrió un retroceso que no cuadró con su final en IDW, por lo cual se le encomendó al escritor Christos Gage, quien previamente había trabajado en Stormwatch y WildCats, atar los cabos sueltos entre continuidades y entregarnos una sólida trama al retomar la culpa de haber asesinado a Rupert Giles y traer el fin de la magia como una de las tantas consecuencias.

AampF1
Un flashback donde se muestra cómo Ángel, bajo el poder de Twilight, rompió el cuello de Giles de la misma forma que Angelus hizo con Jenny Calendar, la amada del vigilante durante la segunda temporada de BTVS.

Si recordamos, la cazadora rebelde, Faith, fue acogida por Giles -lo cual no fue tomado a bien por Buffy- y al morir, éste dejó todas sus pertenencias, inmuebles y fortuna a Faith, mientras que a su cazadora estrella le dejó un simple libro…

VampyrBook
…aunque bien sabemos, no cualquier libro.

Faith, en el afán de encontrar su propia redención, se ve en el deber moral de cuidar y ayudar a Ángel a salir de la tumba que cabó para sí cuando el evento de Twilight estalló, pues si la memoria no nos falla, sólo él cuidó de ella pese a todos los crímenes que cometió en el pasado (véanse los capítulos de Buffy the Vampire Slayer: “Bad Girls”, “Consequences”, “This Year’s Girl”, “Who are you?”; y de Angel: “Five by Five” y “Sanctuary”).

Entre la gran vulnerabilidad de Ángel y el espíritu quebrantado de su compañera, nos topamos con sentimientos encontrados durante los primeros números. La vida en Londres, el escuadrón de cazavampiros sobrevivientes… sinceramente nada era como la serie de TV, carecía del estilo dinámico de Los Ángeles y no teníamos al equipo de Angel Investigations para levantarnos los ánimos con su humor en la lluviosa capital británica.

Afortunadamente, la premisa de revivir a Giles en un mundo sin magia fue lo suficientemente sólida para que Gage le diera su propia “magia” en Angel & Faith. La resurrección no es un territorio inexplorado en el buffyverso, pero la sola idea de intentar un ritual en tales condiciones se presentó como algo descabellado en su momento. El escritor nos embarcó en una aventura más parecida a los años de escuela de Buffy, que a los años de Ángel como detective, tomando en cuenta la gran mayoría de las proezas narrativas creadas por IDW.

Más cercano al “Monster of the week“, la progresión se cohesionó hasta llegar al #25. La cacería del demonio Mohra (¿a alguien le suena el episodio de la primera temporada de Angel, “I will remember you”?), significó la punta de lanza que gestó lo que estaba por venir: una carrera contra reloj para encontrar artefactos y sustancia que conservaran aún algo de sus propiedades mágicas.

angelfaith2
Ah y Ángel se puso un piercing del joven Giles en el pezón para mantener su esencia… O_O

Con lo que Ángel y Faith no contaban era la gran cantidad de enemigos que se les iban a interponer para traer a Rupert Giles de vuelta, desde Drusilla hasta Eyghon, aquel demonio que el ex-vigilante (entonces conocido como Ripper) y compañía invocaron en su juventud y que fue derrotado por el vampiro y su novia en el capítulo “The Dark Ages” durante la segunda temporada de la cazavampiros. Las apariciones posteriores del padre de Faith, Willow, Gunn, Spike, Harmony, Clem y el hijo de Ángel, Connor, condimentaron una historia dedicada a explorar las consecuencias de un mundo sin magia. Por ello Willow pidió ayuda a los héroes del título para ir en busca de otras dimensiones donde la magia fuera abundante y encontrar la forma de traer un poco a la Tierra.

Giless
Giles en su época de “Ripper” en Buffy the Vampire Slayer y en Angel & Faith.

Este cómic fue un éxito gracias al amplio conocimiento que tanto Gage como la ilustradora, Rebekah Isaacs, tienen de los personajes. Tanto los diálogos como los trazos lograron atraparnos en una atmósfera empero similar a la acostumbrada sin bajar el ritmo. La forma de adentrarnos en el pasado de Giles durante su formación como vigilante, así como la relación con sus tías Lavinia y Sophronia, dieron una consistencia a la historia del personaje, elemento rara vez aludido en la serie de televisión y ni que decir sobre la historia entre Faith y su padre.

AF13
Faith, Willow, Ángel y Connor viajan a Quor’Toth en el arco “Family Reunion”.

Cada portada de Steve Morris logró mantener el estándar de calidad pautado por la fenomenal Jo Chen durante S8 y conservó la expresividad aportada por Brian Denham o Elena Casagrande de IDW. Gage además sazonó la historia con antagonistas de primera categoría, como fueron los gemelos Pearl y Nash, demonios comandados por Twilight (Ángel) quienes al enterarse de su identidad decidieron seguir a Whistler, un hombre del pasado del vampiro (véanse: Buffy the Vampire Slayer, temporada 2, “Becoming pt. 1” y “Becoming pt. 2).

AngelAndFaith15Alt
Los perversos gemelos Pearl y Nash dibujados por Rebekah Isaacs.

No sólo ellos tenían cuentas pendientes con el campeón -¿o ex-campeón?- de los Poderes del Ser. Las cazadoras sobrevivientes de la guerra contra Twilight, entre ellas la mejor amiga de Faith, Nadira, también juraron venganza contra él.

AngelandFaith16RebekahIsaacsVariant
Nadira juró venganza contra Ángel por el asesinato de miles de chicas cuando era Twilight.

En el último arco de la serie, titulado “What you want, not what you need”, Ángel y Faith lograron por fin revivir a Giles con ayuda de Lavinia, Sophronia y Alasdair, un antiguo colega de Rupert. El ritual fue interrumpido por los villanos de la serie, quienes aprovecharon para robar gran parte de los artículos mágicos de Alasdair y así crear un virus con el fin de diezmar a la población humana creando una nueva raza demoníaca.

Como lectores pensaríamos que traer a Giles de vuelta mejoraría el panorama, mas no contaban con que éste regresaría a la vida como un puberto. Algunos pensarán “¿WTF?”, pero la maestría de Gage es tal que logró darle el tono severo y paternal de Anthony Head al dibujo de un joven, el cual, gracias a Isaacs, es idéntico al actor durante su niñez.

Giles-child
Giles regresa a la vida como un puberto.

Tras los sangrientos encuentros del penúltimo número, el #25 abrió con Whistler sosteniendo a Ángel del cuello (una breve reminiscencia de aquella escena de la temporada 4 del vampiro, en donde, en el penúltimo episodio de la temporada, Jasmine pelea contra el campeón y lo derrota). Con el virus parcialmente liberado y Nash muerto, ocurre un giro de 180° que rara vez llegamos a apreciar en TV, un cambio de consciencia en un villano como Whistler, quien de pronto, tras sufrir los estragos de su propio virus en el cuerpo, tiene un cambio de consciencia y un reencuentro con su naturaleza benévola.

ANGELAF-25-PG-01-f0fbe

Isaacs dio un uso adecuado de los espacios y generó ilustraciones íntimas, no sólo en el número final, sino durante toda la serie. Los horrores que la megalomanía de los antagonistas causó se hicieron palpables en la ambientación y especialmente en los gestos tan naturales de los personajes, pues en ningún momento se vieron aberrados o sin parecido con los actores. El emotivo final nos recordó el valor del sacrificio y la redención en la mitología del buffyverso, algo que se hallaba un tanto abandonado.

Y después de todo esto, ¿qué sigue?

Season 9 llega a su conclusión esta semana y posteriormente será anunciado el futuro de S10. Hasta ahora lo único seguro es que Rupert Giles y Faith Lehane se dirigen hacia L.A., dando fin al equipo entre la cazadora y Ángel, de quien no se sabe qué hará ahora que ha logrado su objetivo. ¿Se quedará en Londres o viajará por Europa? ¿Se reunirá con Connor y revivirá Angel Investigations? El tiempo lo dirá.

Angel-Faith-25_C

Gage, Isaacs y Morris pusieron el buffyverso de vuelta en el mapa y con la frente en alto -aunque no gracias a Whedon, quien está muy ocupado siendo famoso-, con un triunfo atronador a todas luces durante veinticinco números llenos de acción y redención para personajes que se sentían desconocidos tras los eventos de S8, y aunque, como con IDW, es el fin de otra era, cuando menos Angel & Faith recibió el reconocimiento merecido por parte de críticos y lectores de igual manera.

La serie no sólo será memorable, pues ha pasado a la posteridad gracias a la sólida y entretenida narración dirigida por la pasión de creativos ajenos a un proyecto con tanta historia y con tantos fanáticos; también será extrañada en demasía, algo que pocas series pueden presumir en sus haberes, ¡enhorabuena!

af

Comentarios

comments