¿No les a pasado que planean una cosa y les sale otra completamente diferente? Eso fue lo que pasó con Super Smash Bros. A mediados de 1998 entre Masahiro Sakurai y Satoru Iwata (q.e.p.d.) se les vino a la mente crear un juego de peleas totalmente diferente a lo que estaba de moda en esa época (Mortal Kombat, Street Fighter, The King of Fighters) y tendría por título Dragon King: The Fighting Game y lo que hacía único a este juego era que en él había 4 jugadores simultáneos en la pantalla de juego y en lugar de barras de vida, este tendría porcentajes y el objetivo era sacar a tus rivales de la plataforma.

En un principio parecía prometedor pero todavía le faltaba algo, entre bromas, pensaron meter a personajes de Nintendo en el lugar de los peleadores genéricos… no parecía una mala idea, llevaron esta idea a los altos mandos y bueno, aquí estamos a casi 20 años después desde su lanzamiento en América el 26 de abril de 1999 con la entrega más reciente que promete ser, a la fecha, es la más grande y completa de la franquicia.

Personajes

Empecemos con lo que generó muchísimo hype,  la simple frase: Everyone is Here! anunciandonos que todos los personajes que salieron en anteriores entregas, regresaron y no solo eso, nuevos personajes llegaron, entre ellos Simon y Richter Belmont de Castelvania, los Inklings de Splatoon, Chrom de Fire Emblem. 

Así mismo, dos personajes que tanto habían sido pedidos por la comunidad: Ridley y King K. Rool, por fin, después de años de ruegos por parte de la comunidad los némesis de Samus y Donkey Kong respectivamente son parte del roster de –redoble de tambores– 74 personajes en total, de los cuales, 5 de ellos son DLC y 1 extra regalado si compras el juego antes del 31 de este mes, así que si lo quieres corre porque te queda 1 día.

Lo Nuevo

Y aunque todos están aquí, no todo ha regresado. Empecemos con un golpe a nuestro niño interior, los trofeos ya no existen, en su lugar se introdujeron los “Espíritus” los cuáles son imágenes de personajes de diversos juegos de Nintendo y algunos otros de compañías externas.

A primera vista parece que son  inútiles e irrelevantes como los “Stickers” de Brawl pero tienen mucha relevancia en el nuevo modo historia titulado “World of Light” donde no solo son los “protagonistas” de la campaña, sino que también al combinarlos correctamente con tu luchador, puedes ganar ventaja sobre los enemigos y el villano de esta odisea.

Un Smash para todos

Conforme pasan los años los fans de SSB siempre han estado separados porque unos piensan que Melee es el mejor de todos por su competitividad y que el Brawl es horrible porque es casual, entre otras quejas. Ultimate tiene para todos, si eres un jugador casual y quieres pasar un buen rato basta con que tengas una Switch, una tele –para mayor comodidad– y hasta ocho controles, para jugar con tus cuates y pasar una tarde divertida. 

Y para todos aquellos machos alfa pecho plateado que buscan un verdadero desafío existe el modo en línea, y si eres lo suficientemente bueno, podrás entrar a la totalmente nueva categoría Elite Smash en donde te enfrentarás a lo mejor de lo mejor. ¿Tienes lo que necesita para ser el mejor?

¿Y nosotros los solitarios?

¿Qué pasa si de plano no te llama la atención jugar en línea ni con tus cuates? No te preocupes, Ultimate te tiene cubierto. El Modo Clásico –que muchos jugadores de Melee pedíanestá de vuelta y no solo eso, porque dependiendo de qué personaje elijas es su propia aventura con su propio jefe final.

También tienes la opción de jugar la campaña de la que tantos memes salieron. World of Light es muy recomendable por su estilo en el que se despliega el mapa al estilo tablero de un juego de mesa –haciendo referencia al argumento de Super Smash Bros que Sakurai dio– y los desafiantes enemigo que encontrarás en tu camino.

Sin duda alguna es una de las exclusivas más fuertes de la Switch y verdaderamente revoluciona todo lo que conocíamos de la saga Smash. No solo junta a jugadores viejos y competitivos, sino que logra integrar a nuevos y casuales que apenas se unen a la franquicia.

Comentarios

comments