Las películas de acción no son uno de mis géneros favoritos ya que muchas veces suelen ser un festival de explosiones, muerte y sin sentido –te estoy viendo a ti, Michael Bay– pero en esta ocasión estamos hablando de la secuela de John Wick la cual –por fortuna– es una muy disfrutable cinta que tenemos En Cartelera.

La cinta original fue estrenada en 2014 protagonizada por Keanu Reeves y dirigida por Chad Stahelski. Tan solo 3 años después tenemos la continuación directa de la trama repitiendo elenco y director. Pero antes de iniciar responsamos a la pregunta de toda secuela:

¿Necesito ver John Wick 1 para entender esta segunda parte?

No realmente. Personalmente pude entender la mayoría sin problema, seguramente al inicio estarás un poco perdido pues la cinta da por hecho que conoces elementos y personajes de la saga, pero más temprano que tarde, terminas por entender de que están hablando todos.

Sinopsis: Después de los hechos ocurridos en la cinta original, John Wick se verá obligado a volver para pagar una vieja deuda solo para descubrir que es más difícil salir de lo que imagina y más si se tiene una gran recompensa por su cabeza.

Lo Bueno

Si algo puede decirse de John Wick 2, y que nadie argumentaría en contra, son sus magníficas secuencias de acción, persecuciones y coreografías de combate. A diferencia de cintas donde se intenta dar dinamismo con giros bruscos de cámara, en esta ocasión se optó por planos largos y muy bien iluminados lo cual permite apreciar todas las escenas con la fabulosa interpretación de Reeves, la cual es muy buena y se nota la preparación del actor por decir lo menos.

John Wick

Aunque esta clase de segmentos son los que más lucen, la cinta se toma su tiempo para darte un respiro mezclando momentos de sentimentalismo –el perrito está bien, tranquilo–, drama e incluso de reflexión de Wick, los cuales funcionan naturales y se sienten acertados.

Adicionalmente podemos encontrar una estética similar a la primer parte, pero con muchas mejorías en cuanto al detalle, la iluminación y en los escenarios, los cuales son bien aprovechas para dar fluidez y ayudar al desarrollo de cada secuencia –en especial la escena de los espejos–.

Lo Malo

De donde cojea la cinta es de la parte argumental; la historia es solidad con el universo que se planteó, pero por otra parte, los nuevos personajes y elementos introducidos se sienten desconectados –incluso si viste la primera– y no se hace ni el más mínimo intento por explicarlos, simplemente debes aceptarlos y no buscar más razones que… ¡mira más enemigos para disparar!

Algo que siento se pudo explotar más y solo se rozó la superficie fue la introducción de los muchos –pero muchos– nuevos asesinos, que aunque se sienten bien y dan un aire diferente a los minions que solo corren para que les disparen, pudo trabajarse mejor su participación.

Lo Extraño

En comparación con la primera cinta –Si, ya la vi y está en Netflix– se puede decir que esta secuela arriesga poco, pues muchos elementos conocidos regresan para repetir la fórmula que tanto gustó. Y aunque se puedan sentir similares y bastante familiares –El perro, la recompensa, la fiesta, etc–, estos son una mejora a lo ya conocido; pero no por eso quitan la idea de “esto ya lo he visto”.

John Wick

El final –aunque sea difícil de asimilar– deja abierta la posibilidad a una tercera entrega y por más que no tengamos una confirmación por el momento –solo ideas interesantes de parte de Keanu– quizá veamos más de la saga en un futuro no muy lejano.

La Recomendación

John Wick 2 es una cinta solida de acción muy disfrutable que no te exige más que sentarse y apreciar al Apocalipsis andante que es John Wick. Te recomendamos que mientras esté En Cartelera, disfrutes de esta cinta que considero es muy buena y superior a su predecesora.

Comentarios

comments