Este año 2019 nos trajo el renacer de un viejo anime de 1968, Dororo: el cual cuan ave fénix, tiene un regreso espectacular ahora a color, mejoras en la animación, con algunos cambios en la trama que en lo personal siento que le dan un toque más ligero, sin embargo permanecen fieles a la historia.

También mantuvieron el estilo de los dibujos, por lo que les recordará a algunos clásicos (como Astro Boy o Blackjack).

Basado en él manga del mismo nombre, creado en 1967, narra la historia de un infante llamado Dororo (que significa pequeño ladrón), quien se encuentra con un guerrero peculiar con prótesis de espadas en lugar de brazos y una máscara, llamado Hyakkimaru. Quien a pesar de no ver ni escuchar, pelea usando su instinto y posee un talento innato. Este guerrero nació sin muchas partes de su cuerpo, ya que su padre lo ofreció a los demonios con tal de salvar al pueblo que gobernada, para después, asqueado por su hijo, lo mandó abandonar.

Es principalmente drama, con un gore moderado, toques de comedia, una base histórica pero con monstruos y grandes peleas.

Éste manga ya ha inspirado dos animes, un videojuego, se han hecho dos adaptaciones (una de 3 volumenes y otra de uno solo), y hasta una película. Es su trama la verdadera raíz que permite tanto jugo que explotar, y sé que los enganchará.

Al traer este clásico a la vida nuevamente con las actuales técnicas de animación no solo pusieron color, sino que engrandecieron las escenas de acción. 

A diferencia de otras series históricas, muestra el lado de un pueblo pobre, y el abuso de autoridad de los samuráis previo a la era Meiji. Verán personajes más flacos acordé a la pobreza, atuendos raídos, y colores gris-pastel estilo acuarela que transmiten un sentimiento.

El opening es digno de ser parte de su playlist favorita, moderno con un pequeño toque de instrumentos clásicos japoneses, una melodía memorable. Aunque no vean el anime, deben escucharlo. 

Eviten el opening antiguo, que aunque tiene un toque de música tradicional japonesa es una canción de esas que se pegan pero prefieres olvidar. 

A quienes gustan del estilo shonen considero que encontrarán que Dororo es una mina de oro que se encontraba olvidada y enterrada, lista para resurgir. 

Comentarios

comments