DR. JABBERWOCKY |

Ridley Scott es el director de los Epic Fails. El cineasta de 77 años, a quien le debemos algunas de las cintas más emblemáticas de Hollywood, tales como son Alien, Blade Runner y Gladiator, se ha aventurado nuevamente en las narraciones épicas con Exodus: Gods and Kings, aunque en breve, la cinta jamás alza el vuelo.

Y es justo en este último proyecto donde la carrera del director británico se presenta más inconsistente, pero vamos, no es su carrera lo que está en tela de juicio, mas es innegable que Exodus es una cinta que refleja los mayores vicios de la industria cinematográfica, sin ton, ni son.

El filme, de antemano, fue ideado como una propuesta visual brillante, a la usanza de Gravity o Life of Pi.  No mentiré, se trata de un pastiche mal dirigido y fácilmente opacado por adaptaciones más nobles, Los diez mandamientos, protagonizada por un legendario Charlton Heston en 1956 y por su parte, El príncipe de Egipto, de los estudios Dreamworks, cuando la idea original era reinterpretar el mito judeocristiano de la salida de los hebreos de Egipto.

gods-and-kings
Hermanos y rivales.

Quien ha leído el Éxodo (uno de los cinco libros que componen el Antiguo Testamento) o ha tenido cuando menos la curiosidad de ver Los diez mandamientos cada sábado de gloria en el Canal Cinco, se sabe la historia de Moisés, el más famoso de los héroes arquetípicos y del cual descienden los héroes modernos que surgen como libertadores y bastiones de la justicia.

El mesías hebreo, quien fuera considerado príncipe por el mismo faraón que le acogió como parte de su familia, escapa de Egipto hacia el desierto cuando su identidad es revelada. Tras volver a comenzar su vida y hacer una familia a las faldas del Sinaí, el ahora pastor sube al monte y escucha la voz de Dios, quien le honra como su portavoz en la Tierra y le ordena liberar al pueblo hebreo del yugo egipcio, ante lo cual se gana la enemistad de quien fuera su otrora hermano postizo, el faraón Ramsés.

Vale, la historia es más que sabida y uno esperaría que la imaginación de Scott se hubiera dado a la tarea de reinterpretar el texto bíblico, más allá de la realización de otra súper producción del calibre de Robin Hood, Kingdom of Heaven o Gladiator, las cuales las más de las veces fueron exitosas pese a todas las deficiencias en el guión o en las actuaciones.

Latest-2014-Movie-Exodus-Gods-and-Kings-Images-540x303
“¿Algún día me darán un buen papel?”

Es del saber popular que Gladiator es una de las películas con mayores problemas de continuidad; mientras que Kingdom of Heaven fue -muy a mi pesar- un epic fail, especialmente por la falta de carisma de Orlando Bloom, aunque la música, la producción y la fotografía fueran en esencia perfectas.

Con tristeza pareciera que Scott no ha aprendido de sus pasados errores al realizar este tipo de filmes, donde ocurre que su ímpetu por erigir maravillas urbanas y recrear secuencias de acción ensombrece y empobrece el delicioso “chiclocentro”. La película, cuya acogida ha sido infame de entrada por los vapuleos en torno a la selección del elenco, es puro espectáculo y como en muchas de sus producciones anteriores, pan con lo mismo.

Y es que precisamente, después del guión, el mayor problema de esta cinta es el elenco, no por los alegatos racistas en torno a su elección, pero el desaprovechamiento de tal ensamble de histriones es frustrante al haber sido relegado a mero elemento decorativo de la producción, se trate de Sigourney Weaver, Ben Kingsley (a quien ya le deben un buen papel desde Iron Man 3) y Aaron Paul.

ZAH_kings_VT-20140710172441503821-620x349
“¿Alguien sabe dónde queda el Sinaí?”

El mito bíblico no es reinterpretado tanto como es violentado en orden de entretener al público. Así, en cuestión de segundos, Moisés pasa de ser un pastor para convertirse en la versión prototípica del Caballero de la Noche, un guerrero que si hubiera sido eliminado del guión, habría dado lo mismo. El afamado defensor de los inocentes ve reducidas sus dimensiones al discurso caprichoso de un director carente de pasión para dirigir a Christian Bale en el que pudo ser uno de sus más grandes papeles, en vez de una copia fiel de Batman y, por si fuera poco, se ve como una figura pasiva ante la ira de Dios, un niño enojado porque han tomado sus juguetes sin antes pedirlos prestados.

Exodus: Dioses y Reyes es un filme tedioso, barroco en su estilo audiovisual pero anticlimático, jamás logra despegar del lodo en el cual Moisés yace al hablar con Dios. Nunca se enciende la llama de la empatía en el público, ni mucho menos la de la expectación. En su afán por contar estas historias épicas fallidas (haciendo guiño a las cintas del mismo corte dirigidas por él, incluída parcialmente la monumental Prometheus), el señor Scott ha demostrado que con tal de llevarlas a la pantalla está dispuesto a dejar que los estudios tengan una injerencia imperante en su producción.

Desearía recomendar Exodus, pues era un filme que aunque no esperaba con ansias, consideraba una buena apuesta al ser dirigida por el responsable de The Counselor y Black Hawk Down; e incluso auguraba una narración más madura y atrevida; sin embargo, nos encontramos ante una propuesta pobre y por completo olvidable que comete las mismas equivocaciones que sus coetáneas y se fía demasiado en la propuesta visual, aunque no luzca ni en 3D. Finalmente, es preferible ver dos veces El príncipe de Egipto a las casi tres horas que dura el panfleto sionista de Ridley Scott, pues seamos sinceros, la economía no está para gastar en cualquier película.

exodus-06-gallery-image
“Me has hecho reflexionar…”

________________________________________________________________________________________

Título original: Exodus: Gods and Kings
Dirección: Ridley Scott
País: Reino Unido, Estados Unidos
Año: 2014
Duración: 150 min
Género: Drama, Histórico
Reparto: Christian Bale, Joel Edgerton, Sigourney Weaver, Aaron Paul, Ben Kingsley, John Turturro, Indira Varma, Ben Mendelsohn, María Valverde, Emun Elliott
Distribuidora: 20th Century Fox
Productora: Scott Free Productions, Chernin Entertainment, Babieka

Comentarios

comments