Neon Genesis Evangelion es un clásico del anime cuyo estreno original fue en 1995. Trata de un futuro apocalíptico donde unos monstruos llamados ángeles intentan destruir la Tierra, por lo que la organización NERV crea robots (Eva) piloteados por humanos para combatirlos.

La historia se enfoca en Shinji, un joven de 14 años quien es el candidato ideal para pilotear un Eva, sin embargo, su padre (con quien no lleva una buena relación) es el comandante a cargo.

Parecería una historia normal de tipo robots (mechas) o un shonen, sin embargo, poco a poco hay más conflictos psicológicos, sociales y hasta morales/éticos/religiosos.

Pero fuera de recomendarles este anime, quiero opinar sobre qué significa para mí este estreno: El regreso de un clásico a Netflix no sólo nos sirve para volver a ver este gran anime, sino que marca la entrada a muchas oportunidades. Por ejemplo, ya han anunciado el probable estreno de Cowboy Bebop, otro de los clásicos más queridos de los noventa.

Han habido además otros éxitos rotundos en esta plataforma como One Punch Man, Naruto y Full Metal Alchemist ─ y también intentaron con Los Supercampeones (Captain Tsubasa)─

La teoría es que estos estrenos son para competir con la plataforma de streaming Disney+, pero el público al que se dirigen es distinto. Están ganando público de veinteañeros y treintañeros sin hijos. Creo que más bien corre peligro Crunchyroll.

Si han visto circulando una queja sobre la traducción de subtítulos de Evangelion, en mi opinión son intentos de otras aplicaciones de streaming para evitar el éxito del anime en Netflix al desprestigiar. En japonés se escucha que pronuncian “daisuki” que se puede interpretar como me gustas o te quiero, siendo un grado abierto a más interpretación. No considero que hayan censurado cómo se ha dicho ya que en el contexto con las miradas y demás se entiende el verdadero sentimiento.

También Netflix se ha ganado otro público olvidado con varios Doramas (chinos, japoneses y coreanos), compitiendo con Dramanet. Así que está ganando muchos terrenos que llevan años olvidados. Quiero ver qué más tiene esta sana competencia empresarial para ofrecer a su público.

Con todo esto concluyo que hay algo más grande corporativamente hablando detrás de estos estrenos: Posibles compras de aplicaciones de streaming, o pérdidas de algunas. Mientras tanto, solo disfrutaré del hecho que el anime está más al alcance del público que nunca.

Comentarios

comments