Este mes regresamos con la sección “Detrás del videojuego” y me hace ilusión hablarles de uno de los personajes más queridos en todo el medio de los videojuegos, Satoru Iwata. Hago este articulo a manera de homenaje, pues esta semana se cumplieron tres años de su partida y es muy especial su labor dentro del mundo de los videojuegos, además del legado que dejo para la industria y todos sus actos que van más allá de haber sido el director de Nintendo los cuales son un ejemplo a seguir.

“Por encima de todo, los videojuegos están destinados a ser una cosa solo, diversión, diversión para todo el mundo.”  

Inicios / HAL Laboratory

Satoru Iwata nació el 6 de diciembre de 1959 en Sapporo, Japón. Desde muy joven mostró interés por los videojuegos, una industria que apenas estaba en crecimiento durante sus días en el instituto.

Desde sus inicios siempre destacó en la programación siendo considerado un prodigio para sus profesores de la universidad. Iwata estudio ciencias de la computación en el Instituto tecnológico de Tokio y fue por esos años (1980) que comenzó a trabajar para HAL Laboratory (empresa dedicada al desarrollo de videojuegos), al mismo tiempo que continuaba sus estudios universitarios.

En HAL Laboratory comenzó como programador a medio tiempo. Una vez que terminara sus estudios en 1982 continuó con su sueño de programar videojuegos quedándose en HAL Laboratory a tiempo completo, hecho que no hizo muy feliz a su familia, ya que estaban en desacuerdo con el que fuera desarrollador de videojuegos, ya que no lo veían como algo que no tenía futuro, hecho que hizo que su padre no le dirigiese la palabra en meses.

Un año después de que entrara de lleno a HAL Laboratory pasa a ser el coordinador de producción de software, hecho que lo hace tomar la iniciativa de aliarse con Nintendo para desarrollar videojuegos en la nueva consola que estaba haciendo ruido, la NES, por lo que con ayuda de sus contactos consigue una entrevista con los directivos de la gran N, ofreciéndoles una colaboración entre HAL Laboratory y Nintendo para hacer desarrollar videojuegos para la NES. La petición es aceptada y comienzan a trabajar en conjunto.

Su primer trabajo es hacer la adaptación de un juego de Atari para la NES; se trata del videojuego Joust que si bien no les suena déjenme explicarles de que trata. Joust, cuenta con un personaje que va montado en un avestruz que vuela y tiene que eliminar a sus enemigos aplastándolo. Este fue el precursor del juego conocido como Balloon Fight.

Es gracias a este juego que Iwata y HAL Laboratory se ganan la confianza de Nintendo y traen más títulos famosos como F1 RACE y Golf.

Años más tarde entrarían a trabajar con él otras dos figuras importantes en el medio, el primero Shigesato Itoi y Masahiro Sakurai, con quienes trabajaría en la programación de Mother (EarthBound), Super Smash Bros (N64) y Kirby, títulos que marcaron un antes y después tanto para Nintendo como para el cargo de Satoru Iwata dentro de HAL Laboratory.

Aunque todo pareciese que iba viento en popa por los grandes éxitos logrados gracias a Iwata, la realidad era otra, pues la HAL Laboratory estaba al borde de la banca rota con una deuda que llegaba a 1500 millones de yenes, en esa época, ya para el año 1993, Iwata fue ascendido a presidente de dicha compañía y sin conocimiento de economía o gestión empresarial supo cómo sacar adelante a la empresa, logrando la estabilidad en ella y volviendo a sacarla a flote.

Satoru llega a Nintendo

Hiroshi Yamauchi, el tercer presidente de Nintendo, estuvo siguiendo muy de cerca los movimientos que hacia Satoru Iwata dentro de HAL Laboratory (HL) y quedó impresionado por el potencial que había mostrado al salvar la empresa, por lo que lo contrato para ser un ejecutivo de Nintendo, y ser una de las personas con más peso dentro de la empresa, además de que durante la crisis financiera que tuvo HL compró gran parte de la empresa, haciéndola una second party de Nintendo; lo que significaba que sería desarrollarían de forma exclusiva videojuegos para las consolas de la gran N.

Es en este momento que los grandes cambios para Iwata llegarían, en un principio porque su amor por programar los videojuegos se acabaría, pues tenía que estar al tanto de las decisiones corporativas de la empresa.

Era tanta la confianza que tenía Yamauchi por él, que en 2002 le llama a su oficina y luego de una larga charla, le dice a Iwata que él va a ser su sucesor dentro de la empresa, por lo que es en ese momento que Satoru Iwata se convierte en el director de Nintendo.

La única petición que le dijo Yamauchi a Iwata fue la siguiente: “Que Nintendo creara ideas completamente nuevas y hardware que reflejara ese ideal, y que produjera software que cumpliera ese mismo estándar”, petición que sin duda Iwata cumpliría durante los 13 años que estuvo como presidente de Nintendo.

El legado

Desde su ingreso como director de Nintendo tuvo un gran reto, pues sólo dos años habían pasado desde su llegada a la empresa y ya había subido a presidente de la misma, además de destacar por ser el cuarto presidente sin pertenecer a la familia Yamauchi, ni tener ningún parentesco con dicha familia como el cuarto hokage.

El reto era enorme, pero Iwata supo llevarlo sin problemas, desarrollando progresos dentro de la industria de los videojuegos como la Nintendo DS, posteriormente la Nintendo 3DS y la más importante, la Nintendo Wii. Es con esta última que llevó a lo más alto a la compañía, pues no sólo había logrado una consola que era muy accesible para los jugadores, sino que pudo entrar en prácticamente en la familia de estos mismos y tanto para propios como extraños, pues personas ajenas a los videojuegos se acercaron a la Wii por su fácil comprensión tanto en juegos familiares que estaban pensados para la familia como para quien quisiera ejercitarse un poco, habían logrado entrar en más casas de las que se pudieron haber imaginado.

 

“Por favor entender, que no estoy tratando de decir que la tecnología no es importante. Pero si solo estamos centrados en tecnología… no tendremos éxito.”

Pero no todo iba a ser color de rosa, pues con la llegada de la WiiU hubo gran confusión dentro de los usuarios, pues la nueva consola parecía un accesorio de la primer Wii y no tuvo las ventas que esperaban, por lo que las acciones de la empresa bajaron y tuvieron una gran pérdida económica, que de no ser por Iwata hubiera resultado en un despido masivo para sus empleados, pero… ¿qué fue lo que hizo? Ni mas ni menos que recortar su salario como presidente a la mitad para así poder evitar el despido de cientos de trabajadores, un acto humilde y solidario que no cualquier persona con su puesto está dispuesta a pagar y que el lo hizo.

“Dudo sinceramente que empleados que temen ser despedidos serán capaces de desarrollar un software que podría impresionar a gente en todo el mundo.” 

Sin duda en su vida hubo tanto aciertos como errores, pero eso no quita que haya hecho las cosas de la mejor forma posible, incluso el que hoy muchos de ustedes puedan jugar en el Nintendo Switch es gracias a su visión. Rindo este homenaje escrito para ese hombre que nos trajo tantas alegrías como le fue posible, que nos hizo pasar el día con amigos, familia e incluso extraños en algunos casos. Sus logros y visiones estarán guardadas en nuestras memorias, pues igual si leen esto puede que tengan una consola de Nintendo que el nos trajo, perseguir un sueño y no soltarlo es la gran enseñanza que nos deja, nunca rendirse, así tu familia este en contra de ello.

Lamentablemente falleció hace tres años, el 11 de julio del 2015 a causa de cáncer de las vías biliares. Sin embargo, recordemos con cariño a ese gran personaje que muy pocas veces en la vida uno puede encontrar, que descanse en paz donde quiera que esté.

“En mi tarjeta de trabajo, soy un presidente de empresa.
En mi mente, soy un desarrollador de juegos.
Pero en mi corazón, soy un jugador.”

Sin duda una gran persona que ha habido en el mundo del gaming.

Si te gustó puedes ver tambien la historia de Hideo Kojima pulsando aquí.
Si les interesa que haga sobre algún otro personaje haganmelo saber en los comentarios.

Comentarios

comments