J. K. Rowling odia Harry Potter y hará todo lo posible y necesario para destruir la saga que le dio riqueza, fama y reconocimiento mundial. Si, así como leen, es bastante fuerte decirlo, como decir que una madre odia a un hijo, pero es completamente cierto. Tengo pruebas y no lo dudo.

J. K. Rowling odia a potter

La historia de Harry empezó a escribirse cuando un tren se retrasó y Rowling tuvo que esperar varias horas para poder continuar su viaje por allá de 1995. Rowling, una madre soltera, desempleada y pobre, tenía que escribir la continuación de su historia en servilletas porque no tenía dinero para comprarse una máquina de escribir; cuando terminó el manuscrito, 12 editoriales lo rechazaron y la que dijo sí le pidió no poner su nombre completo “porque nadie leería nada escrito por una mujer”.

Contra todas las adversidades, Harry Potter se publicó por primera vez en 1997 y rápidamente se volvió un éxito de ventas entre los más jóvenes de Gran Bretaña y el mundo. En 1999, Warner Bros compró los derechos para realizar las películas basadas en los libros… lo demás ya es historia.

Harry Potter consta de 7 libros de historia, 1 enciclopedia de animales fantásticos, 1 libro sobre Quidditch y 1 libro de cuentos infantiles (estos 3 forman parte de la historia original). La saga cinematográfica tiene 8 películas, 7 nominaciones al Oscar, 3 premios BAFTA y ostentó varios récords de taquilla (como la mejor preventa y la mayor recaudación en función de medianoche) sin olvidar que contó con un elenco de primeros actores como Maggie Smith, Alan Rickman y Michael Gambon entre muchos otros.

El joven mago es una verdadera leyenda del siglo XXI, no hay una sola persona que no haya escuchado hablar de él (aunque no disfrute de los libros o películas). Sí, el éxito logrado por Harry Potter es el sueño de muchos escritores y J. K. Rowling lo está sobrexplotando para mal.

Todo empezó cuando Jo (como la llaman de cariño) abrió el sitio Pottermore. Quienes tuvieron acceso a la versión beta saben que, en principio, el sitio servía para explorar los libros de forma diferente y encontrar contenido que no había llegado a la edición final del libro. Este contenido respondía algunas dudas que los fans tenía; sin embargo, conforme el sitio fue evolucionando, los “detalles” que aportaban a la saga eran un poco caóticos y, siendo sincera, no aportaban nada a la historia original —los sagrados 28, escuelas de magia en otros países y algunas otras cosas que sólo expanden sin control la información del mundo mágico—.

J. K. Rowling hace tiempo que se empeña en destruir su legado

Rowling dio permiso para la publicación y uso de nombre de sus personajes para el fan fiction de George Norman LippertJames Potter” en el que el protagonista es el hijo mayor de Harry y Ginny Potter, James Sirius, sin que éste fuese aceptado como canon.

En 2015, se hizo el anuncio de la producción de una nueva saga que ayudaría a expandir el Wizarding World (como ahora se conoce todo lo relacionado con el joven mago). Animales Fantásticos fue el nuevo proyecto para que las nuevas generaciones no olvidaran que existe algo llamado Harry Potter ¿era necesario? ¿Quién no conoce Harry Potter aunque jamás haya lo haya leído o visto una película?

Animales fantásticos y dónde encontrarlos explota el universo mágico de Harry Potter

Pero ¿qué tiene de malo la saga Animales Fantásticos? En principio, fue una buena idea no para atraer a las nuevas generaciones, sino para satisfacer a los verdaderos fans de Harry Potter. Pero ¿fue esto cierto? No. Aunque la gente diga lo contrario, Animales Fantásticos fue un pretexto perfecto para hacer más dinero. Si no fuera así ¿por qué harán 5 películas “basadas” en un libro de 45 páginas?

Independientemente de si es o no posible una pentalogía de películas basadas en ese libro, esta saga está rompiendo reglas que el canon original —más que original, podríamos llamar principal— establecía; además de utilizar de pretexto a un mago poderoso como Newt Scamander para contar la historia del duelo entre Dumbledore y Grindelwald (o al menos creemos que en eso terminará dado el rumbo que han tomado las películas).

Como ya comenté en la reseña de Los crímenes de Grindelwald (que puedes leer picando aquí), las películas están llenas de contradicciones al canon, contradicciones que puedes leer en el enlace anterior. Es un tanto temprano para hacer esta predicción, pero es muy probable que Rowling, guionista de esta saga, le de magia a Jacob, guarden este post.

En 2016, puso su firma en una obra de teatro, que no escribió ella, sobre el futuro de los personajes principales: Harry Potter y el legado maldito. Si creíamos que Animales Fantásticos rompía el canon, esta obra se la lleva de calle. El legado maldito se ha presentado en Londres y ahora lo hará en Broadway. Sin olvidar la gran controversia que se hizo por la actriz, negra, que interpretaría a Hermione Granger bajo la premisa de que nunca de dice que Hermione se caucásica.

J. K. Rowling aprobó una obra de teatro infame

Si algo nos quedó claro en Pottermore, al menos en las primeras versiones, es que no podías volver más allá de 24 horas hacia el pasado, pero El legado maldito no sólo lo permitió, sino que lo convirtió en el aspecto más importante para que la historia pudiera llevarse acabo.

Si todo esto no es suficiente, Rowling ha utilizado sus redes sociales para contestar cientos de preguntas de sus fans y, aunque la mayoría de ellas suenan a sarcasmo, ha hecho declaraciones poco afortunadas sobre la vida en Hogwarts; por ejemplo, que los chicos de Hufflepuff organizan sesiones de masturbación grupal en la Sala de Menesteres.

Sí, Rowling está decidida a dejar en los huesos a esta gallina de huevos de oro y no falta demasiado para que eso suceda ahora que mucha gente está empeñada en que el legado maldito llegue a la pantalla grande con el elenco original. Quizá la ambirción pueda más y también esto llegue al cine sólo para engrosar la cartera de Rowling.

Comentarios

comments