Los live actions de Disney son como una montaña rusa porque mientras hay buenos como El Libro de la selva, hay otros que pasan sin pena ni gloria como Dumbo y honestamente yo creí que Aladdin iba a ser el mismo caso y más con el tráiler en donde nos mostraban a Will Smith como el Genio ─todavía siento un poco de cringe cuando lo veo…─ ¡Vaya que me equivoqué horriblemente y me cerró la boca este peliculón! Sé que muchos de ustedes ya saben de qué va la peli, pero pondré la trama porque puede que haya gente que no sepa de qué trata.

Sinopsis:

En el reino árabe de Agrabah hay un joven ingenioso que roba para sobrevivir llamado Aladdin (Mena Massoud) quien por azares del destino en el mercado del reino se encuentra con la princesa Jasmín (Naomi Scott) de quien se termina enamorando; pero todo es arruinado por el malvado Visir Jafar (Marwan Kenzari) quien envía a Aladdin a la Cueva de las Maravillas a robar una lámpara mágica, la cual contiene a un carismático genio (Will Smith) quien ayudará a Aladdin a conquistar a Jasmín.

Lo bueno:

Las canciones son el punto más alto de la película, son fantásticas y me atrevo a decir que son mejores que las originales. Los actores que interpretan a Aladdin y Jasmín tienen una química increíble además de ofrecer unas actuaciones sublimes. La cueva de las maravillas y Agrabah son simplemente espectaculares, se ven increíbles.

Lo mejor de toda la película es sin duda alguna el genio, interpretado por Will Smith, porque no trató de imitar lo que Robin Williams hizo en la versión animada, sino que creó su propia versión del personaje haciéndolo divertido, carismático e incluso mejoró la parte de las “áreas grises” que existen en los deseos y no puedo irme sin mencionar su versión de Friend like me, no tengo palabras para describir cuánto la disfruté.

Lo malo:

La escena en donde Aladdin es perseguido por guardias es musical (al igual que en la peli original), el problema es que al ser live action toma un tono que me gusta llamar “highschoolmusicalesco” que es cuando todos repentinamente (no importa si son buenos o malos), se ponen a cantar y, francamente, se llega a ver ridículo a comparación del resto de escenas musicales. La nueva canción de Jasmín se siente de más y hasta cierto punto forzada, no aporta nada a la trama y francamente pudo no haber estado en el corte final.

Esta versión de Jafar sufrió un downgrade súper notorio, y no solo por la voz de silbato del actor, sino porque ya no es imponente. Incluso su contraparte animada, hasta cierto punto, daba miedo. Este, por otro lado, llega a dar risa.

Veredicto Final: 9.0 Genial/ Imperdible

Yo no soy fan de los live actions de los clásicos de Disney ─y menos después de la de Dumbo─, pero después de ver esta gran película, le tengo esperanza a los próximos filmes. Mientras, esperamos que no se pierdan este peliculón.

Comentarios

comments