‘Peacemaker’ marca el estreno por fin de una serie ubicada dentro del Universo Cinematográfico de DC, y esta no puede ser más distante de todo lo que la editorial ha hecho antes, pues si bien -gracias a Warner Brothers- han existido ya docenas de series inspiradas en personajes de los comics de DC (siendo muchas en mi humilde opinión, novelas adolescentes o familiares adaptadas con superheroes); el principal cambio -que en verdad espero sea bien recibido- es precisamente la crudeza de esta serie, que no solo requiere tener una mayoría de edad para verse y apreciarse, sino también dejar atrás los cánones que DC había construido previo a la intervención de James Gunn en cuanto a este, y el resto de su multiverso audiovisual.

Siendo una continuación directa apenas medio año después de los sucesos ocurridos durante ‘The Suicide Squad‘. Un muy particular intro nos da pie a cuan precisamente absurdo es en si el concepto de Peacemaker, un héroe que no tiene ningún verdadero superpoder, y si muchos kilos de defectos. Un hombre a quien su padre, un supremacista blanco de los suburbios, ha buscado despojar de empatía en pro de crear un soldado que libere al mundo de las minorías y los comunistas; transformando así a un niño bien intencionado en una masa de músculos que no puede evitar ser un cretino misógino que se presume capaz incluso de matar niños para “lograr la paz”.

Esto sin embargo va cambiando gracias al excelente tratamiento que Gunn sabe imprimir en sus protagonistas femeninas, tanto en Harcourt (interpretada por Jennifer Holland, quien en la vida real es pareja de Gunn), una mujer más que capaz de subyugar a cualquier macho que no entienda que “No es NO”; como en la misteriosa Leota, quien pronto se nos revela es la mismísima hija de Amanda Waller, pero que a diferencia de su propia madre, posee una bondad nata totalmente dispar a su linaje.

Acompañados de un cast de igualmente excéntricos personajes del cual destaca Vigilante, un sociópata que tras presumirse como el “mejor amigo”, uno como espectador podría erróneamente considerarlo como un pusilánime imitador, hasta que este demuestra no solo tener tanta o mas capacidad bélica que el resto del equipo, sino incluso menos consideraciones morales; ‘Peacemaker’ con tan sólo tres episodios nos muestra una perspectiva más entretenida sobre esta, la realidad de Snyder, con toques muy similares a la poco conocida cinta ´Super’ del mismo Gunn.

Peacemaker

Si bien las series de Disney+ nos han permitido conocer de manera más intima a personajes secundarios como [sinceramente siempre lo fueron] Loki o Hawkeye, Peacemaker de misma forma nos vuelve interesante un “héroe” de quien jamas habríamos esperado [ni escuchado] nada hasta hace un par de años; y aunque al igual que en Marvel, se ha impregnado la trama de “demasiada” comedia, que podría resultar chocante para quienes siempre han considerado “su universo DC como uno más serio, trágico y oscuro”, es agradable ver que esta serie -justo a diferencia de las de Marvel, y todo lo anteriormente mostrado por The CW- no es políticamente correcta, y resulta incluso sórdida en ocasiones.

Peacemaker

Es así, que si amaste lo que James Gunn hizo con los personajes en “THE Suicide Squad”, sea porque por fin encontraste una película de DC que disfrutaste por su comedia ridícula y personajes; o bien porque se alejó del esquema “serio y obscuro” de Snyder que ha permeado el resto de este universo fílmico, entonces encontrarás tremendamentre disfrutable ‘Peacemaker’. PERO, si justo eres alguien que considera superior la obra de David Ayer de ‘El Escuadrón Suicida’ con todo y su “Joker tatuado”, o detestas cómo Marvel ha “vuelto payasos” a los superheroes, entonces es probable que ni siquiera pases del primer capítulo -o incluso del opening- de esta serie.

Peacemaker

Los primeros 3 episodios de ‘Peacemaker’ pueden verse ya en HBO Max.

Comentarios

comments