POR LUCY “HIKARI” MIGUEL |

Para ti, quien me acompaña en esta historia espacial. “Stand strong, stand together”.

ImageProxy

¿Qué harías si descubrieras que cada determinado tiempo existe una etapa de aniquilación en el universo donde vives? ¿Qué harías si dependieran de ti los acontecimientos de la historia?

Es el año 2183, eres un soldado que representa a las antiguas naciones del planeta Tierra. Tu misión es evitar que el ciclo de destrucción se repita, mientras exploras mundos y te enfrentas a temas como la colonización, inteligencia artificial y la relación hombre-máquina. ¿Sabes de qué juego hablamos?

Casey Hudson, director de la trilogía que relata la historia anterior, mejor conocida como Mass Effect, explicó el título de esta producción como un fenómeno de la física que tiene propiedades en otras fuerzas y en el que algunas criaturas basan su evolución.

ImageProxy (1)

Mass Effect involucra directamente al jugador, con diferentes escenarios de causa-efecto que recaen propiamente en las decisiones de quien decide tomar el papel de el (o la) Comandante Shepard.

Este videojuego incluye mitos y leyendas que podrían espantar a más de uno, y alimentan la historia de una forma que sin duda podríamos describir como espectacular; si, además, a eso le agregas la banda sonora que la acompaña, tienes como resultado un gran juego de video.

El soundtrack de Mass Effect es un trabajo concienzudo y bien pensando: desde el momento en que insertas el disco en tu consola, el mundo se transforma y te conviertes en parte de una historia real porque no se trata sólo de superar obstáculos y pruebas, sino también de que seas tú quien las haga a su manera y asumas las consecuencias de las decisiones que tomes a lo largo de los episodios.

¿O acaso no es indispensable la música mientras eliges los rasgos físicos y características del personaje que durante horas serás tú? ¿O mientras piensas qué será lo mejor para tu nave y tus compañeros?

La banda sonora de la primera entrega de Mass Effect corrió a cargo de Jack Wall y Sam Huilick, con la colaboración de Richard Jacques y David Kates, quienes tomaron inspiración de Blade Runner y Dune. Fue lanzado el 20 de noviembre de 2007. Las melodías son una mezcla de música ochentera con orquesta que lo hacen especialmente atractivo y te trasladan completamente a un futuro de ciencia ficción.

Para Mass Effect 2, Bioware, el estudio que desarrolló el videojuego, también tuvo el honor de trabajar con Jack Wall y Sam Huilick para la música, además de contar con algunas composiciones de Jimmy Hinson. El OST, lanzado el 18 de enero de 2010, fue igual de satisfactorio que en la primera entrega.

Finalmente, el OST de Mass Effect 3 vio la luz el 24 de abril del 2012. Independientemente del final que a muchos no convenció, contó con canciones que hicieron especiales los momentos hasta el último instante, nadie le reclama a la música que el término de la historia no haya sido lo esperado. Corrió a cargo de Sascha Dikiciyan y Cris Velasco, con la cooperación de Sam Huilick y Christopher Lennertz.

Quizá no siempre nos detenemos en la música de lo que jugamos o vemos; pero sabemos que si no tuviéramos ese elemento sonoro, sentiríamos que algo está incompleto: las emociones, el estrés, el llanto, las risas… no serían las mismas sin un sonido que las engrandezca, que nos envuelva en la historia. ¿O no siempre le hemos puesto una melodía a los momentos más relevantes de nuestra vida?

Los compositores y el equipo de producción de Mass Effect justo logran que todos los elementos del videojuego se vuelvan parte de tu vida real mientras los juegas; les proporcionan la importancia que merecen a cada personaje, a cada escena, a cada emoción.

Escuchar las composiciones es un deleite musical incluso para oídos poco entrenados, porque crea reacciones en el cerebro que te dicen que estás frente a algo bueno, que eso en tu pantalla te está pasando realmente a ti:  es tu vida la que está siendo contada a través de los viajes, de las misiones, de las dudas y de la música.

Si no has tenido la oportunidad de jugar Mass Effect o de escuchar su banda sonora, es momento de que lo hagas, de que te pongas en la piel de un espectro espacial y descubras que lo que ves en pantalla también puede hacerse real.

Comentarios

comments