Después de 4 años sin noticias de Monster High, éstas vuelven en forma de colaboración con Stephen King, el rey del terror contemporáneo. Pero ¿qué hace especial esta colaboración?

Comencemos por recordar un poco, ¿qué y quiénes son las muñecas Monster High? En el año 2010 Lisi Harrison presentó su primer libro para adultos jóvenes. En esta saga, se narran las vidas de los hijos adolescentes de algunos monstruos y seres mitológicos. Ese mismo año, Mattel, la famosa empresa productora de la rubia plástica favorita de todos, y no me refiero a Regina George, lanzó la línea de muñecas basada en esta novela.

Rápidamente, las muñecas Monster High se colocaron como los juguetes más cotizados para esa Navidad. Las ventas rebasaron a su hermana mayor, Barbie, y hasta a la competencia directa, Bratz. Pero ¿cuál era secreto detrás del éxito de las Monster High?

Sin duda alguna, la variedad de rostros, tamaños, cabello, color de piel, forma y, principalmente, historia de cada personaje, volvieron a los hijos de los monstruos un éxito de ventas entre los niños y adultos coleccionistas. Sin embargo, el detalle con el que Mattel dotaba a las muñecas (tanto en su aspecto físico, ropa, accesorios y mascotas) hizo que esta franquicia se volviera la más importante de la década del 2010 y dejó atrás, muy atrás, a otras franquicias como las ya mencionadas.

Después del éxito de la primera ola, Mattel siguió produciendo muñecas en diferentes líneas de juego, diferentes temáticas y más, muchos más monstruos. Aunado a esto, la franquicia no sólo contaba con libros y muñecas, también tenían un serie de televisión e internet de la que derivaron varios especiales y películas con sus respectivas líneas de muñecas.

Todos los personajes están basados en los hijos de monstruos famosos como Drácula, Frankenstein, la Momia, Zombie y el Hombrelobo, pero también se basaron en elementos mitológicos como sirenas, Hidra, Medusa y Cupido. Durante la primera ola, Frankie Stein y Draculaura se convirtieron en las monstruitas favoritas hasta que Skelita llegó y se convirtió en la muñeca más vendida de la play line.

Cada día, las Monster comenzaban a ganar más terreno y, con ello, ediciones para coleccionistas comenzaron a presentarse en la San Diego Comic Con. El éxito fue tan grande que llevó a Mattel a colaborar con la famosa estrella del pop Lady Gaga. Esta colaboración se convirtió rápidamente en la muñeca de colección más vendida de la línea para adultos.

Después de un éxito tan grande, Mattel apostó por repetir la fórmula de Monster High, pero con los personajes de cuentos de hadas. La llegada de Ever After High llevó a Mattel a quitarle atención a Monster High y bajarle la calidad a las muñecas, el fino detalle en los accesorios y a hacer líneas más básicas y, como dicen los coleccionistas, sin chiste.

El final de Monster High llegó con el reboot de la franquicia en 2016, el rediseño de los personajes que los volvió genéricos y le quitó las monstruosas características que los volvieron tan solicitados.

Monster High + Stephen King

Este año, para conmemorar los 75 años de Mattel, se anunció la colaboración entre Monster High y la obra de Stephen King. Éstas muñecas no serían parte de la línea principal de Monster High por lo que no serían hijas de ningún monstruo, sino inspiradas en dos de los personajes más reconocidos de la obra de King: Pennywise y las gemelas Grady.

Mattel había anunciado, en febrero de este año, que habría dos muñecas conmemorativas por el décimo aniversario de la franquicia: una llegaría en junio y la otra en agosto. Muchos fans y coleccionistas apostaron a que sería una versión especial de Frankie y una muñeca que ya no se presentó en la SDCC de 2016 de Ghoulia. Sin embargo, me atrevo a decir, éstas fueron mucho mejores que lo que cualquier fan de Monster High y King pudo haber soñado.

Las muñecas pertenecen a la línea Skulletor (la versión monstruosa de las Silkstone de Barbie) y salieron a la venta el pasado 23 de octubre. Se esperaba una gran aceptación, pero el éxito fue tal que las muñecas se agotaron en menos de un minuto después de su lanzamiento. El costo de $60 USD se ha triplicado, y más, en la reventa donde se encuentran hasta en $400 USD. Si comprabas tu muñeca —o muñecas— en pre-venta, obtendrías un print con el arte conceptual de Rebecca Shipman (diseñadora de muchos personajes de Monster High).

Monster High El resplandor

El detalle es espectacular, desde la cara, el maquillaje, los accesorios y zapatos, todo justifica el precio original de 60 dólares. Entre los detalles más sobresalientes están un barco de papel con el nombre “S. S. Georgie” y el icónico globo rojo en  Pennywise y las llaves de una de la habitación 237 del hotel en la mano de una de las gemelas. Cabe destacar dos cosa importantes: los moldes utilizados para estas muñecas son de la primera línea de muñecas de 2010 (molde original) y las gemelas están diseñadas para que puedan tomarse de la mano y sean aún más creepy.

Monster High Pennywise

Afortunadamente, para aquellos que no lograron conseguirlas el 23 de octubre, ya se ha anunciando que se podrán conseguir en una versión más económica —que, obviamente, bajaría la calidad de los detalles y materiales— en un futuro no muy lejano aunque no se sabe fecha de lanzamiento ni precio.

Aunque existen muchas más especulaciones, los coleccionistas esperan que esta línea, Skulletor, pueda seguir entregando nuevas muñecas inspiradas en la obra de más autores o películas de terror. ¿Se imaginan una muñeca inspirada en Samara o en Leatherface? Sin duda, hay un potencial muy grande que podría aprovecharse bastante bien tanto para Mattel como para los coleccionistas. Esperemos las próximas noticas de estas monstruitas.

Comentarios

comments