Es bien sabido que Guillermo del Toro ama los monstruos. Basta con ver cualquiera de sus películas para confirmarlo (en las de Hellboymis favoritas─ se nota bastante) y este mes nos trae un filme bastante esperado por muchos, estamos hablando de Historias de miedo para contar en la oscuridad, basada en la saga bestseller del mismo nombre escrita por Alvin Schwartz e ilustrada por Brett Helquist, dirigida por André Øvredal, quién también tiene bastante experiencia con monstruos y terror; tomemos de ejemplo La Morgue y mi favorita, The Troll Hunter.

Ahora, a lo que venimos: ¿Qué hace que este filme colaborativo por dos fanáticos del terror y los monstruos sea algo tan especial y esperado? Antes de contarles lo bueno y lo malo, veamos de qué se trata.

Sinopsis (cortesía de Diamond Films):

Corre el año 1968 en los Estados Unidos. El cambio se siente en el aire…

Muy alejado de los disturbios en las ciudades está el pequeño pueblo de Mill Valley, donde durante generaciones, la sombra de la familia Bellows ha crecido enormemente. En su mansión al borde de la ciudad, Sarah, una joven con horribles secretos, convirtió su tortuosa vida en una serie de historias de miedo escritas en un libro que ha trascendido en el tiempo; historias que tienen la forma de volverse muy reales para un grupo de adolescentes que descubren este terrible libro.

Lo Bueno

La historia es bastante peculiar porque a pesar de que la temática que tiene ya se ha utilizado antes, la forma en que Del Toro y Øvredal le meten carisma, algo de comedia y suspenso, la hace única, además de complementarlo con un increíble cast que tiene una química increíble, al igual que sus actuaciones.

Las referencias que hay del viejo cine de terror además de un cameo de la película que popularizó a los zombies dejarán satisfechos a los amantes del horror.

Sería un crimen si no menciono a los horrendos y fantásticos monstruos que Del Toro crea en este filme, desde el espantapájaros de los pósters, hasta unas perturbadoras criaturas que le hacen homenaje al cine de horror japonés que te helarán la sangre; y no pueden faltar los maravillosos efectos prácticos. ¡Clásico de Guillermo!

Lo Malo

Y aunque me duela admitirlo, no todo es miel sobre hojuelas ya que hay muchos momentos de la peli que llegan a ser demasiado predecibles, en especial los clásicos jumpscares.

A pesar de que los monstruos son bastante aterradores, hay ocasiones en los que la pantalla verde es demasiado notoria quitándole el realismo y por ende le quita el suspenso a las escenas tensas.

Veredicto Final: 9.2  Tenebrosa/ Imperdible

Esta película no es apta para menores de edad y gente fotosensible ya que hay temas y escenas que pueden perturbar a los más sensibles y otras que pueden causar epilepsia, no les recomiendo verla en 4D, no porque dé más miedo, sino todo lo contrario: le quita todo el terror.

En lo personal me encantó y la vería más de una vez porque este bebé criado con amor entre Del Toro y Øvredal es una carta de amor a las películas de terror y los amantes de los monstruos y el horror, como ellos.

¡No se la pueden perder!

Comentarios

comments