Por Tamashi |

“La innovación distingue a un líder de un seguidor”. (The Innovation Secrets of Steve Jobs, 2001)

ashton-kutcher-as-steve-jobs

Steve Jobs fue, sin duda, una figura icónica del mundo tecnológico. A pesar de que muchos haters dicen que Apple realmente no inventó nada, sino que recicló ideas de otras empresas (ver video), actualmente la millonaria compañía de la manzana es una de las más importantes a nivel internacional. ¿Cómo comenzó todo? En el garage de la casa de los padres adoptivos de Jobs (Ashton Kutcher) en Palo Alto California durante la década de los años 70.

Por falta de dinero, Steve tuvo que abandonar sus estudios en Reed College; sin embargo, gracias al gran apoyo que recibió de su amigo Steve Wozniak (Josh Gad) –a quien muchos consideran el verdadero genio detrás de Apple– y al inversionista Mike Markkula (Dermot Mulroney), Jobs pudo echar a andar su negocio de computadoras personales, junto con sus amigos Daniel Koffte (Lukas Haas) y Bill Fernández (Victor Rasuk) a finales de los setenta.

Apple Computer Company (Jobs eligió apple porque la manzana simboliza la creación y porque era fan de The Beatles, quienes fundaron Apple Records en 1968) se enfrentó a bastantes problemas en sus inicios porque en 1977 la gente “común” no usaba computadoras. Por ello, es admirable la tenacidad, el liderazgo y la visión empresarial del prodigio de Jobs, quien nunca se dio por vencido y siempre creyó en sí mismo.

El ataque de los ‘nerds’

En el filme, se retrata a un Jobs que va evolucionando a lo largo de los años. De ser un joven universitario muy brillante y “hippie” – apasionado por la caligrafía, el diseño, el budismo, las drogas, las mujeres y por pasear por los jardines de la escuela descalzo–  al final vemos a un hombre maduro, con una mejor perspectiva sobre los negocios y sobre cómo manejar una empresa de tal magnitud. Además, Jobs no fue siempre una persona amable ni considerada. Su excesivo perfeccionismo y mal carácter provocaron que su amigo “Woz” abandonara Apple (no renunció cara a cara como se muestra en la película) y que lo despidieran de su propia compañía en 1985.

Ashton Kutcher and Josh Gad in Jobs

Si tenía tantos enemigos ¿cómo es que once años después regresó a ser el CEO de Apple? Simple. Apple estaba en crisis y necesitaba que Jobs volviera a tomar las riendas, pero él ya no era el mismo de antes. Un punto débil de la película es que se omitió información acerca de la vida de Jobs de 1985 a 1996. Sólo se menciona, de manera muy general, que él creó NeXT y que formó una familia con Laurene Powell. No se habla sobre qué lo hizo cambiar para dejar de ser un hombre tan duro, grosero, egoísta y apático. Tampoco se menciona que en 1986, a un año de ser despedido de Apple, compró la división de gráficos por computadora de Lucasfilm, misma que más tarde se convertiría en Pixar, uno de los estudios más sobresalientes de la industria de la animación en el mundo (Jobs fue productor ejecutivo de Toy Story en 1995).

Otro punto negativo del filme es que, en palabras de Wozniak, se retrata a un Jobs “sobre glorificado”. En la cinta, se nos presenta a un Woz muy tímido, inseguro, gordo (Wozniak menciona que él era delgado de joven) y para nada visionario cuando, en realidad, él sí compartía las mismas ambiciones que su amigo de la infancia. La revista The Verge señala que Wozniak fue invitado a asesorar la producción de la película pero declinó participar, pues él y su esposa se sintieron aborrecidos después de leer el guión lleno de imprecisiones. No obstante, Wozniak sí aceptó colaborar en la versión de Aaron Sorkin, basada en la novela Steve Jobs de Walter Isaacson, la cual se estrenará el próximo año.

Jobs me recordó un poco a La red social (The social network, David Fincher, 2010), donde se relatan los inicios de Facebook y la vida de Mark Zuckerberg, su creador. ¿Qué tienen en común Zuckerberg y Jobs? Visión, ambición y habilidad para juntarse con la gente correcta. En el caso de Zuckerberg, él quería desarrollar un medio donde la gente pudiera compartir información (“I wanted to create an environment where people could share whatever information they wanted“. Fuente: An open letter from Mark Zuckerberg) y, al igual que Jobs, Mark era (o es) un nerd y un inadaptado social. Steve Jobs, por su parte, quería que la tecnología estuviera al alcance de todos. Incluso al alcance de ‘una abuelita de Nebraska’, como se menciona en la película. Por tal motivo, creó una interfaz gráfica sencilla de manejar y se preocupó porque el diseño de sus computadoras fuese atractivo (“Para mí, nada es más importante en el futuro que el diseño. El diseño es el alma de todo lo creado por el hombre”), lo cual le trajo ganancias millonarias y el reconocimiento de la gente y de los grandes genios y empresarios informáticos.

Indudablemente, la imagen de Jobs, Wozniak y Apple ha sido un legado para todos los fans y geeks de las computadoras y hasta de la televisión. En un capítulo de Malcolm el de en medio, la familia del joven genio (Frankie Muniz) hace una venta de garage y él intenta vender una computadora antigua (aparentemente es la Apple I), pero su hermano Reese (Justin Berfield), al no saber que se trataba de algo valioso, la destruye. Igualmente, en The Big Bang Theory, Sheldon Cooper (Jim Parsons) se refiere a Wozniak como “The Great and Powerful Woz” (“El gran y poderoso Woz”) y lo señala como uno de sus 15 visionarios favoritos. Incluso, le pide que le firme su Apple II cuando se lo encuentra en The Cheesecake Factory.

Desafortunadamente, Jobs murió el 5 de octubre de 2011, después de 8 años de luchar contra el cáncer pancreático. Este comercial comparte su pensamiento y es, a la vez, uno de los más memorables de Apple:

¿Recomiendo este filme? Por tratarse de un personaje trascendental, legendario y sumamente conocido, ya sabemos de qué va la película y cómo terminará. A mi parecer, me hubiera gustado que se contara la biografía de Jobs de manera no lineal y no cronológica (como la biopic de la cantante francesa Edith Piaf, en La vie en rose) para hacerla menos predecible y para que el espectador pudiera ir comparando al Jobs del pasado con el del presente. Además, hubiera sido enriquecedor ver cómo fue su infancia y cómo se conocieron él y Wozniak. Sin embargo, a pesar de que se nos presentan hechos que nunca ocurrieron (o que no pasaron de la forma en que se relatan en el filme) y a que se omitieron partes relevantes de la vida del genio de Silicon Valley, la cinta no es mala.

Es destacable la actuación y caracterización de Ashton Kutcher, en especial cuando ya es un Jobs avejentado, y la película es un buen material para reflexionar y analizar cómo un hombre de origen humilde, que ni siquiera terminó sus estudios universitarios (como Zuckerberg y Bill Gates), se convirtió en una de las personas más influyentes del mundo y en un factor de cambio para la sociedad, pues le pese a quien le pese, Jobs revolucionó, para bien o para mal, la industria tecnológica (iMac, iPad), musical (iTunes, iPod) y telefónica (iPhone). Es un claro ejemplo del sueño americano.

"Aquellos que están lo suficientemente locos para pensar que pueden cambiar al mundo, son los que realmente lo hacen."
“Aquellos que están lo suficientemente locos para pensar que pueden cambiar al mundo, son los que realmente lo hacen.”

¿Y cómo está Apple sin Jobs?

El CEO de Apple actualmente es Tim Cook, quien fue la mano derecha de Jobs por muchos años. Los amantes de la tecnología mencionan que, tras la partida de Steve Jobs, a Apple le ha faltado innovación creativa: “(No) se ha concretado la televisión Apple que unifique en uno todos los aparatos y sus controles remotos actualmente necesarios para la televisión inteligente… Sin mencionar al iPhone 5c, que es igual que el 5 pero con una carcasa de plástico para abaratar costos.” (Fuente: elnacional.com).

Entonces, ¿es Apple la mejor marca en tecnología? Las pantallas de muchos teléfonos Android (como los Motorola) son más grandes que las del iPhone. Además, las aplicaciones de Android pueden actualizarse automáticamente y la calidad de imagen de sus cámaras es superior. Por lo tanto, la competencia de tablets y smartphones se ha vuelto tan difícil (algunos expertos consideran al Samsung Galaxy S como un “iPhone Killer”), que es muy probable que los que teléfonos con el sistema operativo Android de Google puedan dominar el mercado si Apple deja de innovarse y de mejorar la calidad de sus productos.

Si quieren saber más acerca de la vida Steve Jobs y del surgimiento de dos de las empresas más importantes del mundo computacional (Apple y Microsoft), les recomiendo ver Los piratas de Silicon Valley (The pirates of Silicon Valley, Martyn Burke, 1999).

Piensen diferente.


FICHA TÉCNICA

Título original: Jobs

Director: Joshua Michael Stern

País: Estados Unidos

Año: 2013

Duración: 122 minutos

Reparto: Ashton Kutcher, Dermot Mulroney, Josh Gad

Comentarios

comments