Por:  GreenDam

Hace ya 3 meses nos llegó una nueva entrega de Paper Mario, la saga que nos dio uno de los mejores juegos de Nintendo 64, uno de los mejores juegos de GameCube y uno de los mejores juegos (sorpresivamente) de Wii. Paper Mario Sticker Star, aun así, se arriesgó a tomar algunos cambios en la ruta para “Abrirle las puertas a jugadores inexpertos y nuevos en el mundo de los videojuegos mientras apelamos al jugador que ha estado con nosotros desde siempre”

¿Lo lograron? Pues…..Sigue leyendo si quieres una gran sorpresa:

La Historia:

En el Mushroom Kingdom, aparece cada X tiempo un cometa (por aquello de que el espacio en juegos de Mario está de moda) que es una estampita (?). Clásico de los juegos de Mario, nadie se preocupa en contratar seguridad, así que llega Bowser (Bastante silencioso, por cierto), destruye la estrella y, como nos dicta el cliché, se hace invencible y Mario queda inconsciente.

Mientras tanto, pasamos a Mario, que, para demostrar las capacidades del hardware, es despertado de su coma por una estampa (?) que quiere demostrarte los controles de una forma “educativa y amigable”. La estampa es horrible al primer paso, a tal grado de que mejor hubieras querido dejarla ahí pegada, para siempre.

La estampa se llama Tina (¡¿ENTIENDES?! ¡PEGA-TINA! ¡¡¡¡¡JAJAJAJAJA!!!!!!) y, como es costumbre de las estampas, se queja de cada movimiento que hagas (“¡FUISTE TU EL QUE DESTRUYO EL REINO!” o “Salvar gente es un acto de nobleza pero ¡¿POR QUÉ NO SALIMOS DE AQUÍ?!”)

¿La misión de Mario? Juntar y pegar estampas para recobrar la paz del reino.  (Spoiler: Pasa exactamente todo lo que estas imaginando en este momento)

stickermarioBowser

“No es como si Bowser se volviera gigan-oh….”

 ¿Eso es todo? Desgraciadamente, si, Bowser no tiene ni una sola línea de dialogo en todo el juego.

 ¿Qué tiene esto de malo? Todo, en primera, tener un RPG donde tu villano principal habla cada que puede para que después, en la secuela, tu villano no tenga dialogo por alguna razón desconocida o nunca explicada, es bastante flojo.

Considera también que Paper Mario se destaca por la historia, por el increíble gameplay, por los personajes que encuentras en tu camino y que ayudan en tu aventura.

Claro, dirán que Super Paper Mario fue un cambio de RPG a plataforma, aún así, tenía elementos RPG que lo hacían relucir, además de un sistema de coleccionables increíblemente difícil. Este juego no tiene nada, ni siquiera jefes buenos, que a fin de cuentas son enemigos normales en versión grande.

 La Experiencia:

 No pasa más de un minuto en la historia para que te des topes en la pared y te preguntes “¿Y ahora qué hago?”

Después de varios intentos, te das cuenta de que esa pieza de escenario que solo sirve de fondo realmente no es un fondo. Cuando recurres a trucos así en un juego, sabes que no te buscas nada bueno. Dejando de lado esto, cada nivel cuenta con puzzles ocasionales que requieren cierta estampa, otros que requieren mover una estampa de un punto A a un punto B.

Tu recompensa son solo estampas y dinero. Puedes ir a la ciudad y ver un álbum de estampas con las estampas que has usado, aun así, es algo decepcionante considerando la cantidad de esfuerzo necesario para juntar todas las estampitas y ser recompensado con nada.  A veces, aparecen objetos reales que pueden ser usados en batalla como debilidad de distintos jefes. O solo por gusto.

paper-mario-sticker-star

“ola ke ase poleando o ke ase?”

Sobre la otra parte del juego, la batalla, no es confusa y es muy fácil. Si has jugado Rescate Mii en tu 3DS seguramente no necesitaras muchas explicaciones.

Una persona cuenta con una planilla de estampas para pegarlas y usarlas como ataques/recuperación de HP/efectos en la batalla. Todo en un solo espacio. Estos ataques solo pueden ser usados una vez, así que si estas en contra de un enemigo que es inmune a tus 30 estampitas del álbum, es un hecho de que has perdido o tienes que regresar.

El concepto del juego se puede resumir bastante simple en “Vas por el mundo en busca de estampitas, usas estampitas para progresar, pierdes estampitas y ganas dinero para comprar más estampitas, repetir el proceso”

estampas

¡Jamás te sentiste tan undergound como ahora!

 Sobre los demás elementos, la música es un remix instrumental de la canción que has escuchado desde 1985, más una que otra pieza original. Nada del otro mundo, ni notable, ni que salga a destacar.

Los gráficos, oh los gráficos, los gráficos son la ÚNICA razón por la que este juego existe. Y Nintendo quiere resaltar esto muy bien.

¿Una situación “pegajosa”, eh? VAMOS A SALIR DEL PLANO DIMENSONAL, PORQUE, TU SABES, ESTA CONSOLA ES 3D!

paper-mario-sticker-star-imagen-25

¡WOOSH!

¿Un nuevo enemigo? Oh, claro, HAGAMOS QUE SALTE DE LA PANTALLA SIN RAZON APARENTE!

paper-mario-sticker-star-imagen-16

¡WOOSH!

En General:

Corto y algo obvio, con trucos de cámara para llamar la atención y con un gameplay que aparte de repetitivo no ofrece ninguna recompensa, Paper Mario es un juego ideal para darle distintos usos, como pisapapeles o un lindo portavasos, incluso para adornar tu repisa. Todo esto menos para jugarlo. Si eres nuevo en estas series, mejor gasta tu dinero en Paper Mario 64 o Paper Mario: The Thousand-Year Door, que sin gráficos superiores ni trucos bonitos de pantalla logran superar en demasiados aspectos a este juego.  Si eres un fan, ve y juega cualquiera de los primeros 2 juegos, pues odiaras este. En síntesis, Paper Mario Sticker Star es un clásico que no debe de faltar en tu lista de juegos decepcionantes que no deberías de jugar.

Comentarios

comments