El Pokémon GO de los magos llegó a los dispositivos móviles de toda Latinoamérica y tengo muchas, muchas, muchas cosas que decir sobre Harry Potter: Wizards Unite.

Hace tres años que llegó a nuestros celulares Pokémon GO y nos emocionamos mucho porque, por fin, podríamos completar nuestra Pokédex sin gastar nada más que calorías caminando.

Bajo este mismo concepto, Niantic decidió crear un juego para los amantes del mundo del joven mago. Cuando se anunció, muchos creímos que se trataría de atrapar a todas las criaturas existentes en el libro “Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos” sumando las bestias que se vayan uniendo con la saga del mismo nombre. Sin embargo, no fue así.

Mientras que en Pokémon GO tienes que llenar las Pokédex de cuatro regiones (hasta ahora), en Harry Potter: Wizards Unite tienes que ir llenando escenarios con estampas de animales, objetos y personajes de la saga, algunos de éstos necesitan ser atrapados más de una vez para completar la estampa.

Obviamente, aquí no hay pokebolas para atrapar cosas, sino energías que vas gastando cada vez que haces un hechizo; las poképaradas son sustituidas por posadas e invernaderos donde consigues ingredientes para pociones y energía. Y, en lugar de gimnasios, hay fortalezas en las que libras batallas de acuerdo a tu nivel sin equipos y una única “vida”. Sinceramente, no termino de entender cómo funcionan las fortalezas.

Si hay algo que volvió especial Pokémon GO fue la falta de un tutorial o historia para entender cómo jugarlo o de qué iba el juego, Wizards Unite tiene un extenuante tutorial y una larga historia que te van contando caras conocidas como Harry o Hermione y personajes nuevos. Esto, para mí, le quita agilidad al juego y lo vuelve un poco tedioso.

Los servidores de Niantic que soportan Pokémon GO son los mismos que se utilizan para Wizards Unite por lo que no es de sorprender que las posadas, invernaderos y fortalezas se encuentren en lugares familiares para quienes jugamos Pokémon GO.

Aunque el juego fue anunciado con bombo y platillo, la jugabilidad se volvió ligeramente más torpe y lenta por las animaciones y “cinemáticas” que el juego tiene para casi cada acción. Y sigo sin entender la utilidad de caminar en este juego.

Después de haberlo juzgado una semana, le doy 7/10 tiene potencial si mejoran todo lo mejorable. Yo, por ahora y pese a ser una acérrima fan de Harry Potter, prefiero seguí caminando con mi Pokémon GO abierto. Al menos con él sé que invertiré mis pasos para abrir huevos.

Comentarios

comments