Robot

Dado que la siguiente semana sale a la venta la secuela de este juego, o sea, Dead Space 3, y no quepo tanto en la emoción de este suceso, como en el hecho de que no tengo con qué comprarlo, decidí mejor ponerme a rejugar Dead Space 2 y hacerme a la idea de que era un juego totalmente nuevo (y lo era hasta hace un par de días que por fin lo saqué de su empaque sin abrir), razón por la cual les traigo esta entretenida reseña:

¿En qué nos quedamos o que es Dead Space 2?

Cuenta la leyenda de que en el año 2008 EA anunció un juego titulado “Dead Space”, título que le pareció tan soso a algunos que rápidamente desacreditaron la nueva IP (Intelectual Property) como un wannabe Resident Evil en el espacio… hasta que salió este trailer:

Pronto descubrimos que Dead Space no solo sería un juego ultraviolento y perfectamente desarrollado, sino que además revolucionaría (o junto con Bioshock, rescataría) el género del “Survival Horror”, videojuegos con temáticas macabras donde los personajes cuentan con pocos recursos (balas, salud) para sobrevivir a muertes horrendas. Una secuela era inminente.

Eso nos lleva a Dead Space 2, nuestro protagonista, Isaac Clark, tras sobrevivir (obviamente) a todos los sucesos de sangre y tripas en el primer juego abordo de la nave espacial Ishimura, regresa a la civilización donde es internado en una clínica psiquiátrica donde nadie le cree hasta que un par de años después, ¡oh sorpresa!, los necromorfos (como aquí le llaman a los monstruos entre zombies y cosas horrendas) han reaparecido atacando la estación donde él se encuentra, y transformando a todo hombre, mujer, niño y hasta bebé en uno de ellos.

deadspace2-01

¡Dame un abrazo!

Isaac tendrá que enfrentarse nuevamente a hordas de creaturas infernales a través de “The Sprawl”, una estación espacial ubicada en la luna Titán de Saturno, aparentemente controlada por fanáticos religiosos que veían a los Markers (las estatuas en forma de espiral que hacen que la gente se convierta en Necromorfos) como algo así harto divino y padrisisisimo hasta que se volvieron seres sedientos de sangre (¿o tal vez eso querían desde un principio?)

¿Más de lo mismo?

Sí y no. O como dijera un viejo adagio: “Si no está roto… mejor ni lo testeries”.

En efecto, Dead Space 2 se siente perfecta y naturalmente como una continuación del primero, mismas dinámicas, mismos enemigos; sólo que como es ley, se agregaron un par de nuevos elementos como armas, variantes de enemigos y escenarios, además de cambiarse por completo las mecánicas de los escenarios sin gravedad. Pero el que se parezca tanto a su predecesor no es algo malo, digo, al menos no cuando ese predecesor fue tan vanagloriado. Además no es como si fuéramos en el Dead Space 9 y todo siguiera estando igual.

dead-space-2-art¡Y admítelo! Aún así lo seguirías jugando

Pero si en tu vida tocaste uno de estos juegos, entonces amigo mío estás a punto de enterarte de algo fabuloso: La mecánica de Dead Space radica en que el protagonista utiliza armas basadas en “la ingeniería” dado que él es un Ingeniero, lo cual no es más que un pretexto para que traiga consigo utensilios enfocados en tal cual DESMEMBRAR todo lo que se ponga en su camino, ya que los necromorfos son creaturas con torsos convenientemente resistentes, así que a cortar brazos y piernas se ha dicho.

Sumado a este mórbido factor, la historia es bastante atrayente aunque de fórmula: Isaac debe sobrevivir atravesando todos los niveles para al final enfrentarse a lo que está provocando esta situación y destruirlo, habrá un par de traiciones, un giro de tuerca, y muchas muchas visiones de locura provocadas precisamente por la situación. Pero repito, aunque esto sea la base del pastel, el verdadero sabor radica en que este juego te hace sufrir, ya sea por su dificultad en niveles superiores, o por que jugarlo de noche es una tortura masoquista, ya que no sólo los enemigos son desagradables visual y sonoramente (lo cual es bueno), sino que tienden a aparecer de la nada, lo cual provoca sin lugar a dudas un buen susto, lo cual finalmente es el por qué del juego.

dead_space_2_production1254352257

A menos que las cosas con tentáculos sean lo tuyo pillín

Dead Space 2 es un juego sino excelente, si muy recomendable y posiblemente obligado para los fans del género “Survival Horror” o simplemente que gusten de enfrentarse a cosas espantosas y luego no poder dormir bien por las noches. Ansío tener mis manos sobre la secuela ya que se ve por demás prometedora, aunque algunos cambios que se han promocionado (como el multiplayer), podrían ser demasiado para los puristas de la saga.

Jagr es un gamer de mente abierta que igual disfruta la profundidad de Bioshock como lo repetitivo de Rock Band. Para su mala suerte (o buena, económicamente hablando) solo tiene Xbox 360, pero eso no lo limita de escribir otras reseñas como la de Lollipop Chainsaw.

Comentarios

comments