¿Qué define a una buena película de terror? ¿Los sustos? ¿La atmosfera? ¿La idea traumática que no te deja pasear por tu casa sin que todas las luces estén encendidas? Ciertamente no lo sé, pero si se, que esta época del año es especial para el género y que, de todas las películas que se estrenan, solo unas cuantas son las que pasaran a la posteridad como un clásico que merece repetirse año con año con amigos en las clásicas fiestas de Halloween.

Esta semana se ha estrenado Línea Mortal al Límite, un remake de la película Línea Mortal de los 90’s.  ¿Valdrá la pena ser incluida en tu lista de películas anuales o será otro título que intente asustarnos en las salas? Eso es lo que estamos por averiguar esta semana En Cartelera.

1. Un poco de historia

5 jóvenes estudiantes de medicina se ven envueltos en un extraño experimento para averiguar que hay después de la muerte, en esos momentos finales donde una ve la luz y tiene experiencias extracorpóreas. Esto lo pretenden descubrir deteniendo su corazón por algunos minutos. Todo parece salir bien, pero nunca nada es tan sencillo.

2. Lo bueno: Las actuaciones

A primera vista esta es una producción con un casting bastante interesante, siendo que a primer vistazo resaltan Ellen Page en el papel de Courtney y Diego “salí en Star Wars” Luna como Ray, ambos realizando un papel bastante aceptable ya que a pesar de ser los “protagonistas” en gran parte, no gozan de buen desarrollo y su participación no va más allá de ser la que inicia todo y el único con sentido común respectivamente.

A estos dos rostros bastante conocidos se le suman Nina Dobrev (Marlo), James Norton (Jamie) y Kiersey Clemons (Sophia) quienes se desempeñan bien, a secas, sin que su actuación desentone con la línea general de la película.

3. Lo malo: La trama

Donde da el primer tropiezo la cinta es en la historia general: no es que la vida después de la muerte no sea un tema interesante, al contrario, pero a pesar de tratarlo de inicio como una investigación con posibles repercusiones, termina convirtiéndose en un “usemos esto para ser cools” como el clásico grupo de jóvenes adultos que son. Lo mismo hubiera dado si hubieran inventado una nueva droga, pues las posibilidades se quedan en ser mejor en los exámenes o tener sexo.

¿Es malo una trama simple? No, pero cuando se inicia con algo tan pretencioso como “Podríamos ser los primeros especialistas en la vida después de la muerte” lo menos que esperaría es que la cinta se tome medianamente enserio y no que olvide porque inicio todo su desarrollo en primer lugar.

4. Lo bueno: Diego Luna y Ellen Page

Lo acepto, esto cuanta como hacer trampa, pero ¡hey! Nadie me puede recriminar por esto –si quieren quejarse déjenlo en los comentarios–.

Aunque ya lo dije, estos dos actores han demostrado sus grandes capacidades en la gran pantalla. Aquí vuelven a demostrar que pueden llevar la drama y seriedad que la cinta demanda en los momentos iniciales: como es revivir a uno de los integrantes o detener su corazón –vaya, que contradictorio– y este mismo desempeño es lo que los destaca, pero por otra parte, juega en contra del resto del elenco pues los hace ver como unos incompetentes en todo sentido.

5. Lo malo: Los sustos

Ya si la trama no es lo mejor y las actuaciones son decentes pero no brillantes, lo menos que podemos pedir es que la cinta te haga brincar del asiento en numerosas ocasiones sin importar que tenga que recurrir al truco barato del jump-scare ¿o no?.

Lamentablemente esta clase de sustos, a pesar de intentarse, no logra producir efecto alguno en los espectadores, pues si bien no son del todo malos, su aparición se puede ver a minutos de distancia y uno se prepara para ellos siendo demasiado comunes. Pocos son los que logran un efecto real y por más que los efectos y maquillaje no luzcan mal, no logra hacer que arrojes tus palomitas por los aires. Créanme, se los dice alguien muy cobarde.

6. Lo malo: El desarrollo y el ritmo

Si la trama es mala, no esperen nada mejor de su desarrollo. Las ideas que son planteadas de inicio no llevan a ninguna parte, las acciones de los personajes parecen más un capricho que una buena justificación, las pequeñas construcciones que se dan son arrojadas al limbo en minutos y nunca termina por funcionar nada de lo que intenta.

El ritmo corre con una suerte igual, al inicio el misterio de Page hace que uno se interese por su historia, todo tiende a crecer hasta que ocurre el primer experimento y, luego de ello, la cinta comienza a volverse inestable. En momentos parece construir bien sus secuencias de tensión para terminarlos abruptamente o por el contrario, inicia momentos de felicidad y calma después de una escena tensa que se sienten muy fuera de lugar. Nunca termina por definir qué quiere hacer y lo que esperarías que fuera el climax no resulta convincente.

7. Lo bueno: ¿El final?

Se podría decir que aunque el final se asemeja a algo que veríamos en una película de destino final –Con todo y su gore falso– es un tanto diferente, por lo menos se quita de encima algunos estereotipos que tienen esta clase de cintas y no todo termina como podrías pensar en casi toda la película. El que no sea muy obvio el resultado cuanta como punto a favor.

Además es un alivio que no deja abierta la posibilidad de una secuela, lo cual en la opinión de este humilde columnista, es algo positivo para el cine y los espectadores.

8. Lo malo: ¿Y mi película de terror?

No puedo decir mucho a favor de la cinta, comete muchos errores que harían que incluso el más permisivo de los fanáticos de cintas de terror se sintiera decepcionado. Tampoco hay mucho para los que quieran un momento de sustos fáciles para pasar el tiempo con los amigos.

Solo si quieres ver al elenco de la cinta o matar tu tiempo –y dinero– con esta producción, solo así, es como te recomendaría que la veas, eso sí, lleva muchas palomitas y refresco para hacer llevadero el tiempo que estarás en la sala, pues esto es lo que tenemos esta semana En Cartelera.

Comentarios

comments