METAL WARRIOR |

MetalWarrior

Después de esperar años por una adaptación gringa del Rey de los Monstruos, Legendary y Warner por fin escucharon los deseos de los fans y crearon a un Godzilla mucho más fiel al original, apartado del fiasco que fue el filme de 1998 donde aparece una iguana gigante. Pero, oh, decepción… fallaron en crear una historia decente. Considero que el monstruo retratado en este nuevo filme sí merece ser llamado Godzilla, conserva la esencia de la bestia original, sacrificando la falsedad del traje de hule espuma; el problema es que no supieron darle el lugar que se merecía en pantalla, esto por… (aguas, que hay spoilers)

1) El reparto

Qué aburrido es ver gente tan desabrida, cuyas motivaciones, miedos y demás emociones son expresados con el mismo y monótono tono de voz. Los actores podrían estar diciendo “Ahí viene el monstruo” o “Voy a salir por pan” y no nos daríamos cuenta de la diferencia; no vemos ira, felicidad, miedo o alguna reacción más “real” reflejada en el rostro de los protagonistas. Aaron Taylor y Lizzie Olsen son unidimensionales, mientras que Ken Watanabe nunca cambia su expresión más que para tener la boca abierta en señal de estar anonadado, hasta Godzilla es más expresivo. Ni siquiera se pensó en las reacciones que podrían tener las personas frente a un monstruo gigante: nadie llora, nadie se orina encima, nadie se desmaya… lo único que hace la gente es abrir más los ojos.

La única excepción es, por supuesto, Bryan Cranston, pero su participación en la película se trunca al poco tiempo de hacer su aparición.

ken watanabe godzilla

2) La historia es densa

Aaron Taylor personifica a un soldado que tiene que llegar a San Francisco para salvar a su familia y nos muestran su travesía a partir de un incidente en Japón, pero al mismo tiempo se involucra en el plan para destruir a Godzilla, que curiosamente también se dirige a San Francisco. Aparte de que al personaje no le pasa nada a pesar de que todos los demás soldados “caen como moscas”, su viaje tarda una eternidad, vemos tanto material de las fuerzas armadas que gran parte de la película no se siente como si fuera Godzilla, y lo peor de todo es que dicho material es sumamente aburrido.

Además, Aaron Taylor parece ser el joven destinado a presenciar los sucesos más relevantes relacionados con Godzilla y a participar en ellos sin que nunca le pase nada grave. Todo lo opuesto a Bad Luck Brian.

Ver la inexpresiva cara de este sujeto por casi dos horas es cansado.
Ver la inexpresiva cara de este sujeto por casi dos horas es cansado.

3) ¿Godzilla es el depredador alfa porque…?

El doctor Serizawa (Ken Watanabe) alega que Godzilla es el máximo depredador y sustenta su apoyo hacia él basado en dicha afirmación. ¿Cómo es que sabe esto? Es la primera vez que Godzilla emerge a la superficie para cazar; en 1954 ya había sido avistado pero no sucedió nada aparte de que le soltaron una bomba atómica encima, ¿y luego?

El apoyo hacia Godzilla proviene de Serizawa, y él basa su apoyo en una afirmación sin ningún tipo de sustento. Mamadas.

UPDATE: Señores, pongan atención. Este filme NO está relacionado con las películas japonesas, es una historia totalmente independiente, la primera de una franquicia de Legendary y Warner. Esto quiere decir que, en el universo ficticio donde ocurre este relato, es la primera vez que Godzilla aparece para pelear contra monstruos. Las películas ligadas entre sí son las de Toho, las cuales no vienen a cuento para este escrito.

godzilla water

4) Godzilla no es el protagonista de su propia película

El más grande error es que toda la trama gira alrededor de Aaron Taylor y del ejército norteamericano, que por alguna razón mete sus narices en asuntos de índole internacional (el primer “incidente” ocurre en Japón, entonces ¿por qué se involucró la armada de E.U.? ¿O por qué solo E.U.?) Toda la película trata del heroico esfuerzo del ejército por salvar a su país de la amenaza bla, bla, bla. Godzilla es, literalmente, un elemento de fondo, vemos como los norteamericanos realizan valientemente su labor mientras que en segundo plano vemos al Rey de los Monstruos peleando.

Lo que uno quiere ver en un filme de Godzilla es una buena pelea de monstruos, pero eso no sucede en este caso. El tiempo en que el kaiju por excelencia aparece en pantalla es muy poco, en comparación con el tiempo que ocupan Aaron Taylor y el ejército, se podría decir que es nulo. (10-sep-2014: De dos horas que dura la película, Godzilla no aparece en más de 8 minutos de ésta, y sólo 5 son de cuando pelea, este video lo prueba.)

godzilla golden gate

El pilón: La música

La verdad, extrañé mucho el tema de Godzilla en este filme. Si ya se tomó prestada a la bestia para la cinta norteamericana, ¿por qué no también la música?

Godzilla fue una enorme decepción, a pesar de la calidad con que se logró crear al Rey de los Monstruos mediante CGI, la historia dejó mucho que desear; el filme quedó abierto para una o varias secuelas, pero si Legendary y/o Warner piensan hacer un trabajo como éste de nuevo, mejor que ni se molesten.

Metal Warrior

godzilla nope
La reacción del monstruo al ver el poco tiempo que le dieron en pantalla…

Comentarios

comments