J1

(Revisión a la revisión que ya había hecho con anterioridad en mi ex blog)

La siguiente es la reseña sobre una película con final muy predecible,  con un tratamiento poco predecible y con zombis, bueno, sólo uno, el más famoso del mundo. Con ustedes, Jesucristo Súperestrella. Con cariño de la Infanta Ara de Aragón.

Director: Norman Jewison

Año: 1973

Duración: 108 minutos

Resulta que allá en tiempos de Nuestro señor Jesucristo, más exactamente en el año 33 DC (después de Cristo) o como dirían en los países del bloque comunista NE (de nuestra era) o como a usted, estimado lector, le acomode más; había un muchacho con muy buenas ideas y pura buena onda pero con pocos elementos para llevarlas a la práctica a nivel masivo, por lo que se lanza en una cruzada para demostrar que es el hijo de Dios… sí, está difícil pero pues eso quiere, además enseña cosas como amor al prójimo y el odio a los mercados de segunda en los templos.

J3

En su misión, nuestro protagonista, llamado Jesús de Nazaret, a quien le dicen El nazareno, es acompañado por 12 “fieles” apóstoles; uno es Pedro, otro es el mala onda y no sé quiénes son los demás, pero viajan para difundir la palabra del Señor (Dios); esto no le gusta a todo mundo, sobre todo porque hay quienes creían ya tener acaparado el mercado de lo divino: los fariseos, líderes espirituales de los judíos, no piensan compartir lo místico con Jesús.

El nazareno, dispuesto a luchar va por ahí con amor y milagros para todos, ganando así gran cantidad de adeptos, situación que posteriormente le hará ganar gran cantidad de azotes, la muerte  y la posterior resurrección.

J4Jesucristo Súperestrella es la ya conocida historia del mesías, pero tiene una importante diferencia, éste es un musical, por lo que las enseñanzas de la película no sólo se circunscriben a tópicos espirituales, sino que incluyen importantes lecciones de baile, estilo y canto aprobadas por el mismísimo Dios.

La historia nos muestra que es más fácil decir que hacer, que es más fácil hacer el víacrucis de Iztapalapa que un musical de Andrew Lloyd Webber, y que amar al prójimo es lo mejor que podemos hacer en este mundo de porquería.

Escenas que no te puedes perder:

  • Obertura
  • La rola de los fariseos
  • Jesús  se pone espeso en el templo

(Compren el disco, es doble)

Aquí el video de la obertura, genial, vale muchisisisisismo la pena.

Comentarios

comments