Por Dr. Jabberwocky.

Cuando pensábamos que la carrera de M. Night Shyamalan estaba tan muerta como la de la actriz Amanda Bynes, el director hindú nos vuelve a emocionar… pero, ¿es esto acaso suficiente?

Antes de despotricar sobre Después de la Tierra (o alabarla) vale la pena hacer un viaje en el tiempo para recordar la filmografía de quien alguna vez fuera el prodigio de Hollywood, antes de hacernos pensar dos veces si le convendría más dedicarse al Bollywood o a atender un Kwik-E-Mart.

the_last_airbender_1

El último maestro del aire (2010)

Shyamalayanlalayan -como me gusta llamarlo- tiene varios temas característicos presentes en toda su filmografía: la alteridad y la posesión de dones especiales. Con esta constante búsqueda en mente, rodó la pobre adaptación de la popular caricatura Avatar: el último maestro aire.

El problema con esta película no sólo recae en la debilidad de su guión, sino (para variar) en el casting. Incluso el cineasta fue acusado de racista dado que los personajes de la serie son asiáticos y él los eligió caucásicos.

En la teoría sonaba como una excelente adaptación, sin embargo la práctica demostró que la búsqueda de aquellos temas tan recurrentes ya era sólo una pantalla que cubría un gran presupuesto por parte de los estudios. ¿Así o más corrupto el asunto? Esto le valió las más preciadas Golden Raspberries por las categorías de “Peor director” y “Peor película” en 2010.

happening-review1

El fin de los tiempos (2008)

¿Cómo abordar esta cinta? Si bien recurre a una explicación fenomenológica sobre la reacción de la naturaleza tempestuosa en contra de la humanidad y trata la abundancia de muerte como emanación misma de la naturaleza vengativa, su principal error es confiar en Mark Walhberg para liderar el elenco.

Por si esto fuera poco, los agujeros en el guión son irrisorios y buscan sustentarse en argumentos sacados de la manga. El fin de los tiempos es hasta ahora la caída más estrepitosa de su carrera. Todo se resume a una oración: Mark Wahlberg hablando con un árbol de plástico.

village-il

La Aldea (2004)

La extraña y siniestra presencia de lo otro es siempre aterradora. Saber que el mundo fuera de la burbuja puede ser motivo del más grande miedo no se compara con el horror de saberse perteneciente al interior corrupto y represivo de una estructura capaz de las peores atrocidades en orden de preservar el orden…

Y aunque la idea no es menospreciable, este fue el primer descalabro real que dio el hasta entonces suertudo Shyamalan. Con una historia que no sólo no cuaja al final, sino que es una verdadera ofensa a los espectadores que pagaron por ver una cinta aparentemente prometedora.

La resolución de La Aldea fue tal como ocurrió en aquel capítulo de South Park en el cual recurren al propio Shyamalan para que provea de ideas que puedan detener el plan de los terroristas en Imaginacionlandia, a lo cual contesta: ¿Qué pasa si resulta que no son terroristas, sino hombres lobo provenientes del futuro?

signs3

Señales (2002)

En la filmografía de este director es bastante usual que la infiltración de una fuerza ajena a la estructura social en la cual los personajes se hallan inmersos, sirva de detonador de sus miedos más básicos, en específico la incertidumbre.

Con un elenco compuesto por Mel Gibson y Joaquín Phoenix, la cinta aprovecha el tema de las marcas extraterrestres en los sembradíos de maíz para recrear una ambientación misteriosa que logra un buen uso de la intimidad y los silencios durante las escenas más memorables.

El gran acierto de Señales se debe a la forma en la cual un fenómeno inexplicable no tuvo una resolución aparentemente lógica ni sacada de la manga, pues por el contrario, la existencia de vida extraterrestre en el filme no es puesta en duda, de ello que la fe tanto en Dios como en lo ‘otro’ logra evidenciarse tal como es: un enigma incuestionable.

thesixthsense1999

El sexto sentido (1999)

La mejor cinta de Shyamalayanlalayanlalayan -le va mejor este nombre, en verdad- no es sino una película de fantasmas guiada por un guión simple con un giro de tuerca verosímil e inesperado. Protagonizada por el alguna vez carismático Haley Joel Osment y el héroe de acción Bruce Willis, El sexto sentido trata de un niño con la habilidad de ver gente muerta.

La premisa de ideas nos lleva a entender que el miedo es una cuestión de voluntad pese a la abundancia de muerte que hay en el mundo (elemento explotado con mucho menor éxito en sus otros filmes como hemos visto).

Hacia el final, el personaje de Osment comienza a adaptarse a un mundo de muertos tras comprender que la muerte es parte de la vida. En este punto la alteridad no presupone más un componente del horror, sino de asimilación y pertenencia.

Y por fin, ¿Shyamalan logra redimir su carrera con Después de la Tierra?

No. Aunque para ser honesto cuando creí que el gastado mecanismo del entorno de muerte y la alteridad habían ya sepultado hace mucho su carrera me sorprendí. Después de la Tierra no es ninguna joya del cine, es incluso tan pretenciosa como La guerra de los mundos de Spielberg -aunque no tan mala como ésta-. Pese a ello es la película mejor lograda del cineasta en al menos 11 años (la anterior fue Señales).

La historia fue concebida por Will Smith cuando veía un programa sobre un padre y un hijo cuyo auto se accidenta en un lugar recóndito de una montaña. Al lograr consolidar un guión persuadió al director para que la rodara.

after-earth-new-trailer-gets-emotionally-unpredictable

Después de la Tierra trata de una nave espacial tripulada por el comandante Cypher Raige (Will Smith), su pedante hijo Kitai y otros tripulantes cuya existencia es carente de importancia, la cual debe hacer un aterrizaje forzoso en -valga la redundancia- la Tierra, planeta abandonado por la humanidad desde hace mil años y puesto en cuarentena.

Los desaciertos:

Will Smith es sin dudas uno de los actores más carismáticos, pero eso no es suficiente para sostener a un filme como este. La personalidad de Cypher Raige es fría, cuadrada y meticulosa, básicamente inexpresiva. Pese a ello Smith no termina de cuajar el papel, pues se presenta unidimensionalmente. Tener templanza no es lo mismo que ser plano. El personaje de Raige y una piedra son lo mismo.

After-Earth-Movie-Trailer-photo

Pero el verdadero horror es tener al hijo de Will Smith como principal, lo cual es un claro ejemplo de nepotismo. Jaden Smith, cuya presencia es insufrible dentro y fuera de la pantalla, encarna a Kitai Raige, un impulsivo y caprichoso mocoso que con afán de ser reconocido por su padre hace lo que sea… y lo logra. El joven Smith carece de talento histriónico o carisma pese a mostrarnos el lado humano e infantil de un puberto que ha sido forzado a crecer a la sombra de la tragedia.

La fotografía es extraña, los emplazamientos son en extremo debatibles; los efectos visuales desmerecen; y las razones por las cuales la nave se accidenta son empero cuestionables (¿quién va al espacio con una nave que parece hecha de madera?). Y aun así dichos errores no se comparan a tener a los Smith en los papeles principales, pues en lugar de hacerle un favor a la cinta, la condenan con tan apáticas interpretaciones.

Los aciertos:

Aunque hay una gran carencia de intimidad (de nuevo, gracias a la dirección de cámara), Después de la Tierra acierta con varios momentos de tensión en el espacio y en la jungla, la ambientación cumplió su cometido en cierta forma.

Download-Movies-After-Earth-Wallpaper-HD

Tiene una estructura narrativa simple que va de un punto inicial a uno final, no mantiene ambigüedades; por otro lado la música impulsa una condición rítmica entre el espectador y la cinta durante las secuencias de acción además de verse beneficiada por algunos silencios prolongados que preservan el drama.

De nuevo los temas recurrentes en Shyamalan se hacen presentes de una forma más razonable y menos espontánea. Aún cuando la abundancia de muerte está presente, el instinto de supervivencia lo desplaza frente al reconocimiento de la fuerza siniestra como algo conocido (evolución animal, nada del otro mundo).

El cineasta logra recuperar lo que alguna vez explotó en El sexto sentido: “el peligro es real, el miedo es una opción”. Busca una lógica al comportamiento de las criaturas enemigas denominadas “Ursas”, de acuerdo a su mecanismo de ataque basado en feromonas segregadas por el hombre cuando tiene miedo.

after-earth-jaden-smith-volcano

Usar la biología como argumento verosímil para dotar de vida los miedos básicos es una estrategia funcional. A la par y como en Señales o El último maestro del aire, trata de la fe en sí mismo como forma de adaptación en ambientes hostiles y más todavía de la presencia de un agente externo en un ecosistema que de una u otra forma altera el orden establecido, en este caso el humano de vuelta en su planeta natal tras mil años de abandono.

A pesar de sus aciertos, es una cinta ególatra y excluyente. ¿A quién le importa el resto de la tripulación muerta? A diferencia de las cintas anteriores ésta sólo se enfoca en los vivos -o sea, los Smith-.

¿Cambiará algo en la filmografía de Shyamalayanlalayan Después de la Tierra? Quizá no, pero su influencia en los estudios y el compadrazgo con las estrellas indican que su carrera está lejos de encontrarse muerta… aunque esto signifique un desperdicio de recursos. El Kwik-E-Mart le vendría mejor en mi opinión, al menos de esa manera podría garantizar la calidad de sus productos. 

apusimpsons

FICHA TÉCNICA

Título original: After Earth (Después de la Tierra)

Año: 2013

Duración: 100 minutos

País: Estados Unidos

Género: Aventura, Ciencia ficción

Director: M. Night Shyamalan

Reparto: Will Smith, Jaden Smith

Guión: Stephen Gaghan y Gary Whitta

Comentarios

comments