Por: Neo Neru

Máquinas Mortales, es una historia que empieza como una venganza de Hester Shaw para convertirse en una épica pelea donde, uniéndose a Tom, un Londinense,  deberán derrotar a Valentine, quien desea convertir a Londres en la ciudad más poderosa a través de un genocidio, el cual será provocado gracias al descubrimiento de la reliquia que provocó la devastación mundial, siglos atrás.

Debo admitir que la premisa presentada en el tráiler de la mano de: “Los creadores del Señor de los Anillos y el Hobbit”., fue bastante atractiva, y seamos sinceros, ¿quién no querría ver ciudades gigantes, comerse a otras más pequeñas? Algo así como pacman pero con anarquía, salvajismo, muertes, destrucción y un sin fin de cosas que aunque clichés,  llegan a atraparte.

Este es un mundo aparentemente apocalíptico, muestra una constante desesperación por la sobrevivencia, pues al vivir en ciudades móviles, deben abastecerse de recursos ¿Por qué digo aparentemente? Porque a pesar de sentir que en cualquier momento esto se volverá Mad max, uno como espectador puede notar que el mundo es sustentable y habitable, incluso la película lo muestra con la madre de la protagonista, pero antes hay que señalar sus aciertos.

Delirios de persecución con mucha acción

El tráiler plantea perfectamente el inicio de la película y de qué va, un hombre con poder que será el villano, la protagonista misteriosa, independiente y cool que desea venganza, y el coprotagonista parlanchin que no tiene idea de la vida. A grandes rasgos parecería una típica novela juvenil, y de hecho, está basado en una novela de pubertos; sin embargo hay dos elementos que hacen esta historia algo disfrutable, además de lo que debería ya venir implícito en una película de este calibre, es decir, buenos efectos especiales, actuaciones decentes y acción, mucha acción…además de un sentimiento de que némesis va tras de ti, punto que retomaré después.

Hester Shaw junto con Tom, es la dupla que logra que estés atento a esta cinta por lo opuestos que llegan a ser, unidos por una meta en común, llegar a Londres. Tom al frustrar la venganza de Hester, y a su vez, descubrir el secreto de Valentine, es desterrado de Londres y en esta situación ambos son quienes dan vida a esta cinta, pues por un lado Hester Shaw es aquella protagonista antipática, poco sociable, ruda e incluso grosera con quien de alguna manera logras empatizar, mientras que Tom es aquel nerd de biblioteca e historiador, que va descubriendo el mundo, y el significado de ser independiente, sin embargo, ambos personajes se ven estropeados por las decisiones de la cinta que nos llevan a tres problemas.

Tres mentiras para condenarlos a todos

La primer mala decisión se encuentra en el mismo tráiler, donde se cuelgan del título: “De los creadores del Señor de los Anillos y el Hobbit” y el nombre de Peter Jackson, provocando la confusión de que él es el director cuando es sólo el productor, creando expectativas que pueden ser fácilmente quebradas.

La segunda, las conveniencias, toda la trama se cuelga de situaciones convenientes que llegan a provocar agujeros en la historia, haciendo que personajes como el “Némesis” lleguen hacia los protagonistas sin explicación alguna, además de su conveniente cambio de bando por decirlo de alguna manera. Algo parecido al Live Action de Resident Evil, donde en vez de gritar por “S.T.A.R.S.”, grita por “Hester Shaw”.

Y para rematar: Atascadera de personajes secundarios. Que aunque entretenidos, te dejan con deseo de saber de más y no en un buen sentido, ya que los meten apresuradamente y los desarrollan de la misma manera, provocando que la empatía hacia ellos sea casi nula, e incluso las muertes no signifiquen absolutamente nada. Aquí mencionó de nuevo a “Nemesis” un personaje que pudo ser increíble, pero dada a la intromisión apresurada no llegó a desarrollarse, siendo no sólo éste el que peca de dicho error, sino también personajes como Anna.

 

En conclusión, argumentalmente podríamos decir que es mala por las excesivas conveniencias que tiene, personajes desechables, huecos argumentales y además de ser comparable con otras cintas u obras donde parecen calcar algunos escenarios y/o situaciones –por un segundo pude sentir que estaban atravesando el muro impenetrable de Ba Sing Se–, sin embargo cumple su objetivo de entretener, ya que los protagonistas y efectos visuales son disfrutables. Lo que es seguro es que no está a la par de cintas exitosas basadas en sagas literarias cómo bien lo presume su publicidad.

Comentarios

comments