Los pequeños bloques Lego han construido una gran imagen desde su aparición en 1949, no solo están en el negocio de los juguetes de construcción, también han incursionado en los videojuegos y, más recientemente, en el cine; y esto no resultó extraño para nadie pues cuentan con numerosas franquicias que van desde Star Wars hastaDC.

La gran aventura Lego, estrenada hace 5 años, logró ser una cinta fresca y sorprendente; muchos no apostábamos por ella pero que terminó siendo un éxito. Así que con la segunda cinta todos esperábamos una producción similar, pero siento decir que no es así, que hemos sido engañados y La gran aventura Lego 2 es una tremenda estafa.

La historia continua justo donde termina la primera parte, con la llegada de los “personajes” creados por la hermana menor. Los nuevos personajes a pesar de parecer pacíficos terminan por convertir al universo Lego a un lugar más serio y oscuro, quedando al borde del apocalipsis. Todos y todo parece haber cambiado… todos excepto Emmet quien sigue siendo inocente y alegre. Sin embargo, Emmet se verá obligado a cambiar y tomar las riendas del asunto cuando los invasores secuestran a 6 maestros constructores, Lucy incluida. Ahora será responsabilidad del elegido salvar el día nuevamente.

Para ser la trama de una segunda entrega sonaba atractivo, pero tan solo en los 10 primeros minutos uno puede notar que algo no va bien.

Nada es increíble

El inicio es muy similar a la primera, después del resumen de hechos tenemos una introducción musical, pero a diferencia de la primera, esta no funciona ni un poco, no es pegajosa y no va nada bien con el ambiente. Esto no sería un gran problema sino fuera porque esta cinta tiene varios segmentos musicales y adivinen, ninguno es bueno. En primer lugar, las canciones no son agradables, no tienen un aporte a la trama, ni siquiera son entretenidas.

La única canción que lograría salvarse vendría a ser la variante de Todo es Increíble que conserva su mismo ritmo, pero tiene la letra cambiada. Parece que la creatividad no dio para más.

¿Y los demás personajes?

Aun si no tuviera la mayor creatividad, por lo menos tiene un montón de series de las cuales valerse ¿cierto? Al fin, ese fue uno de los mejores agregados en la primera.

Aquí, por más ridículo que parezca, se decidió solo mostrar a las otras franquicias los primeros 20 minutos. Con la excepción de Batman y la Liga de la Justicia, las franquicias con las que Lego cuenta, prácticamente, no son mostradas: las referencias, los chistes, todo ese encanto y variedad, todo se fue.

En su lugar tenemos nuevos personajes que no son carismáticos ni agradables, la gran mayoría son personajes nuevos que carecen de encanto: son juguetes con etiqueta de estereotipo.

Un humor que no funciona

Pero el mayor pecado de Lego 2 es destruir el humor que resultaba tan agradable.

Admitámoslo, los productos Lego no son visualmente sorprendentes, por el contrario, se distinguen por su simpleza, pero esta misma característica los llevó a tener un humor sencillo e inocente pero bastante efectivo. Aquí ese humor se conserva, pero sin ser efectivo.

Las bromas son usadas recurrentemente, tanto, que la misma broma puede verse 3 o 4 veces, y ya para la última se siente desgastada, así mismo, hay otros chistes que no terminan de convencer. Es cierto, hay un par de momentos brillantes como los velociraptores en naves espaciales o Bruce Willis, pero estos momentos son los menos.

No le daré más vueltas al asunto, esta película es un intento de Lego y Warner por vendernos una promesa de la secuela pero que no se siente a la altura y que no es lo suficientemente buena para justificar el boleto del cine.

Comentarios

comments