princess_peach_with_her_castle_COLUMNA

PRINCESS PEACH |

¡Hola querido lector! En esta ocasión te traigo un artículo que he querido hacer desde hace mucho: “Las cosas que quizá no sabías (o sí, y las ignorabas) respecto a los crossplayers”. Así que, comenzamos.

Siempre ocurre.
Siempre ocurre.

Muchos de los animefans, otakus o frikis de hoy en día tienen acceso a un amplia gama de opciones para iniciar o mejorar el hobbie que muchos amamos, el cosplay. Dentro de éste, existen muchas sub-divisiones, entre ellas una de mis favoritas, el crossplay. A continuación, querido lector, te presento un listado de datos, verdades y curiosidades sobre esta complicada disciplina del cosplay.

Odio cuando esto pasa
Odio cuando esto pasa.

El crossplay no es usar ropa del sexo opuesto.

Como he mencionado en otro artículo, el crossplay es caracterizarse un personaje del sexo opuesto al nuestro, no usar ropa del sexo opuesto como muchos dan por hecho. Ejemplo: un chico haciendo un cosplay de Bridget (Guilty Gear), no es crossplay, al ser Bridget un hombre; por otra parte, una chica haciendo cosplay del vestido rosa de Ciel Phantomhive (kuroshitsuji) sí es crossplay, ya que Ciel es un hombre. Hay que tener especial cuidado, porque en algunos certámenes, los crossplayers son descalificados y al no ganar, los crossplayers creen que existe favoritismo o discriminación.

El ‘boom’ del crossplay.

Hace algunos años, más o menos 4 ó 5, era muy raro ver en convenciones (al menos en México) chicas crossplayers y menos aún chicos, esto se debe principalmente a la actitud machista de este país y muchos de América Latina, por el “qué dirán”, por la pena o la vergüenza y hasta por el temor al rechazo… Pero no podemos echarle toda la culpa a la sociedad (como acostumbramos hacerlo), también era difícil conseguir ropa del sexo opuesto para hacer los crossplays por pena, porque no encontrabas tallas, porque las pelucas eran muy caras, etcétera. Actualmente, en las últimas convenciones es ya bastante común encontrar crossplayers, pues las pelucas son ahora muy accesibles, ya hay más apertura a la diversidad social y gracias a la globalización, es más fácil conseguir ropa y crossplays a la medida.

El doloroso camino al éxito.

Muchos hemos escuchado a las cosplayers decir: “Estoy muy gorda para hacer ese cosplay”, “desearía tener más boobies para hacer ese cosplay”, “me tardo mucho maquillándome”, “las zapatillas me están matando” y una interminable lista de quejas, pero si para las chicas éstos son problemas, ¡ahora imagínense para un chico crossplayer! Quien tiene una complexión muy robusta, que carece totalmente de cadera y busto, que tiene que aprender a maquillarse y usar zapatillas (estas últimas no son tareas fáciles, ya que no le son cotidianas como a las chicas), es aún más difícil para él lograr una apariencia femenina remarcando que para algunos les sería prácticamente imposible hacer crossplays como Morrigan; pero las crossplayers no la tienen más fácil, ellas sufren al tener que esconder su busto, llegando a prácticas bastante dolorosas como vendarse, además de encontrar una forma de disimular la cadera y dependiendo del personaje, lograr rasgos masculinos en la cara y hasta musculatura.

¡¡EL dolor!!

(Edited: 3th Sep 2014)

Los crosplayers no son parodias.

Otra de los pensamientos machistas dominantes en la sociedad actual es que los crossplayers son una mala parodia o una burla, que lo hacen para llamar la atención o para verse “graciosos”, esto (además de ser indignarte) es una gran mentira. Los crossplayers no pretenden hacerlos reír, no pretenden nada más que hacer lo que les gusta en la forma que les gusta, en caso contrario, se disfrazarían de payasos. Es obvio que algunos si lo hacen por ser parodia, pero es la minoría, la mayoría portan el crossplay con orgullo.

Respeto Crossplayer
También puede ser hermosa

Los discriminados dentro de los discriminados.

Es en verdad lamentable que a los cosplayers los discriminen por hacer algo que les gusta (por parte de la comunidad no friki, aunque cabe resaltar que la situación actual es mínima en comparación con 10 años atrás), pero es aún más lamentable y decepcionante que algunos crossplayers sean objeto de discriminación dentro de este medio justamente por el mismo motivo. La mayoría de los hombres, y muy pocas mujeres, ven con malos ojos a las y los crossplayers. Muchos hombres sienten amenazada su masculinidad al gustarles cómo se ven los chicos vestidos de chicas y viceversa. Al parecer, sus paradigmas no conciben bien esta idea; mas en cambio las mujeres reconocen y respetan cuando una chica se ve como el hombre de sus sueños o un chico se ve aún más femenino que ellas mismas.

El crossplay no influye en las orientaciones sexuales del cosplayer.

Sólo es una pose, no una declaración
Sólo es una pose, no una declaración

Uno de los clásicos (marcadamente en los hombres) comentarios al ver un o una crossplayer es: (palabras altisonates sensuradas) “Seguro batea chueco”, siendo en la mayoría de los casos equívoco. No es secreto que algunos y algunas sí ocupan esta disciplina como impulso para salir del clóset, pero las razones por las que alguien hace crossplay son realmente variadas, desde haber perdido una apuesta hasta hacerlo en plan de diversión y relajo, pero salir del clóset es en menor medida a la que realmente se cree. No podemos decir que un chico en crossplay que se comporte de manera femenina y delicada o una chica con crossplay que se la pase galaneando y seduciendo a las mujeres sean realmente de preferencias opuestas, quizá simplemente están en personaje (cosa que me gustaría resaltar, ya que muy pocos somos los que al usar cosplay nos metemos en personaje). EL HACER CROSSPLAY NO ES UNA DECLARACIÓN ABIERTA DE HOMOSEXUALIDAD.

La luz al final del día.

Al igual que el cosplay convencional, para los crossplayer, el poder ser concebido como el personaje del que se caracteriza, es la mejor recompensa, pues todo el esfuerzo y dificultades habrán valido la pena para ella o él; inclusive, si de reojo o a primera vista los demás no se percatan de que en realidad son chicos o chicas, ellos merecen la misma atención y respeto que cualquier chica cosplayer. Lo mismo pasa con las chicas, ya que finalmente todos somos una comunidad, la comunidad COSLPAY.

Qué masculina se ve
Qué masculina se ve

 

Hasta aquí esta entrega, espero te haya gustado leer tanto como a mi escribir. Nos vemos pronto.

Comentarios

comments