Muy bien, antes que nada quiero que vean el trailer:

¿Ya lo vieron? Entonces déjenme decirles QUE YA VIERON LA PELICULA. Así de simple y llano. Es más, pueden verla otra vez si le vuelven a poner play al trailer.

Y es que, en efecto, fue un error terrible el de quien haya editado, aprobado y distribuido este trailer, dado que resume perfectamente la cinta; es más, se los probaré usando 5 imágenes sacadas del mismo, así que sorry pero es ¡¡SPOILERS TIME!!

Una familia planea pasar unas fabulosas vacaciones

Tsunami

Se buscan entre los sobrevivientes

Se encuentran

Todos se salvan y regresan felices a casa.

“Lo imposible” es una cinta mala con un guión simple que intenta conmover al espectador en niveles digamos “cursis”, y no cursis de manera romántica, sino en el sentido de que los diálogos, la tensión que intentan crear, y cómo se va desarrollando la trama son como sacados de una telenovela mexicana (una no muy buena, por cierto). Las pruebas son amplias y he aquí unos ejemplos:

  • Salvemos a un niño güerito (el cual sólo está cubierto por unas hojas) pese a que hace pocos minutos acabamos de perder a 3 miembros de nuestra familia y ambos estamos muy heridos.
  • El hijo mayor “aprovecha” el tiempo en el hospital intentando reunir a familias que también se buscan, aunque en el proceso, más de una ocasión se le pierda de vista su propia madre.
  • El padre se mete a buscar a su familia en un hospital y se va justo 2 segundos antes de que el hijo que buscaba pase exactamente por ahí.
  • Entre tanta y tanta gente solidaria, nunca falta un imbécil que no presta el celular y otro que aún con su propia tragedia sí lo hace.
  • Un padre le dice a su hijo de 9 años que tiene que cuidar a su hermanito de 5, ya que los dejará a la deriva esperando encontrar a la madre y otro hermano que faltan (y obviamente esta acción estúpida e inverosímil produce que él pase de buscar 2 personas a buscar 4).

Lo siento niños, pero debo dejarlos a su suerte, su madre es más importante

Siendo objetivos, las actuaciones son un tanto desaprovechadas pues a Naomi Watts la vemos de madreada a muy madreada el 90% de la cinta; y McGregor tampoco se siente en su mejor nivel; en su caso, es el joven Lucas (interpretado por Tom Holland) quien saca adelante la historia histriónicamente hablando, pero sin mayores resultados.

Rescatables son quizá los efectos especiales y logística requeridos para la recreación de cómo las personas son arrastradas por un tsunami (hasta que de repente son golpeadas por una segunda ola que viene en sentido contrario, lo cual rompe con toda lógica) y, en su caso, el maquillaje que aplicaron en Watts y McGregor para verlos realmente dañados, lo cual también puede tomarse como un trillado acto de “tomemos a dos actores atractivos e imaginemos cómo se verían tras ser golpeados en el rostro por 5 minutos”.

¡BLAM! Nominación al Oscar garantizada

“Lo imposible” es una cinta pobre que en cierto sentido hace honor [irónico] a su nombre, pues todo el tiempo intenta enternecernos, pero deja en segundo plano el verdadero drama que representó semejante acontecimiento al insertar, de manera podría decir hasta insensible, una historia con final feliz donde toda la familia de cinco se salva de morir, pues al final una aseguradora los lleva, en vuelo privado, lejos de todo ese horror y destrucción.

TOTAL Y ABSOLUTAMENTE EVITABLE. ¡NO LA VEAN!

 

Comentarios

comments