Por Lucy Miguel

Hola una vez más, lectores absorbidos por El Vortex, seguimos con nuestra cuenta regresiva de lo más sonado del  2012. En esta ocasión vamos con la novena posición.

Les recuerdo que estoy considerando los pasados conteos que hicimos aquí en el portal, así como el chart de Billboard; sin embargo, su opinión es muy importante para mí, así que siéntanse libres de comentarme qué piensan.

J-Music: Lugar No. 9

El siguiente artista, para mi gusto, debería estar en una posición más arriba, pero a veces tendemos a irnos por cosas más comerciales. Por fortuna, Kazuyoshi Saito es de los pocos japoneses que llegan a nuestros oídos sin ser la típica cara bonita que se para frente a la cámara, baila y como que canta.

Saito es un verdadero músico: toca varios instrumentos, compone, y mezcla ritmos como el folk y el rock. La canción que lo coloca que en el noveno puesto (no porque sea mala, sino porque no siempre tenemos la oportunidad de conocerlo en el momento adecuado) se llama Yasashiku Naritai.

 

K-music: Lugar No. 9

En la música coreana, la posición 9 la ocupa la BigBand con la canción Fantastic Baby.

Quiero recordarles que hablamos de lo más sonado en este año, y  me gustaría mucho que lo que más se escuchó fuera realmente una delicia musical: no siempre es así. Eso no significa que sea una mala canción la de los chicos de BigBand, pero son visualmente como Lady Gaga y musicalmente pareciera que se quieren acercar a LMFAO, pero terminan oyéndose como Chris Brown con Wisin y Yandel mezclados por un DJ que aspira la fama de David Guetta (y lo digo sin afán de ofender sus preferencias).

Lo bueno (o malo, según lo vean) es que pasa lo mismo que con las chicas de 2ne1: el tema es tan pegajoso que se te queda grabado en la mente, y si lo oyes en la calle, seguro te pones a bailar; además se trata de un sonido muy vendible en esta época.

¿Les gusta?

La mención especial:

Para terminar esta columna, le daré la mención especial a Girl Next Door y su canción All my life, por qué no entiendo las razones que alguien tendría para escribir sobre la emoción de casarse, no de la manera literal en que lo hace la vocalista de la agrupación, y mucho menos con un videoclip que repite lo mismo que estás escuchando.

El tema se estrenó en septiembre y no parece que haya tenido mucha aceptación. Tal vez les funcione para publicidad de algún producto, pero seguro no para la gente que se empalaga fácilmente con ese tipo de cursilería.

Esta canción más que recordarme a las mujeres japonesas, me recuerda a las chinas y su constante drama de adolescentes sin importa que ya hayan pasado esa etapa.

¿A ustedes les agradó el tema o definitivamente no es su estilo? Déjame un comentario y no te pierdas los próximos números, aún nos quedan 8.


Comentarios

comments