Hoy, 19 de mayo, comienza la venta, en inglés, de la precuela de Los juegos del hambre (si quieres leerlo en español, tendrás que esperar hasta el 3 de junio). Balada de pájaros cantores y serpientes estará listo para satisfacer la sed de más que todos los tributos tenemos y, para esperar de mejor manera, les dejo los 15 mejores momentos de la trilogía de Los juegos del hambre.

He seleccionado 5 momentos por cada uno de los libros. Si no has leído -o visto las películas- no sigas leyendo porque esta nota incluye un montón de SPOILERS.

Los juegos del hambre

1. Prim es seleccionada como tributo

Tenía únicamente una papeleta entre miles ¿qué probabilidad hay de que la seleccionaran? Pues la seleccionaron. Prim, la niña que lloró por una cabra enferma tendría que ir a la arena de los juegos, pese a todos los esfuerzos de su hermana por evitarlo.

Prim es elegida como tributo / Los juegos del hambre

2. Me presento como voluntaria como tributo

Todo le salió mal a Katniss, no pudo salvar a su hermanita de la maldad de El Capitolio y quieren divertir al pueblo con sus sufrimiento. Sólo le queda una opción: ocupar el lugar de Prim y ser ella la tributo femenina del Distrito 12.

3. Ella vino conmigo

¿Hay algo peor que ver a la mujer que amas morir en la arena de los juegos del hambre? Estar con la mujer que amas en la misma arena para verla morir o morir tú mientras ella ve. Pues eso le pasó a Peeta Mellark, el chico del pan, quien confesó estar enamorado de Katniss ante todo Panem.

Peeta en entrevista / Los juegos del hambre

4. El pan del Distrito 11

Uno de los momentos que la mayoría olvida, pero que es realmente significativo para la trilogía es cuando, después de la muerte de Rúe, el mentor del Distrito 11 le manda a Katniss un pan típico de su distrito como agradecimiento por cuidar a la más pequeña de los tributos. Una escena que debió aparecer en la película.

5. Las jaulas de la noche

Si El Capitolio te juega chueco ¿qué haces tú? Jugar aún más sucio. Los vigilantes se encargaron de tener el mejor final en la historia de los juegos del hambre: dos amantes que deben matarse entre ellos para obtener al ganador. Imaginen los puntos de rating que eso generaría. Pero Katniss supo jugar más sucio aún y los dejó en evidencia: si ella y Peeta morían juntos, El Capitolio y su élite de ricos se quedaban sin un ganador… así que: ambos tributos ganan.

Pacto de amor / Los juegos del hambre

En llamas

1. La Gira de la Victoria

Si no fuera suficiente con tener una edición anual de los juegos del hambre, el vencedor debe recorrer todo Panem para mostrar respeto por los tributos muertos y preparar el camino a la siguiente edición. Pero, para Katniss, es mucho más que eso, pues su truco con las bayas ha levantado el espíritu de lucha en los Distritos, un espíritu que no podrá contener.

2. Propuesta de matrimonio

Cuando eres un ganador de los juegos, sabes que tu vida -y la de tus seres queridos- ya no te pertenece, es más de Panem que tuya. Ellos deciden qué vendrá para ti en el futuro. Katniss, Peeta y el amor que éste sentía por la chica en llamas fueron víctimas de este castigo a tal grado que tuvieron que comprometerse en televisión nacional para satisfacer la sed de sangre del público y, especialmente, del presidente Snow.

Peeta y Katniss, un símbolo / Los juegos del hambre

3. El anuncio del Vasallaje de los 25

Una vez que te coronabas como el campeón de una edición de los juegos, estabas libre ─tan libre como podías serlo viviendo en Panem bajo el ojo inquisitorial de Snow─ o eso creíamos hasta que, en la edición número 75, los tributos serían seleccionados de entre los ganadores. En el Distrito 12, sólo ha habido 4 ganadores: uno muerto, Peeta, Haymitch y una incómoda y molesta Katniss ¿coincidencia? No lo creo.

4. Si no fuera por el bebé

Imaginen a Paty Chapoy, en el set de televisión donde graban Ventaneando, platicando con Daniel Bisogno y el tío Pedrito Solá diciendo algo como “Pasando a otras cosas más interesantes. Adivinen quién se comió la torta antes del recreo…” Así, igualito, imagino los programas de chismes de Panem hablando sobre la pequeña mentira que Peeta dice sobre un supuesto embarazo de Katniss para salvarla (y salvarse, hay que decirlo como es, y salvar a los otros 22 tributos) de ir a la arena, de nuevo.

5. El Distrito 12 ya no existe

Contra todo pronóstico, Katniss ha sobrevivido por segunda ocasión a los juegos. Junto a ella, otros pocos tributos logran salir con vida de la arena con ayuda de la resistencia. Todo tiene un precio. La vida de Katniss costó la destrucción de su hogar, el Distrito 12 ha desaparecido.

El Distrito 12 en ruinas

Sinsajo

1. La vida en el Distrito 13

Si vivir en el Distrito 12 era difícil, vivir en el 13 es mucho peor. Vivir escondidos de El Capitolio, bajo tierra, con raciones de comida controladas y vigilancia 24/7 no es precisamente saludable y Katniss lo resiste.

2. Peeta está secuestrado

El Capitolio tiene como rehén a Peeta  y Katniss teme que puedan hacerle algo sólo para controlarla. Pero Peeta ya no es Peeta, lo han “reprogramado” para atacar y acabar con Katniss.

Peeta / Los juegos del hambre

3. La (no) misión fallida

Katniss, en su afán de servir más que como la cara de la rebelión y hacer algo en el frente de batalla, decide inventarse una misión a la que arrastra a todo su equipo; de éste, pocos quedarán con vida, muchos viejos amigos se quedarán en el camino.

4. Katniss mata a Coin

Alma Coin, la presidenta del Distrito 13, ha utilizado la rebelión para hacerse con el poder de Panem, pero Snow le ha mostrado las verdaderas intenciones de Coin a Katniss. ¡Han usado a la chica en llamas para fines sucios!

Alma Coin, la presidenta del Distrito 13

5. Hay juegos mucho peores que jugar

Aunque el final de la trilogía no es un final especialmente bueno, sí es muy significativo, pues, con esta simple frase, la autora nos recuerda todo lo que Katniss perdió de camino a la libertad y que todo empezó por unos simples juegos.

¿Cuál es tu momento favorito de Los juegos del hambre? 

Comentarios

comments