MR MIKE MAYA |

Probablemente, más de uno hemos escuchado que nuestros gustos no son lo que comúnmente dirían normales, pero hasta entre nuestra afición hay obras que caen en lo bizarro. Esta semana les presento una serie que me atrapó por su extraña animación y enredada historia, me refiero a Mekakucity Actors.

Originalmente llamado Kagerou Project, fue una serie de canciones producidas por el músico Jin, posteriormente y debido a su gran popularidad se produjeron novelas ligeras y manga escritos por el mismo Jin, e incluso se realizó un anime a cargo del estudio Shaft con la dirección de Akiyuki Shinbo teniendo una duración de sólo 12 episodios emitidos por primera vez el 12 de abril de 2014.

Sinopsis

Shintaro es un joven que lleva encerrado dos años en su habitación teniendo como único entretenimiento su ordenador donde vive Ene, una extraña inteligencia artificial que siempre está jugándole bromas a Shintaro. Un día, por culpa de una broma se descompone el teclado y Shintaro se ve obligado a salir a comprar uno, al llegar al centro comercial se ve envuelto en una toma de rehenes por parte de unos terroristas y una banda de jóvenes con poderes oculares. Por culpa de Ene se tendrá que unir a la banda Mekakushi Dan para descubrir qué es lo que ocultan estos extraños poderes.

Mekaku 2
“Todos queremos una computadora así”

Entiendo que esta explicación de la historia no es suficiente para entender cómo se desarrolla, pero créanme que es difícil lograr explicar en un párrafo cómo es que pretende comportarse este anime, pero vamos por partes.

La historia por sí misma es sencilla, cuando la terminas de ver, cada uno de los episodios aporta parte de la historia de manera desordenada, pero manteniendo una relación con el argumento en momento, es como la película Pulp Fiction de Quentin Tarantino donde te cuentan pedazos de historia y luego regresa para contar otra historia que se relaciona con el futuro. Este enredo puede que le moleste a los fanáticos que buscan algo más sencillo de entender, hay que mantenerse atento a todos los detalles para poder enlazar todos los detalles al final de la trama.

Por su parte, la animación es algo especial de la serie. Si estás acostumbrado a las tomas convencionales, olvídate de ello, las tomas son extrañas; van desde enfoques lejanos, superiores o incluso enfocando a aspectos que no tienen relevancia con quien esté hablando, los paisajes donde se desarrolla toda la escena la mayor parte del tiempo será bizarra o metafórica llena de colores que transmiten la esencia, por ejemplo usar colores rojos en situaciones de alerta. Pero ¿por qué es tan bizarra esta animación? La responsabilidad cae directamente sobre el director Akiyuki Shinbo, es por así decirlo su marca personal en las series, muestra de ello es la serie Bakemonogatari, que sufre una ambientación muy similar y continuamente resulta confusa.

Mekaku 3
“Así de extraña es la animación”

En resumen, la historia de Mekakacity Actors no es complicada, pero sí sufre muchos enredos y si a esto sumamos una animación bastante extraña y que se preste a ponerse filosófico e interpretar lo que se muestra en pantalla, terminaremos con dolor de cabeza y más dudas que respuestas. Tengo que decir que me molesta que al final de la serie me quedaron dudas de cómo se dieron algunos hechos que no se justifican de ninguna manera, e incluso contradicen lo que se dijo en algún momento. Como no me sentía satisfecho decidí buscar el manga y qué buena sorpresa me llevé al ver que sigue un desarrollo similar al anime y que explica mejor los sucesos, aunque tiene detalles diferentes a los presentados en la serie.

Los personajes, por su parte, son cautivadores y con un diseño sencillo pero agradable a la vista, cada uno de los integrantes de la banda Mekakushi Dan, así como los antagonistas tiene una personalidad muy definida relacionada a un color y poder lo que facilita mucho que les tomes cariño u odio a cada uno de ellos. Algo interesante es que cada uno de los integrantes está relacionado con algún tema musical que se da en los diferentes episodios. El trabajo  realizado a cada uno está bien hecho, dándoles una historia de fondo y justificando sus miedos, preocupaciones y ambiciones.

Hablando de la música, es un hecho que resalta mucho, en la mayoría de los capítulos nos encontraremos con una canción interpretada por un personaje, que no sólo sirve de ambientación, también cuentan parte de la historia o el sentir del personaje, así que para entender más de la serie es necesario leer estos mini-musicales en los capítulos. El tema de apertura se titula daze, interpretado por María del dueto Garnidelia. Es una canción de rock rápido que sirve de presentación a los personajes. Por su parte, el cierre corre a cargo de Lia con el título days, un tema más lento y nostálgico, en su mayoría es una mezcla de ritmos electrónicos con orquesta. Ambos son muy atinados para la serie y fueron compuestos por Jin, creador de la serie.

Sin duda, hay mucho de lo que se podría hablar de esta serie pues cada detalles es único; sin embargo, dejaré a su consideración el juicio de ellos. Por mi parte, la recomiendo a cualquier persona que sea capaz de soportar la extraña animación y los enredos de la historia, porque por lo demás, estoy seguro que todos la pueden disfrutar.

Y si se quedan con ganas de más –como yo– siempre pueden buscar las novelas ligeras o el manga, ya que desde la perspectiva de su servidor vale la pena darse un chapuzón de Kagerou Days.

Comentarios

comments