Oh boy!, amigos míos, por fín llegó a Netflix la segunda temporada de Titans. Si les soy honesto no esperaba nada de esta serie; es más, estaba listo para ver cómo la crítica o los fans la destruían pero me dieron un buen cachetadón con guante blanco y me cerraron el hocico bien bonito. Tal fue mi gusto por la serie que esperé paciente y ansioso por la 2da parte pues el final de temporada nos dió un vistazo a la llegada de Trigon y a los nuevos titans: Superboy y Krypto, y ni qué decir de quién será la nueva amenaza, un enemigo clásico en los cómics de este equipo de superhéroes y de los pocos villanos que puede sostener una batalla mano a mano contra Batman. Así es, amigos, hablo del mismísimo e inigualable Deadpo… digo Deathstroke. Pero bueno, antes de que siga hablando maravillas de esta temporada, les diré lo bueno y lo malo de la misma.

Lo Bueno

Las actuaciones siguen siendo de calidad como en la primera temporada, se nota cierta madurez en todos los personajes y los nuevos dan una muy buena primera impresión.

ESTE PUNTO CONTIENE UN SPOILER, SI NO LO QUIERES VER, VE DIRECTO AL SIGUIENTE

Esta temporada aparece por fin Bruce Wayne interpretado por Iain Glen (Game of Thrones) y déjenme decirles que es la mejor versión live-action del playboy billonario, es algo que jamás se había visto pues ahora funciona como un mentor para los Titans y como una alucinación para el arco argumental de Dick Grayson.

La forma en la que introducen a los nuevos personajes es muy buena y queda de forma natural para que la trama fluya bien y sin rodeos. En especial la introducción de Krypto y Superboy, es de los mejores puntos de la 2da temporada.

Los trajes de los Titans son un deleite visual, en especial para los fans de los cómics. Lo más fuerte es definitivamente la forma en que se desarrolla esta temporada, se los pondré en dos palabras: Total mindf**k! Y ni hablar de Deathstroke, es simplemente exquisito ver su historia y la forma en la que enfrenta a nuestros protagonistas.

Lo Malo

Como he dicho tantas veces, no todo es miel sobre hojuelas, pues hubo un cierto downgrade en los efectos especiales y me enfoco sobre todo en la transformación de Beast Boy a tigre en los últimos episodios.

Otro punto negativo es que hay varios episodios que parecen una mala copia de Riverdale porque se enfocan mucho en el drama adolescente/amoroso de algunos Titans, lo cual no tiene nada de malo, en lo personal adoro Riverdale, pero se llegan a sentir forzados y no quedan bien con el ritmo de la serie, ese es el problema.

Otro punto negativo definitivamente fueron el primer episodio y el cierre de temporada. La forma en que derrotan a Trigon simplemente te hace decir “¿Es neta?” y ni hablar del último episodio, lo peor de todo es que la batalla final iba bien pero no, tenían que forzosamente meter algo que le diera más drama al asunto y se sintió tan fuera de lugar que deja un sabor de boca extremadamente agridulce.

Veredicto Final: 8.3 Muy Buena / ¿Pa’ cuando la 3era?

La verdad esta temporada tuvo muchas más cosas buenas y referencias que la anterior sin embargo falló en un aspecto importante: el primer y último episodio.

Me atrevo a decir que son los más flojos de toda la temporada. Sin embargo la recomiendo sin duda alguna a todas aquellas personas que esperaban con ansias la 2da temporada porque esta se pone muy buena en escenas de acción y una trama profunda.

Ahora a esperar ansioso de veras la 3era temporada.

Dato curioso:

En esta temporada dejaron que el público decidiera el destino del nuevo Robin (Jason Todd), esto es una referencia a la misma dinámica que DC hizo a finales de los años 80 cuando los lectores tuvieron la misma elección pero en esta eligieron su muerte. ¿Qué habrán elegido los televidentes en esta ocasión?

Comentarios

comments