Por Kat Uriarte |

La atracción por los muertos vivientes es como el más letal de los virus; cine, televisión, videojuegos, libros, las marchas en el Distrito Federal y hasta los Takis se han infectado de él. 

En los últimos tres años hemos visto cintas como Warm Bodies (Mi novio es un zombie) o Guerra Mundial Z; Capcom nos entregó Resident Evil 6 y Resident Evil Revelations – que aunque más que zombies tienen mutaciones, plagas y otras cosas raras; hubo libros como Guía de Supervivencia Zombie (2003) y Guerra Mundial Z (2006) comenzaron a venderse de nuevo… todos quieren ser parte de la moda de los muertos vivientes que revivió The Walking Dead.

1070072_686593668021778_477897868_n
Sabes que el virus zombie ha llegado demasiado lejos cuando tus botanas se comienzan a infectar…

El género zombi nunca ha muerto, sin embargo el virus de The Walking Dead se ha propagado con rapidez y ha infectado a millones de espectadores, dándole un segundo aire. En octubre de 2010 lejos estábamos de imaginar el éxito que alcanzaría la serie; basta con darnos una vuelta por cualquier red social para encontrar imágenes, memes, debates sobre la historia, comentarios de indignación por los personajes muertos o vivos y halagos hacia el atractivo de sus protagonistas, quienes se han convertido en los símbolos sexuales del género.

daryl-walking-dead-nnrlvi44
Nadie más sexy que un hombre matando “walkers” con una ballesta.

En un abrir y cerrar de ojos la serie se convirtió en la favorita de muchos; Facebook y Twitter se llenaban de spoilers durante el estreno de los nuevos episodios – los cuales no podías evitar porque eran Trending Topics – y la cosa se intensificó cuando comenzó a ser transmitida en televisión abierta y hasta la vecina de 70 años había escuchado sobre ese programa de muertos vivientes del que tanto hablaba la chaviza.

Tanto la serie como el cómic en el que está basada, fueron una bocanada de aire fresco para el generó, produciendo empatía con los personajes  y demostrando una vez más que ante un apocalipsis zombie el peor enemigo del hombre es el hombre mismo.

Si les agrada de The Walking Dead, puede que estén esperando con ansias su regreso tras el midseason o puede que ya se estén aburriendo de la fórmula mágica en su trama: Se agregan nuevos personajes, Rick toma una mala decisión, alguien o algo mata a los nuevos personajes, Daryl usa su ballesta, Rick toma otra mala decisión, se agregan nuevos personajes, Daryl usa su ballesta… Si te está aburriendo la serie, una buena opción sería darle la oportunidad al cómic, encontrarán tramas y personajes que no aparecen en la televisión… pero después de los primeros 100 números, como en su adaptación a la pantalla chica, la historia comienza a ponerse un poco repetitiva.

 

walking-dead-comic-cast

En cualquiera caso, probablemente estén buscando algunos muertos vivientes para pasar el rato e imaginarse qué harían si se encontraran en una pandemia zombi, es por eso que traigo 3 historias de muertos vivientes, que probablemente no conocen, pero que deberían:

1.- Los Caminantes

Esta trilogía escrita por Carlos Sisí, narra la supervivencia de un grupo de españoles durante una pandemia zombi. Las desventuras de los protagonistas están llenas de problemas de suministros, supervivientes locos, militares corruptos, experimentos médicos y de un sacerdote que se convertirá en su peor pesadilla.

Los tres libros se desarrollan en ciudades españolas, siendo Málaga y Granada las más importantes; se agradece una buena historia en donde los estadounidenses no sean los salvadores del mundo – todos los lugares en donde se desarrollan los hechos existen en la vida real, lo que le permite a Sisí llenarnos de detalles sobre los paisajes y edificios, dándole una fuerte dosis de realismo a la historia; incluso los datos científicos sobre el virus tienen un buen fundamento, pues el autor consultó algunos médicos para desarrollar sus teorías sobre el mismo.

La trilogía tiene varios protagonistas, cada uno con su propia historia de supervivencia que en ciertos puntos coincide con la de los demás; Sisí narra los hechos en tercera persona, dándonos así un panorama más amplio sobre todo lo que está sucediendo y dejándonos leer los pensamientos de los buenos, los malos y hasta conocer la historia detrás de ese muerto que estuvo a punto morder a algún personaje.

Las creativas maneras en que los protagonistas sobreviven les darán un par de ideas que podrían usar si algún día la humanidad es amenazada por muertos vivientes, también se identificarán con Susana, Isabel, Juan Aranda, José, Dozer o el Padre Isidro, que se convierten en personajes entrañables y sufrirán con ellos cuando descubran que incluso viviendo en un lugar seguro, los zombis son el menor de sus problemas…

 

Imagen1

“Y así cayó su comunidad de supervivientes, como tantos otros refugios que habían subsistido más o menos tiempo en todo el mundo, víctimas más de la maldad que convive con el ser humano desde tiempos inmemoriales que de la Pandemia Zombi. Era el motivo real por el que las ciudades estaban ahora vacías, el motivo por el que el ser humano no consiguió sobreponerse y vencer a la circunstancia de que los muertos volvían a la vida convertidos en bestias cuyo único propósito era destruir. Porque el ser humano, en la intimidad de su alma, era aún peor.”

 2.– Zombis

Con una trama ilógica, tonta y muy graciosa “Zombis”, serie coproducida por EL TERRAT, El Cansancio y TNT,  solo busca sacarnos una sonrisa.

Su premisa es sencilla:

“En un mundo devastado, sobreviven dos amigos. Quizás los últimos supervivientes. No son héroes. No son valientes. No son atractivos. Tampoco demasiado inteligentes. Como esperanza para la humanidad no es muy alentador. Se pasan la mayor parte del tiempo en el balcón, disparando a los zombis. Y el resto del tiempo… hablan. En eso ha quedado el Apocalipsis: dos tipos mediocres diciendo tonterías.”

Berto Romero guionista de la serie nos demuestra que el género zombi no siempre trata de horror y sangre. En los episodios se tratan temas tan cotidianos como el amor, Dios, la comida, y hasta Hacienda – Todo el mundo sabe que hay dos cosas de las que no nos escapamos: de la muerte y de Hacienda – , siendo el apocalipsis zombie un mero pretexto para las divertidas pláticas de sus protagonistas.

La serie está conformada por dos temporadas con un total de 32 episodios, todos disponibles en Youtube:

Temporada 1

Temporada 2

 

3.- Raised by Zombies

Guy Collins es un talentoso animador que lleva tres años compartiendo pequeñas historias en Youtube. Si son gamers tal vez se hayan topado con su animación sobre el peor de todos los males en los juegos online: El lag.

 

 A mediados de 2012 se embarcó en un ambicioso proyecto: una serie animada sobre zombis. La protagonista de esta historia es una niña que se ve envuelta en el apocalipsis, sin adultos cerca, con la ayuda de un simpático felino y algunos animales más, la pequeña irá sobreviviendo a diversas amenazas.

La primera temporada está conformada por 8 episodios con una duración de 2 minutos y medio cada uno. En ellos se resolverán varias interrogantes sobre el pasado de la peculiar protagonista y sobre sus padres. ¿Por qué está sola? ¿Hay más supervivientes?… ¿Los monos saben usar escopetas?… Lo más interesante de esta serie es que nos plantea una pregunta pocas veces respondida con un “si” ¿Los zombis tienen memoria y sentimientos?

Sin duda esta serie les sacará varias sonrisas, un par de lágrimas y los dejará confundidos tras el final de su primera temporada…

A continuación les dejo el link al “Maratón” de sus 8 primeros episodios, para que disfruten de todos ellos sin interrupciones:

 

A fin de cuentas todas las historias sobre zombis, buenas o malas, con muertos rápidos o lentos, son un mero pretexto para mostrar nuestros peores miedos y frustraciones, para demostrar la solidaridad del hombre y su instinto de supervivencia, pero sobre todo para divertirnos con pensamientos sobre qué haríamos ante una situación así….

¿Conocen alguna otra historia que les gustaría recomendar?

Comentarios

comments