Todos los chilangos conocemos la historia de cómo dejó de existir Reino Aventura y con eso la historia sobre la llegada de una nueva era: la era Six Flags México. Hoy, 14 de abril, cumple 20 años de haber llegado al país. 20 años de adrenalina.

Como muchos de nosotros, Six Flags ha tenido que pasar su cumpleaños en medio de una pandemia, en solitario y con sus puertas cerradas, pero, cuando todo esto pase, podremos ir y subirnos, cuantas veces sea posible, a todas y cada una de sus atracciones, incluyendo la nueva CraZanity (el péndulo más alto del mundo que alcanza 50 metros sobre el aire).

Quienes hemos crecido de la mano de Six Flags hemos visto la llegada y la partida de muchas, muchas atracciones, teatros, festivales, espectáculos, desfiles y personajes. ¿Quién no ha asistido un día cualquiera esperando ver el desfile de personajes de DC o a los Looney Tunes o ha comprado boletos para las atracciones de miedo de un Festival del Terror? Inolvidables e impactantes son los juegos de luces que cada temporada navideña se apoderan del parque en Christmas in the Park o la cercanía del carnaval con  Mardi Gras.

Durante estos 20 años, la icónica montaña rusa de Reino Aventura ha permanecido en su sitio, imponente, atrayente, extrema y con el don de hacer que le duela la espalda, cuello, hombros o cualquier parte del cuerpo a cualquiera que se suba en ella; sin embargo, como todo: renovarse o morir. Al llegar Six Flags a la administración del parque, era hora de darle una nueva vida. Y la mítica montaña rusa se volvió una steel coaster (con alma de madera y vías de acero) en 2014.

Sin duda alguna, la atracción por la que el 90% de los visitantes acude a Six Flags es Superman el último escape. La montaña rusa con una altura de 67 metros (equivalente a un edificio de 20 pisos) y una velocidad de 120 k/h no es apta para los débiles de carácter.

Las 3 torres que conforman el Kilahuea también representan un gusto para los que tienen el espíritu con más necesidad de adrenalina, pues la caída libre de 61 metros no es para todos. Para mí, por ejemplo, que casi lloro las dos veces que fui obligada a subirme.

Parece que el parque sólo piensa en los más grandes, pero no. En 2019 abrió 2 zonas infantiles con 13 atracciones nuevas para los pequeños adictos a la adrenalina.

Six Flags nos ha dado horas de diversion (y de filas de espera para subir a un juego que dura 3 minutos o menos), adrenalina y excelentes momentos con los amigos o familia que disfruta de la adrenalina tanto como tú.

Cuando la cuarentena acabe y el parque vuelva a abrir, no olvides subirte en el primer vagón del carrito en el Superman: el último escape para una experiencia cardiaca.

Comentarios

comments