YANNEKORIN|

imagen destacada39

Si algo ha enseñado Disney en sus cintas animadas, es que no existe la vejez en sus princesas, ya que siempre deben lucir bellas, radiantes, femeninas y jóvenes, esto para que las pequeñas y grandes tengas ilusiones efímeras de conocer a un guapísimo príncipe azul.

Y hoy tenemos el trabajo de Loryn Brantz, quien retrata el enorme miedo de cualquier princesa: envejecer. Brantz muestra cómo lucirían las princesas si éstas tuvieran como 40 años más; con arrugas, canas y hasta unos kilitos de más.

ARIEL. Ella luciría, según la diseñadora, con un cambio de look en el cabello.

Untitled-4

CENICIENTA. Es una princesa recatada y mantiene un estilo humilde y sencillo.

Untitled-6

JASMÍN. Ella mantiene el glamour de su riqueza y jamás cambió sus joyas por nada.

Untitled-112

MULAN. La vemos sin sonreír, pero posiblemente sólo sea el cansancio.

Untitled-2

BELLA. Su belleza se mantiene a pesar de los años, ya que le sientan muy bien.

Untitled-115

TIANA. Ella se ve espléndida y continúa haciendo lo que ama.

Untitled-5

AURORA. A ella no le ha ido muy bien, el aumento de peso se nota, y el estilo de ropa ya no le favorece.

Untitled-32

MEG. Esta imagen no la entendemos, posiblemente le dio flojera terminar a la diseñadora y sólo se le ocurrió matarla.

Untitled-7

Vía: Upsocl

Comentarios

comments