Por: Eddo

Cuando la adaptación de Ghost in the Shell fue anunciada, muchos fans de la serie original pegaron el grito al cielo y con razón. Desde hace año Hollywood se ha encargado de darnos adaptaciones de obras japonesas que rayan en lo mediocre (Dragon Ball: Evolution), lo gracioso (todas las temporadas de Power Rangers) y lo decente (Al filo del mañana). Por lo que mucha gente empezó a quejarse basado en estos antecedentes y tenían bastante razón para hacerlo, tomando en cuenta que esta película podría arruinar una de las franquicias más representativas e influyentes no solo de la ciencia ficción y el cyber punk japonés, si no de la cultura en general.

Por fortuna, no lo hace.

La historia va así:

La mayor Mira (el nombre que recibe Makoto en esta adaptación) es creada a partir del cerebro moribundo de una mujer que es rescatada de un ataque terrorista y integrada a un cuerpo totalmente artificial.

Después de su renacimiento se da a entender que ella sigue siendo humana debido a que aún conserva su “Ghost” o alma, también es asignada a la sección 9, una rama del gobierno encargada de los crímenes cibernéticos ya que en el futuro, varia compañías (entre ellas Hanka, los creadores de Mira) han desarrollado implantes cibernéticos, convirtiendo a gran parte de la población en ciborgs borrando poco a poco la barrera entre los humanos y los robots.

La película da un salto en el tiempo, mostrándonos a Mira totalmente adaptada en su trabajo como agente de la sección 9. Durante una misión de rutina en la que se busca proteger a altos mandos de Hanka y del gobierno, estos son atacados por robots sirvientas que fueron hackeados por un villano misterioso empeñado en una venganza contra los creadores de la Mayor.

Conforme avanza la película se va descubriendo poco a poco el pasado de Mira, su creación, parte de la historia algunos de sus compañeros en la sección 9 y de su creadora, la falta de sensibilidad de la Mayor hacia el mundo y las razones del antagonista por querer la destrucción de Hanka.

¿Qué hace buena a Ghost in the Shell?

La película tiene un ritmo interesante, si bien las obras originales tratan sobre temas humano/filosófico y que es lo que nos diferencia de las maquinas, La vigilante del futuro no toca tanto esos temas para evitar confusiones, más para las personas que no han visto la original y solo vayan a verla por ser “la nueva película de Scarlett Johansson”.

En la historia original la historia se desarrolla en un Japón futurista y decadente, en esta película todo se desarrolla en “algún lugar del mundo lleno de rascacielos y espectaculares por todas partes” que de cierta manera amplia el panorama étnico ya que no solo hay gente blanca, si no también hay asiáticos y afroamericanos.

La música y la ambientación quedan perfectos. La banda sonora tiene muchas pistas de las películas de animación original y es algo que se agradece bastante porque es un perfecto guiño para los fans, aparte de que varias escenas de las primeras dos películas de animación son homenajeadas de manera magistral

Entonces ¿Por qué hizo enojar a los fans?

El desarrollo de personajes es casi nulo salvo uno o dos, durante el transcurso de la historia los compañeros de Mira son relegados a un segundo plano, tanto, que parece que toda la sección 9 es solo la Mayor.

Algunos temas que se muestran interesantes como la modificación de memoria, la diferencia entre robots y humanos y la línea que divide la realidad con lo digital incluyendo los motivos del villano para atacar a Hanka apenas y son tratados durante la historia para darle más espacio a la acción, a los golpes y balazos.

Aunque eso sí, los robots se ven increíbles.

Los efectos a veces dejan mucho que desear, se nota bastante el CGI durante algunas escenas de pelea.

Si bien, Scarlett es muy buena para interpretar a mujeres de acción, mucha gente presento molestias por el hecho de que no es japonesa o “no se parece a la original” siendo esto un poco irrelevante ya que la Mayor ha tenido muchas caras a lo largo de los años. Pero igual se hubiera agradecido bastante el hecho de darle la oportunidad a otra actriz para interpretar el papel de la Mayor Makoto.

En conclusión:

La vigilante del futuro no es una mala adaptación, toma muchas referencias de las películas de animación, y cuenta con un apartado visual bastante bueno.

Eso sí, si eres fan de hueso colorado te va a dejar con un gran vacío, pero es mejor verla con una mente abierta y sin prejuicios que puedan afectar tu opinión final.

Pero por el contrario, si no has visto nada de la serie original, esta es una buena manera de entrar a el universo de Ghost in the Shell.

Comentarios

comments