Jagr y Rinoa se lanzan a conocer algunas de las nuevas y mejoradas atracciones de La Feria de Chapultepec… y entonces la lluvia azotó la velada…

Comentarios

comments

COMPARTIR
Artículo anterior‘I am mother’, un futuro robótico
Artículo siguiente¿Qué nos depara Stranger Things 3?
Aunque Jagr y JagrDemon son entes diferentes, la calamidad los ha obligado no solo a compartir el nombre (lo cual no es tan malo pues los hace tocayos), sino también la cuenta de El Vortex. Uno, un friki con aires de todo conocedor de cine, comics y videojuegos; el otro un viajero interdimensional con la boca llena de anécdotas y la sangre de vodka.