Por MOTU

Qué onda amigos que nos visitan en El Vortex, el día de hoy les quiero traer una más de mis ocurrencias absolutamente irrelevantes, esta vez acerca de por qué debemos emocionarnos por el remake de The Legend of Zelda: The Wind Waker para el Nintendo Wii U.

En principio parece difícil mostrar entusiasmo por un juego que tiene más de 10 años, sobre todo uno tan polémico como éste; como gamer relativamente veterano la verdad esto me genera una sensación déjà vu, verán, desde que se dio a conocer su estilo gráfico en 2001 los fans de la serie tuvieron sentimientos encontrados, ellos esperaban algo como esto:

 

 

Y resulta que al año siguiente se los cambiaron por esto:

No resulta difícil notar que la diferencia de estilos es absoluta, la primera prometía una experiencia más madura y en línea con las dos entregas previas, Ocarina of Time y Majora’s Mask, mientras la definitiva parecía infantil y completamente fuera de tono con una serie que parecía volverse más oscura con cada entrega.

The Wind Waker finalmente vio la luz y resultó ser todo un éxito, principalmente en lo que a críticas se refiere, una vez más Nintendo demostró saber qué quieren sus fans aún más que ellos mismos, una habilidad que ha prevalecido hasta el día de hoy en la empresa.

Cuando se dio a conocer el Wii U, un demo llamó la atención probablemente más que cualquier otro, una breve escena en tiempo real que serviría para mostrar algunas de las capacidades técnicas de la consola. Nuevamente los fans comenzaron a hacerse a la idea de que su primera experiencia con esta franquicia en la nueva consola sería así:

Y lo que recibirán a finales de este año será esto:

No sólo nuevamente los fans tendrán que esperar siglos por una experiencia más “madura” de Zelda, sino que esta vez también tendrán que conformarse con algo viejo y que sólo recibirá una manita de gato ¿Cierto?

Pues no, en principio considerando las ventas moderadas que tuvo el juego en su versión para GameCube y el largo tiempo que ha pasado desde su aparición, es bastante posible que el juego resulte en realidad una nueva experiencia para quienes ahora poseen un Wii U. Además con las mejoras gráficas, un juego que ha soportado con maestría el paso del tiempo seguro dejará satisfechos a todos aquellos que sólo piensan en el número de polígonos y pixeles.

Lo que es aún mejor, Nintendo añadirá algunas modificaciones para adecuar el juego a su nueva consola, por lo que podemos esperar sin lugar a dudas funcionalidad agregada que haga uso del gamepad y su pantalla táctil. Detalles que sin duda no le vendrán mal a uno de los mejores videojuegos que esta compañía ha creado; cabe destacar que además es una buena forma de aliviar un poco la espera para una nueva entrega original en la serie, misma que se sabe ya está cocinándose desde hace tiempo.

Algunos recordarán The Wind Waker con nostalgia, otros más se sentirán agobiados por la simple idea de tener que navegar nuevamente por el inmenso mar del juego, algo que sin duda se ha convertido en su característica más criticada; otros tantos como yo estarán ansiosos por ver cómo esta joya hace su justa y merecida reaparición para alcanzar probablemente un nuevo nivel de culto que realmente se merece.

En definitiva les sugiero que si les gusta esta saga o los juegos buenos en general y aún no le han dado una oportunidad a esta entrega, no dejen pasar la oportunidad en octubre, les aseguro que no se arrepentirán y si son viejos conocido de la misma no tengo duda de que ya esperan con ansias tenerla en sus manos.

¿Ustedes qué opinan al respecto? ¿creen que el juego aún puede mantener su encanto a pesar de los años, están emocionados por ver el resultado final? ¿qué mejoras le agregarían o a qué juego le hubieran ustedes dado prioridad para recibir ese tratamiento? Aquí les dejo una muestra pequeña de cómo se ve el juego en HD así sin cambiarle nada, sólo para que se den idea del potencial que tiene y una muestra más de que su estilo gráfico es a prueba de tiempo.

Comentarios

comments