DR. JABBERWOCKY |

b

¿Por qué es importante hablar de Buffy the Vampire Slayer en 2015? A 18 años de haberse estrenado en la televisión ¿sigue siendo relevante?

tumblr_m6yufq1rUc1qczodu

Decir que el show creado por Joss Whedon fue revolucionario suena a apología y por ello es pertinente disertarlo para todos aquellos escépticos, especialmente si apreciamos la actual madurez en la serialidad televisual, hecho que deberíamos pensar más como “una graduación” si ubicamos a la cazavampiros como una de las primeras, junto a The Sopranos, The Simpsons, The X-FilesThe West Wing, en dar este paso hacia la edad adulta de la televisión.

tumblr_lg6x5smJKN1qgbabho1_500

Como crítico ha sido necesario distanciarme de una serie que se volvió demasiado familiar y si de algo he demostrado saber, es de tele.

El fanboy en mí ha visto la serie incontables veces, casi al punto de saber de memoria diálogos, nombres de episodios y gruñir cada que la criatura de Mutant Enemy aparece al terminar los créditos. Y aunque he de aceptar que mis (o nuestros) hábitos de consumo han cambiado desde que tenía 9 años, la memoria de experimentar el Prime Time yace incrustada como buen ritual al cual atendía de manera ceremoniosa al prender el televisor para ver el show en FOX a través de la señal de cable y no alcanzo a recordar momentos más felices durante mi pubertad/adolescencia.

Caleb-9d9432cbc0cd4b2e936ee05896e6a958

Los tiempos cambian y la gente también, pero las historias perduran cuando dejan huella no sólo en un grupo de espectadores, sino en toda la cultura que creamos y asimilamos día a día.

Después de solo siete años al aire (1997-2003) hoy estamos ante un hito cultural que ha sido objeto de estudios académicos, el cual ha servido de inspiración para muchos dramas actuales y al mismo tiempo ha sido imitado en múltiples ocasiones, aunque jamás igualado, hecho que pone en duda los logros de la segmentación de mercado en el entretenimiento audiovisual actual, pero que a la par coloca a la serie como un referente obligado dentro de la narrativa contemporánea.

tumblr_mpftpmrWh91r66fv9o1_500

La dupla “Welcome to the Hellmouth”/”The Harvest” marcó el banderazo de salida para una serie que logró ser exitosa sin recurrir al gore y a la desnudez explícita, como sucede en la mayoría de las series hoy consideradas blockbusters. Si bien ambos episodios sentaron la premisa, no fue sino hasta la segunda temporada cuando Buffy the Vampire Slayer encontró el balance perfecto entre su juvenil tono humorístico y sus argumentos más serios, donde el drama y los dilemas morales fueron el pan de cada día para la cazavampiros y sus amigos.

tumblr_lsif4uvsmh1qaimf2o1_500

Buffy Summers significó la consecuencia directa de Wonder Woman, Ellen Ripley y Xena, todas ellas insignias de la insurgencia femenina. A diferencia de sus predecesoras, el personaje creado por Joss Whedon fue más cercano al contexto social al cual hizo alusiones metareferenciales constantemente.

Su historia no fue situada en el aislamiento del espacio profundo; ni en una sociedad donde las dobles identidades y la camaradería entre seres con superpoderes es usual; mucho menos en una versión de la Grecia antigua dominada por dioses egoístas; fue ubicada en un pequeño pueblo californiano habitado por gente normal que resultó ser un lugar de convergencia sobrenatural, una metáfora siniestra primero desarrollada con maestría en Twin Peaks, pero que halló madurez en el relato de Whedon.

tumblr_inline_nd9qxriwdZ1r30dnf

La serie, más allá de formular una alegoría fantástica de los problemas durante la adolescencia, se trató en todo momento de un revés a la misoginia, una apuesta significativa por la subversión de roles sexuales, un viraje en el discurso clásico del héroe y finalmente un viaje de autoconocimiento, evolución, madurez y emancipación donde una chica de dieciséis años es elegida para mantener a las fuerzas de la oscuridad a raya, con todo y lo que ser adolescente implica.

anigif_enhanced-16715-1399091640-1

Joss Whedon se enfrentó a los convencionalismos y a los clichés, hizo de la estereotípica porrista rubia un modelo a seguir tras dotarla de algunas habilidades sobrehumanas y, al mismo tiempo, hacerla capaz de discernir entre lo correcto y lo incorrecto, al punto de arriesgar su propia vida salvando al mundo en vez de llevar una vida más o menos ordinaria.

tumblr_l8in47puNA1qacbhdo1_500

La actualización de la figura mesiánica hizo de Buffy un personaje asequible con el cual el espectador se sintió identificado las más de las veces. Nunca antes se narró con tanta precisión ni detalle la soledad del viaje del héroe épico, pese a hacer visible la importancia de la amistad, la familia y el trabajo en equipo. Es claro que sin ayuda de sus amigos el mundo habría sido destruido, sin embargo el peso de la responsabilidad recayó siempre sobre los hombros de ella.

buffy_too-much-for-me-want-it-to-be-over

Whedon tomó riesgos al intentar aleccionar al espectador. Retó nuestra conciencia al poner en duda la educación y decisiones de nuestros padres; nos puso en contacto con el duelo de perder a personajes que se volvieron amados y cercanos al mostrarnos la celebración de cada momento; puso a prueba nuestras nociones sobre el amor y el enamoramiento al ser joven y al crecer; metaforizó nuestro miedo a ser invisible, a quedarnos solos; nos enseñó que el pasado siempre será parte de nosotros sin importar cuánto queramos escapar de él; hizo notar la irrealidad del ideal de justicia, pues obtener lo deseado implica más que constancia, un poco de suerte; y en los momentos más oscuros, dotó a sus espectadores de un hogar, nos preparó para enfrentar adversidades y a pedir ayuda sin sentir vergüenza.

tumblr_lgqot7OZtK1qgbabho1_500

A la fecha es curioso escuchar a una generación de escépticos comentar que la serie era estúpida (muchos de ellos citan la trilogía de Blade como ejemplo de lo que es un verdadero cazador de vampiros), argumentando que a ella se deben aberraciones como Twilight cuando, por el contrario, tuvo como objetivo erradicar el sexismo de la psique colectiva.

Cada personaje femenino a la periferia fue dotado de una complejidad hoy ausente en muchos de los dramas actuales que han intentado emular sus méritos. Desde la madre soltera, Joyce Summers, hasta la nerd convertida en bruja, Willow Rosenberg; pasando por Anya Jenkins, una ex-demonio de la venganza; Cordelia Chase, la popular porrista vuelta guerrera; e incluso Dawn Summers, la hermana de la cazavampiros, cuyo origen místico contrastó con su fragilidad humana y su testarudo carácter.

cordelia-alone-1-7d8e4e2ebc339f5934cf8ee18aadc1d4

Es inevitable no sorprenderse al notar la falta de heroínas en la ficción audiovisual actual si consideramos que Daenerys Targaryen, Katniss Everdeen, Hermione Granger, Abbie Mills y, en mucha menor medida, Black Widow, son las únicas féminas fuertes, determinadas y nobles que continúan el legado de la creación de Joss Whedon, especialmente en un mundo donde Twilight y 50 Shades of Grey tienen tanto éxito.

Ello pone en evidencia el sexismo que yace arraigado en el discurso social, especialmente cuando productores y espectadores por igual continúan dudando de la capacidad de la mujer, no hay que ir lejos para saber que a la fecha las mujeres siguen ganando menos que los hombres y aún así se subestima el empoderamiento femenino, incluso en la ficción.

tumblr_lfyjangWXd1qgbabho1_500

Hay incluso quien piensa que Twilight siguió la tendencia de Buffy the Vampire Slayer, cuando la serie luchó en contra de la sumisión femenina al dejar en claro que el hombre no define el papel de la mujer en la sociedad y por lo tanto, la mujer está en el derecho de asumir el control de su cuerpo y de su futuro más allá del tradicionalismo o de las estructuras machistas heredadas por el patriarcado; el que existan quienes piensan lo opuesto sobre la serie delatan una misoginia aún inconsciente, de allí la deuda de Matthew Weiner, creador de Mad Men, y Shonda Rhymes, creadora de Scandal, tienen con Joss Whedon.

tumblr_lnw9xklfmE1qaimf2o1_500

El drama protagonizado por Sarah Michelle Gellar redefinió el lenguaje diario y la forma de hablar de toda una generación gracias a la utilización de portmanteaus y asimismo vio florecer a escritores y productores cuyos créditos se hallan presentes en varias series icónicas, como Steven S. DeKnight (Spartacus, Daredevil de Netflix), Marti Noxon (Mad Men, Prison Break), Drew Goddard (Alias, Lost, Daredevil), David Fury (Lost, 24, Fringe), Doug Petrie (American Horror Story, CSI), Rob DesHotel (True Blood, Mike and Molly), David Greenwalt (Grimm) o Jane Espenson (Once Upon A Time, Husbands, Torchwood y Caprica).

buffy_angel_fairytale

Resulta casi una obviedad que el legado de Buffy the Vampire Slayer se extienda a las series de género, ahí están de prueba The Vampire Diaries, The Originals, The Walking Dead, True Blood, Supernatural, Constantine, Hex, Sleepy Hollow, Point Pleasant, Charmed, Salem, The Strain, Being Human, Penny Dreadful, American Horror Story y Grimm.

Lo interesante y revolucionario del tema es que Whedon creó una serie donde mezcló gamas y géneros que van del drama adolescente presente en Dawson’s Creek y The O.C., a las series de ciencia ficción posteriores como el revival de Doctor Who y el tenso melodrama de algunas como The Sopranos o Lost, así como el humor metareferencial típico en Sex and the City y del cual Robot Chicken hizo su trademark años después.

tumblr_lv882959wr1qgmt5yo1_500

Whedon y su equipo, incluido el elenco, crearon una serie trascendente, un drama profundo que sigue dando de qué hablar a más de diez años de haber terminado, pero el legado verdadero de ésta reside en la innovación de su estructura narrativa, por ello que se le considere revolucionaria al proyectar, a forma de cómic, arcos argumentales por temporada planeadas de principio a fin, con objetivos específicos y pequeñas narraciones incidentales que sirvieron para la construcción dramática de los personajes, los cuales, sin excepción, crecieron y evolucionaron durante esa transición entre A y B.

500-c537473636d15e403aac5b1a6007de32

Asimismo, significó un desplazamiento de la televisión comercial a la experimentación artística y la crítica social tanto como Twin Peaks y The X-Files hicieron antes de ella y Breaking Bad o Hannibal han hecho en los últimos años. Episodios como “Hush”, “Once More With Feeling”, “The Body”, “Restless”, “The Zeppo”, “Earshot”, “Conversations with Dead People” o “Storyteller” se volvieron emblemas estéticos de la cultura pop y comentarios atinados sobre la histeria social de un momento determinado.

tumblr_mg81wsgqfo1rzxujso1_500

Y bien, le preguntaría a esa generación de escépticos: ¿es relevante hablar hoy de Buffy The Vampire Slayer? Por supuesto.

Adelantada a su tiempo en muchos sentidos, a dieciocho años ésta sigue probando su vigencia. A ella se le debe una ola de heroínas expulsadas del más próximo útero social en forma de mártires y exiliadas, mujeres poderosas y solitarias que no terminan de adaptarse como miembros de estructuras de coerción porque, en última instancia, la serie creada por Joss Whedon sirvió como un un bastión para los incomprendidos e inadaptados; celebró la importancia de ser diferente al dar un mensaje de fortaleza, voluntad, convicción y determinación frente a los problemas de la vida.

seize

Díganme que no fue revolucionaria y les diré lo que es “ser una cazavampiros”, nunca se trató de la diferenciación entre lo correcto y lo incorrecto, sino del poder de decisión propia frente a las exigencias progresistas de la sociedad de consumo sobre el individuo.

Comentarios

comments