Robot

Antes de comenzar quiero advertir 2 cosas: UNA, esta reseña tiene SPOILERS respecto de la campaña y DOS, en esta reseña NO HABLARÉ SOBRE EL MULTIPLAYER, ya que la verdad no solo no tengo X-box Live Gold, sino que además renté este videojuego y he oído que para disfrutar el multiplayer no solo requiero estar ahí días, sino también ser muy MUY vago, ya que seguro al enfrentarme con los que se la viven ahí, moriría tantas veces que hasta para ellos no seria divertido.

target_man

Y este seguro sería el rostro de mi personaje

Pero fuera de ser un N00B en cuanto a multiplayer se refiere, tampoco soy un neófito, he de admitir que he jugado (y terminado en dificultad Hardcore, mas no en Locura) cada Gears. Siendo para mí el mejor de la franquicia el 2do y tentativamente el peorsito éste o el 3, pero vamos por partes…

Los personajes

Gears of War: Judgment resulta que es en sí una suerte de precuela que ocurre 14 años antes de los sucesos del primer Gears y en la cual el protagonista no es otro que Daimon Baird, quien junto con su mejor amigo el “Tren” Cole, son a mi consideración los personajes más carismáticos de la franquicia, por lo que era justo y necesario tuvieran su propio juego.

baird_and_cole

Son como Marcus y Dom, pero más ingeniosos y menos emos respectivamente

Sin embargo el primer problema con el que lidiamos es que esos personajes que recordamos de Gears anteriores, se sienten por demás diluidos, Baird no suena como el fanfarrón castroso pero gracioso que era, y Cole tampoco es ni la mitad de ocurrente o escandaloso, simplemente son dos de los cuatro personajes sin mayor diferencia o trasfondo que manejas en todo el juego.

Gears-of-War-Judgment-Characters

Diferente carcasa, mismo personaje

La Historia

Es pésima en verdad: resulta que el equipo Kilo (arriba en imagen) es juzgado a la mitad de una batalla (de ahí el título del juego, duh) por haber usado un arma según muy poderosa para matar a una armada Locust y su respectivo general (al cual no le pasa nada y obvio es el jefe final del juego). Este pretexto de narrativa para contar a manera de retrospectiva cada uno de los niveles del juego, se vuelve absurdo cuando, en efecto, el Coronel Loomis organiza un juicio así tipo los de televisión (onda La Doctora Polo) MIENTRAS SON ATACADOS POR TROPAS ENEMIGAS, o sea, literalmente, a la mitad de una batalla mientras las bombas caen y las balas vuelan, los soldados se ven requeridos para cuidar éste tribunal  improvisado en vez de no sé… proteger civiles, luchar por sus vidas, escapar de una invasión…

Loomis

¡Por que claro! Juzgar siempre es más facil que hacer tu trabajo… Idiota

En fin, después de las misiones de campaña que son irrealmente predecibles, en el juego también viene una cosa así como “Capitulo perdido” de Gears of War 3; onda de si te preguntaste dónde estaban Baird y Cole mientras Marcus veía a Dom aplicar la kamikaze en la penúltima misión. Pero, no por nada estaba perdido este capitulo, ya que no aporta en realidad nada a la historia general y solo da un cierre muy menor (chafa) a los otros dos personajes del equipo Kilo.

El Gameplay

Este Gears se juega EXACTAMENTE como cualquier otro Gears. Para bien o para mal, no cambió nada las mecánicas de juego. Excepto por algunos tecnicismos que pueden ser molestos en lo que uno se acostumbra a ellos, como la falta de una 3er arma (antes, se podian portar dos rifles y una pistola, y ahora solo se pueden portar dos armas en general); ademas de algunas armas nuevas que no tienen nada novedoso que ofrecer (un semi rifle de Francotirador, un arco que coloca trampas explosivas, y una granada curativa).

avance-gears-of-war-judgment-1

Lo que si representa una novedad es que ahora cada misión o capítulo se divide en “Secciones”, cada una con un reto de habilidad que va desde enfrentar más enemigos o solo poder usar un tipo de arma, hasta lidiar con poca visibilidad o tener un tiempo limite para terminar esa sección; ésto con el fin de juntar “Estrellas” (hasta 3 por sección), las cuales desbloquean cosas para el multiplayer (aunque la mayoria de lo “desbloqueable” en verdad requiere se pague con dinero real en forma de Microsoft Points).

gears-of-war-judgement-trailer-e3-0

“No podrá convencerme de gastar más dinero en este juego aunque me haga ojitos Teniente”

Otro detalle que noté, es que hay enemigos que siento en su momento eran más poderosos o resistentes y que ahora se sienten diluidos, siendo el único nuevo, un tipo de enemigo “mutante” capaz de aumentar su velocidad y daño, aunque tampoco es nada del otro mundo; por su parte. no aparecen por ningún lugar enemigos gigantes como Brumaks ni Corpsers, ni peces capaces de hundir barcos ni nada de eso, siendo el único jefe en todo el juego, el General Karn hasta el final del mismo.

En resumen

Judgement podría considerarse como el Gears of War que obligadamente debe salir cada dos años, con pocas mejoras sustanciales y una historia que en realidad no amplía de forma interesante la mitología de este universo. Un jugador experimentado podrá terminar la campaña en menos de 8 horas (a mí me tomó, reloj en mano, 11 horas y media), siendo probablemente lo más interesante el Multiplayer del juego (que no abordé por las razones que di al inicio). Eso sí, para variar tiene un excelente trabajo de doblaje producido y realizado en México.

En general, descontando el Multiplayer, un juego para el olvido o bien, como yo la apliqué, para rentar simplemente.

Gears-of-War-Judgement-2

 “Y esa es mi sentencia Teniente Baird”

Jagr es un gamer que ama los headshots y usualmente siempre tendrá un rifle Francotirador en vez de armas más útiles. Puedes leer otras de sus reseñas de videojuegos a los cuales igual les apunta y tira a la cabeza como Lollipop Chainsaw o Dead Space 2.

Comentarios

comments

COMPARTIR
Artículo anterior5 Recuerdos: ÓPERA
Artículo siguienteThe War Z: un juego controversial
Aunque Jagr y JagrDemon son entes diferentes, la calamidad los ha obligado no solo a compartir el nombre (lo cual no es tan malo pues los hace tocayos), sino también la cuenta de El Vortex. Uno, un friki con aires de todo conocedor de cine, comics y videojuegos; el otro un viajero interdimensional con la boca llena de anécdotas y la sangre de vodka.