Hoy me siento nostálgico amiguitos, hoy escribo una columna de Venom Let There Be Carnage y hace 3 años fue precisamente mi reseña de Venom (2018) la que me abrió las puertas a este bonita y chula página.

Revisando aquella reseña 3 años después, debo admitir que no es la mejor columna que haya escrito en El Vortex y claramente se nota lo novato que era en esto de las columnas; sin embargo, no podía perderme la oportunidad de ver y escribir sobre la película en solitario del Protector Letal (mi personaje favorito de Marvel).

Pese a que la cinta original me gustó, sentí que algo estaba fuera de lugar pero no sabía qué, entonces el señor Andy Serkis llegó con su vasta experiencia con el CGI y supo dar ala secuela justo lo que hace a Venom y Carnage únicos en el universo Marvel.

Venom Let There Be Carnage

Sinópsis

Eddie Brock y Venom viven juntos como una pareja disfuncional; ambos quieren cosas distintas, uno quiere reconstruir y tener una vida normal y el otro solo quiere comer cerebros de tipos malos.

La vida de “casados” se ve interrumpida por la pareja de psicópatas Frances Louis Barrison mejor conocida como Shriek y Cletus Kasady. Para colmo de males, a la pareja se les une un tercer integrante quien será un dolor de cabeza para Venom y Eddie: el simbionte Carnage.

Generalmente, después de decirles de qué va la peli les escribo la bonita sección de “Lo Bueno y Lo Malo” pero esta cinta entra en una categoría que me gusta llamar “Relájate carnal”; pelis que, ya sean buenas o malas, están hechas de genuino amor por las obras originales.

Venom 2 y el cansado género de superhéroes

Cabe aclarar que la historia de la peli NO es idéntica a la de los cómics sino más bien que los escritores y el director respetan la esencia del personaje y creo que eso es más importante a que si el personaje se parece o no a los cómics —sin embargo tampoco hay que pasarse de lanza—.

Estamos a reventar de películas de superhéroes y pese a que me encantan, hay un punto en el que simplemente la magia de ver a un personaje de cómics se desvanece poco a poco en superproducciones vacías y sin corazón, protagonizadas por personajes que se parecen, pero no logran brillar.

Hay muchos ejemplos de películas hechas con genuino amor por “el noveno arte” como las tremenda duología de Hellboy de nuestro paisano Guillermo Totoro y las 2 sagas de nuestro amigable vecino Hombre Araña interpretados por Tobey Maguire y Andrew Garfield.

En años más recientes hemos visto peliculónes como Zack Snyder’s Justice League y Logan e incluso cintas que no necesitan mucho para hacernos pasar un buen rato como Shazam! y The Suicide Squad. En esta categoría entra Venom Let There Be Carnage; sin embargo a diferencia de las 2 pelis del DCEU esta no tiene un gran guión y dura muy poco comparada con la primera entrega.

Venom Let There Be Carnage
Después de años de trailers fakes de Spider-Man 4, Carnage por fin es real

What if… Venom fuera una telenovela?

El señor Andy Serkis logró capturar bastante bien las personalidades de los personajes sin calcarlos de los cómics y nos brinda una retorcida e hilarante comedia romántica sobre la relación de Venom y Eddie Brock.

Así como lo escribo suena bastante simplón, como un fanfic sacado de Wattpad y me molestaría bastante de no ser porque no son exactamente los mismos personajes que vimos en los cómics.

Venom let there be carnage

En el momento en que sacamos a Spider-Man de la ecuación era obvio que el Protector Letal iba a necesitar un nuevo origen porque por muchos años la motivación del simbionte y Eddie Brock era la muerte de nuestro amigable vecino.

A la nueva propuesta de Venom (2018) le faltaba “algo” y ese algo llegó en Venom Let There Be Carnage con una dinámica hilarante en la que ambos se necesitan pero no se soportan y es lo más divertido de la película. La cinta es tan ridícula que hay un punto en el que Carnage literalmente grita Let there be Carnage! y eso, por la Virgencita santa, ya compensa el precio del boleto.

¿Qué clase de Maximum Carnage es este?

Cómo fan de Venom, uno de mis sueños siempre ha sido ver Maximum Carnage en la pantalla grande y pues en su lugar me dieron Venom: Let There Be Carnage que ni de broma se acerca a lo presentado en los cómics, literalmente lo único que tiene similar es el nacimiento de Carnage y (a medias) la relación entre Cletus Casady y Shriek.

Para colmo de males nerfearon y gacho al Carnage… Eso si, su diseño está bastante chido y los momentos que sale en la pantalla son un deleite audiovisual. Además, la decisión de hacerlo considerablemente más grande fue muy acertada.

Es bellísimo

Definitivamente será una pena si este es el debut y despedida de Carnage, que a decir de Serkis; “Sigue por ahí dando lata“, así que ¡arriba la esperanza abuelita!

Venom Let There Be Carnage

Rating: 5 out of 5.

En esta ocasión les aconsejo no tomar en serio las 5 estrellas porque pese a las muchas fallas como el “desperdicio” de Carnage y la telenovela de Venom y Eddie, Venom 2 es una peli que disfruté bastante como fanático del simbionte; amé las escenas de acción y los momentos psicópatas de Woody Harrelson interpretando al Cletus y a Carnage.

Gracias a la escena portcreditos aún quedan muchas historias de Venom por contar y quién sabe, quizás en un futuro veamos el siguiente título: Marvel Studios Maximum Carnage… Bueno no, la mera neta eso nunca va a pasar pero siento que el futuro del simbionte parece lleno de esperanza y estoy seguro que será placentera su siguiente aparición en el cine.

Comentarios

comments